Actualidad

Nota de prensa

El ITA hace frente a la COVID-19 centrando su esfuerzo en las propuestas de financiación pública competitiva y reorientando su inversión a la innovación del ecosistema aragonés

El ITA hace frente a la COVID-19 centrando su esfuerzo en las propuestas de financiación pública competitiva y reorientando su inversión a la innovación del ecosistema aragonés
La directora del Instituto Tecnológico de Aragón, Esther Borao, ha comparecido en la Comisión de Ciencia, Universidad y Sociedad del COnocimiento a propuesta de la consejera Maru Díaz para hacer balance de su gestión desde la declaración del estado de alarma en un año en el que el instituto ha facturado 3,3 millones de euros hasta este pasado mes de julio y una oferta de ciento treinta nuevos proyectos y más de mil seiscientos servicios tecnológicos

La directora del Instituto Tecnológico de Aragón, Esther Borao, ha comparecido esta mañana en sede parlamentaria a petición de la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, con el objetivo de informar sobre las actuaciones impulsadas en relación con la COVID-19, un “serio contratiempo” que ha obligado a un cambio en las “líneas de rumbo” del organismo y que, a su juicio, debe hacer aún “más prioritario” si cabe el proceso de digitalización e innovación puesto en marcha.

En una primera aproximación, la responsable del organismo ha reconocido que la incidencia de la pandemia ha reducido las previsiones de negocio con la actividad privada, con una facturación que ha alcanzado los 3,3 millones de euros hasta este pasado mes de julio. “El crecimiento en algunos sectores ha permitido mantener las actividades en niveles similares a los de 2019”, ha apuntado. Además, el ITA ha ofertado ciento treinta nuevos proyectos y ha prestado 1.665 servicios tecnológicos, con un nivel de oferta de 5,5 millones de euros, “algo inferior que otros años”, ha matizado.  

Ante el enfriamiento de la iniciativa privada, Borao ha explicado que el Instituto ha realizado “un gran esfuerzo” en la preparación de cincuenta y cuatro propuestas de financiación pública competitiva a nivel nacional, de las que dieciséis ya han sido aprobadas y veintitrés están pendientes de una respuesta, con un retorno de un millón cien mil euros. También han presentado medio centenar de propuestas al programa de investigación e innovación europeo H2020, de las que once han sido aprobadas y otras dieciocho esperan respuesta, con un retorno económico que ha cifrado en 3,4 millones de euros. 

Otra decisión  determinante ha sido la de “participar en la estrategia de recuperación económica y social” de la región a través de la puesta en marcha de programas como los bonos tecnológicos (financiados al cincuenta por ciento hasta diez mil euros) para la homologación de nuevos productos; el programa INNOIDEA, de apoyo a emprendedores tecnológicos para acelerar su desarrollo y las Unidades Mixtas de Innovación (UMIs), que aúnan el trabajo de funcionarios de la DGA y del ITA en tecnologías como el ‘big data’ y el ‘blockchain’ para la digitalización de la Administración. “Decidimos con el Departamento que no era un año para invertir en ItAINNOVA, sino de hacerlo en el crecimiento en innovación del ecosistema aragonés por lo que utilizamos los recursos para activar estos programas”, ha explicado la directora del ITA. 

Borao también ha dado cuenta del trabajo desarrollado durante estos complicados meses de pandemia en beneficio de la sociedad aragonesa con iniciativas como la puesta en marcha del grupo de Telegram “coronavirus-ITA” conectado con el del grupo de ‘makers’, la colaboración con varias empresas como Podoactiva, el apoyo a diversas iniciativas para la construcción de respiradores, de las que ha destacado la impulsada por Jorge Cubeles, Luis García y BSH, los ensayos con diferentes tejidos para material de protección frente a la COVID-19 en colaboración con Sanidad y el apoyo y asistencia prestados a los ‘makers’ para el montaje de más de cinco mil viseras de protección.  

En el turno de los grupos, la socialista Carmen Soler ha destacado el papel del ITA como un “instrumento de dinamización” de la economía local en una crisis como la presente por su labor en pos de la mejora del conocimiento, la tecnología y la digitalización, como las unidades mixtas de innovación.

Por el PP, María Pilar Gayán ha felicitado a Borao y su equipo por la labor desarrollada por el ITA como “cabeza tractora” del territorio y ha agradecido la “transparencia y difusión” de sus actividades en estos meses, pero se ha planteado cómo afectará la crisis a su práctica autofinanciación actual. 

Beatriz Acín (Ciudadanos) ha formulado una batería de cuestiones sobre iniciativas como la desarrollada por los ‘makers’ con motivo de la pandemia, de quienes ha planteado hacer un censo y otorgarles un reconocimiento, así como el centro de tecnología proyectado en Walqa y el de innovación digital o el anuncio de convertir a Aragón en un hub farmacéutico. 

Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha defendido que la labor de investigación y digitalización desarrolladas por el ITA deben ser “un prioridad” para las sociedades modernas y ha pedido más información sobre las acciones urgentes no previstas para este año que el instituto ha puesto en marcha con motivo de la COVID-19.  

Isabel Lasobras (CHA) ha agradecido la labor del instituto en el contexto actual de grave crisis que está llevando a muchas empresas a sufrir serias dificultades y porque ha considerado que “es momento de encontrar nuevas oportunidades e innovar,” ha preguntado por la labor de asesoramiento y enseñanza  al sector empresarial. 

Desde Vox en Aragón, Marta Fernández ha alabado “el esfuerzo” realizado ante una situación “intempestiva” y se ha interesado por cuestiones como las unidades mixtas de innovación, las iniciativas para construir respiradores y el bot puesto en marcha en Telegram, además de volver a solicitar una visita organizada de la Comisión al Instituto.  

Por último, Jesús Guerrero ha calificado la acción del ITA como un “factor de lanza disruptivo” que convierte a Aragón en una referencia y, en su opinión, debe ayudar a que la Administración sea “más eficiente” y que las empresas consigan ser “más competitivas”.

Notas de prensa relacionadas: