Actualidad

Nota de prensa

El Plan Retorno Joven Aragonés se reorienta para asesorar a los jóvenes emigrados ante la incertidumbre generada por la pandemia y convence del regreso a 157 aragoneses

El Plan Retorno Joven Aragonés se reorienta para asesorar a los jóvenes emigrados ante la incertidumbre generada por la pandemia y convence del regreso a 157 aragoneses
El director del Instituto Aragonés de la Juventud, Adrián Gimeno, ha comparecido a instancia de la consejera María Victoria Broto en la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales, donde ha destacado la capacidad de adaptación un programa al que hasta el mes de agosto se habían adherido ciento once empresas y que pretende convertirse en un servicio permanente

El director del Instituto Aragonés de la Juventud, Adrián Gimeno, ha subrayado esta mañana en las Cortes el esfuerzo realizado para “replantear” el Plan Retorno Joven Aragonés hacia un servicio de asesoría legal y financiera para los jóvenes emigrados que, durante estos meses, han vivido “momentos complicados” y que, en muchos casos, han visto “alterados” sus proyectos de vida por la crisis de la COVID-19, porque se han visto obligados a retornar a la casa familiar o a posponer un regreso ya previsto. 

Así lo ha señalado durante su comparecencia en la Comisión de Ciudadanía, solicitada por la consejera María Victoria Broto, para hacer un balance del citado programa, que hasta agosto ha logrado el regreso a su tierra de 157 aragoneses del total de 440 usuarios, y al que se han adherido ya 111 empresas, cifras que mejoran los datos registrados en todo el año 2019.

Los perfiles más repetidos entre esos jóvenes retornados están los de investigador, “el de mayor dificultad”, según ha señalado Gimeno, por depender de la oferta pública y por su diversidad formativa; los dedicados al sector sanitario-social, atraídos por la demanda de personal en residencias y centros sanitarios y que, según ha destacado el director del IAJ, “también han valorado el poder aportar a su tierra en un momento difícil”; así como los profesionales de la ingeniería y el márquetin. 

Además de contar con un código especial en el INAEM (el 08) para gestionar su reinserción laboral, el Plan Retorno Joven Aragonés les ha prestado servicios de asesoría y traducción legal para cuestiones como la movilidad internacional durante el periodo de los diferentes estados de alarma declarados por los países, consejos en el área fiscal, como impuestos, cierre y traslado de cuentas bancarias o la apertura y cierre de empresas, así como la asesoría jurídica gratuita del programa del Carné Joven en materia de EREs, despidos y paro, devolución del importe de billetes de viaje y movilidad. 

Por último, Gimeno ha avanzado que trabajan ya en la evaluación intermedia del Plan pensando en una “obvia readaptación”  para adaptar las acciones a la demanda del mercado laboral, que pretenden conocer mediante varios informes encargados a los agentes sociales, así como la próxima iniciativa de los “Desayunos con retornados” para que los grupos parlamentarios y las empresas debatan los aspectos que se pueden mejorar de un plan que nació con una vigencia de cuatro años y que ahora se plantea fijar como un recurso permanente dentro del IAJ al servicio de la juventud. 

En el turno de los grupos, Pilimar Zamora (PSOE)  ha considerado “muy positivo” hablar del retorno de los jóvenes en un momento como el actual, que ha obligado a “reorientar” un plan que muestra el compromiso de no dejar a ningún joven en el camino. Marián Orós (PP) ha reclamado datos sobre el retorno de investigadores, predoctorales y emprendedores, los señalados como “focos prioritarios”, así como el número exacto de retornados hasta septiembre y el trabajo del observatorio. 

Por su parte, Loreto Camañes (Ciudadanos) ha pedido conocer la difusión en los foros internacionales, las actuaciones realizadas con Economía, los perfiles que las empresas demandan, cuántos de los 147 retornados están trabajando y cuál es el presupuesto del IAJ. Erika Sanz (Podemos EQUO Aragón) ha mostrado sus dudas sobre “las expectativas de futuro” de los que vuelven ante la precariedad laboral existente, porque el emprendimiento “no es la solución” y ha preguntado por los perfiles más recurrentes.  

Desde CHA, Carmen Martínez ha opinado que el plan surgió porque desde 2008 “se habían hecho mal las cosas” y ha destacado la importancia de que la gente note que su tierra “no se olvida” de ella. David Arranz (Vox en Aragón) se ha mostrado favorable a esta iniciativa y no le han extrañado las cifras “no muy altas” por “la imagen” que está dando el país en el exterior. Por último, para Esther Peirat (PAR), “los datos hablan por sí solos” y cuando las empresas “se interesan” por los proyectos es que las cosas funcionan.

Notas de prensa relacionadas: