Actualidad

Nota de prensa

Broto garantiza mantener la percepción del IAI mientras se resuelven “las dificultades” en el reconocimiento del Ingreso Mínimo Vital

Broto garantiza mantener la percepción del IAI mientras se resuelven “las dificultades” en el reconocimiento del Ingreso Mínimo Vital
La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales ha comparecido ante el órgano sectoria de las Cortes de Aragón a petición de Ciudadanos para informar sobre la tramitación y la percepción de la nueva prestación estatal sobre cuya gestión la responsable de la DGA habría deseado “mayor eficacia y rapidez”

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha reconocido las dificultades que está presentando el proceso de reconocimiento ante la Seguridad Social de las prestaciones del Ingreso Mínimo Vital (IMV), pero ha asegurado el mantenimiento de la prestación aragonesa hasta que sus perceptores vean reconocido el derecho estatal. Así lo ha afirmado durante su comparecencia en la Comisión de Ciudadanía de esta mañana con la que ha atendido el requerimiento formulado por Ciudadanos. 

“Nos gustaría que el IMV se hubiera tramitado con más eficacia y rapidez”, ha asumido Broto. Frente a esos problemas, ha destacado que Aragón haya sido la primera Comunidad autónoma en aprobar un decreto para transformar el ingreso autonómico en complementario “porque llevábamos tiempo trabajando en ello y nuestro propósito es que nadie se quede atrás”. 

Para cumplir con ese compromiso, la responsable del Departamento ha recordado la instrucción del director gerente del IASS del pasado mes de julio por la que se prolongaba el periodo de solicitud de la prestación estatal hasta el próximo quince de septiembre y, en todo caso, se comprometía a traspasar de oficio a la Seguridad Social los expedientes de los beneficiarios de la renta aragonesa sin necesidad de requerir su autorización. Durante este periodo, han percibido el IMV 1.966 aragoneses. Un trámite en el que la consejera ha asegurado que a los perceptores del ingreso aragonés de inserción se les ha garantizado tanto seguir percibiendo la ayuda en caso de ver denegada su solicitud estatal como la cuantía de la prestación recibida hasta ese momento en el caso de que fueran inferior.

En tanto se canalizan las demandas de prestaciones de la ayuda estatal, la consejera, que ha también ha reconocido la “prisa” que la DGA se dio en tramitar la reforma del IAI, pero “por su preocupación para que esta ayuda sirviera de acompañamiento a la nacional”, ha llamado la atención sobre el hecho de que junio fue el mes que más prestaciones del ingreso aragonés de inserción se pagaron (7.419 ingresos en la última y más reciente nómina como último y más reciente dato y 8.017 beneficiarios en el penúltimo periodo) y ha señalado su “preocupación” de cara al futuro por los “procesos de inclusión de carácter social y laboral de aquellos aragoneses en situación de pobreza severa.  

Como diputada del grupo proponente de la comparecencia, Loreto Camañes le ha preguntado directamente a la consejera qué está ocurriendo para que “el IMV no esté llegando a quienes más lo necesitan” y le ha pedido que garantice “que ningún aragonés se va a quedar sin recursos”. La parlamentaria ha descrito las “dramáticas” circunstancias que viven muchas familias aragonesas en las que los efectos de la pandemia están provocando “angustia, incertidumbre y miedo” y ha achacado “falta de coordinación y consenso entre administraciones” a esta iniciativa que por otra parte está “saturando y sobrepasando” a los trabajadores de la Seguridad Social, “que reconocen el bajo número de expedientes tramitados”.   

Pilimar Zamora (PSOE) ha calificado de “histórica” la medida de implantar un ingreso mínimo estatal “frente a las políticas de recortes” que supone apostar por la protección social “para que de esta crisis salgamos todos juntos” corrigiendo “las desigualdades” existentes entre las diferentes comunidades autónomas.    

Marián Orós (PP) ha calificado la gestión del IMV de “caos” y “timo” por haberse tramitado únicamente un quince por ciento de las solicitudes, la mayoría finalmente denegadas. Y ha planteado qué ocurre con las siete mil familias aragonesas que no tienen resuelta su petición y ya no pueden acceder al IAI, que ha pedido recuperar. Además, le ha requerido que asuma la gestión del IMV  “porque lo hará mejor”. 

Erika Sanz (Podemos EQUO Aragón) ha pedido asumir “el atasco considerable” existente en la tramitación del ingreso mínimo vital “por trabas burocráticas, la falta de coordinación entre administraciones y la falta de personal” y se ha reafirmado en su voto a favor de tramitar el Decreto del IAI como proyecto de ley. 

Carmen Martínez (CHA) ha advertido la dificultad de poner en marcha una prestación en quince días y ha considerado que a la consejera únicamente se le pueden pedir explicaciones sobre el número de prestaciones que reciben los aragoneses y si alguno de ellos ha dejado de percibir el IAI por alguna disfunción con el ingreso estatal. 

Santiago Morón (Vox en Aragón) ha rebajado el ingreso mínimo estatal a una medida “de propaganda” del Ejecutivo central para reformar las prestaciones y, de paso, “de tapadillo y sin consenso”, acabar con la caja única de la Seguridad Social y ha asegurtado que ello ha provocado “un efecto llamada” a la inmigración ilegal. 

Desde la bancada del PAR, su diputada Esther Peirat ha calificado de “loable” y de “oportuna en el tiempo” la medida implantada por el Gobierno de España, pero ha reconocido las dificultades que se están detectando en la tramitación de las solicitudes y ha considerado que las comunidades autónomas deben colaborar en su gestión. 

Por último, Álvaro Sanz (IU) ha compartido las críticas a la gestión del IMV y ha lamentado “la prisa” que hubo para derogar los ingresos mínimos autonómicos pese a considerarlos “compatibles”. Ha preguntado por los problemas técnicos detectados en la tramitación de los expedientes y por el número de prestaciones concedidas en agosto.

Notas de prensa relacionadas: