Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes de Aragón impulsan al Gobierno autonómico para que modifique el decreto de purines a fin de favorecer el desarrollo del porcino en la región

Las Cortes de Aragón impulsan al Gobierno autonómico para que modifique el decreto de purines a fin de favorecer el desarrollo del porcino en la región
Los votos favorables de PP, Ciudadanos, Vox en Aragón y PAR, con las abstenciones del resto de grupos, han hecho prosperar una iniciativa defendida por el diputado Ramiro Domínguez para ampliar el plazo de presentación de la documentación, en una sesión de la Comisión de Agricultura que también ha debatido sobre los cupos de caza

El Parlamento autonómico ha acordado instar al Gobierno de Aragón a introducir varias modificaciones en el Decreto 53/2019 que regula la gestión de estiércoles para facilitar el desarrollo del sector del porcino en aquellas zonas de la región que no se encuentren ya saturadas. Entre las medidas reclamadas, a través de un texto de impulso de Ciudadanos, se encuentran la simplificación administrativa y la ampliación del plazo para la presentación de la documentación, la actualización de las tablas sobre el volumen de estiércoles y la elección del año agrícola en detrimento del año natural que se sigue actualmente. 

La moción, debatida esta tarde en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y que traía causa de una pregunta formulada al consejero Olona en el último Pleno, ha corrido a cargo del diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez, quien ha defendido la idoneidad de las cuatro medidas de la propuesta, “una selección”, según ha confesado, de las veintitrés alegaciones que ha presentado al decreto la plataforma Agrica, que agrupa a las asociaciones de  Araga, Asaja, UPA, Ferebro, Cooperativas Agroalimentarias y Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón.

Para Domínguez, el sector del porcino, “la joya de la corona”, está viendo frenado su desarrollo por aspectos de la normativa autonómica como el mantenimiento de tablas “desfasadas” de los años noventa frente a los piensos actuales que presentan entre un veinte y un treinta por ciento menos de nitrógeno que en aquella época. La propuesta también insta a reducir la burocracia mediante la simplificación del programa de comunicación reduciendo el tiempo de elaboración y minimizando los riesgos en la comisión de errores. 

Desde las filas socialistas, Silvia Gimeno ha defendido la “firme apuesta” del Gobierno para “facilitar, impulsar y apoyar” el sector del porcino, pero ha apuntado la necesidad de mantener un “control estrecho” para “garantizar la salud pública y la protección de la naturaleza” así como la existencia de un plazo concreto. Por ello ha pedido la votación por separado, una demanda también formulada por CHA y el PAR que no ha sido atendida, pese a lo que ningún grupo ha votado en contra.  

Por el PP, Antonio Romero ha asegurado que en el sector hay incertidumbre por el “desconocimiento” que en muchos casos sigue habiendo sobre la validez de los documentos presentados y pedido “facilitar” el intercambio de purines en zonas limítrofes entre regiones (en referencia a Aragón y Cataluña) y tomar como referencia el año agrícola. En el caso de Podemos EQUO Aragón, Nacho Escartín ha considerado que el plazo ya se ha ampliado este año por la pandemia, que las tablas ya se están actualizando y que el propósito de simplificar la carga burocrática es “ambiguo”. 

La postura de CHA la ha fijado Joaquín Palacín, quien se ha mostrado en desacuerdo con los dos primeros apartados y ha asegurado que en el resto ya trabaja la DGA. Desde Vox en Aragón, Santiago Morón ha respaldado la propuesta porque supone “agilizar” trámites administrativos sin coste alguno para apoyar al pujante sector del porcino. Por último, desde el PAR, Esther Peirat ha mostrado sus dudas sobre la seguridad jurídica que supone ampliar un plazo sin fijar uno concreto y ha pedido eliminar el segundo punto sobre el año agrícola hasta acordar un periodo concreto. 

CUPOS DE CAZA

El órgano sectorial también ha debatido, y finalmente rechazado, una propuesta presentada por el popular Ramón Celma para aumentar los cupos de caza en aquellas zonas donde el exceso de población provoca daños en los cultivos agrícolas “hasta que se alcance un equilibrio que permita compatibilizar la gestión de la fauna silvestre con el desarrollo de las actividades agroganaderas”. La iniciativa también instaba al Ejecutivo autonómico a trasladar al Gobierno de España un listado de los municipios afectados por la superpoblación para solicitar reducciones en los módulos de IRPF de agricultores y ganaderos.  

Celma, que sólo ha recibido el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox en Aragón, ha pedido hacer frente al “descontrol” de la cabra para preservar los cultivos y frenar la peligrosa propagación de la sarna y, en referencia al conejo, ha apuntado la reciente supresión de los permisos de la caza con jaulas y la nocturna.   

Silvia Gimeno (PSOE) ha defendido que la DGA “no ha podido trabajar ya más” por este asunto, mientras que Ramiro Domínguez ha coincidido en el problema mayor de la sarna. Por Podemos EQUO Aragón, Nacho Escartín ha asegurado que el Gobierno ya trabaja en lo reclamado y que lo importante es consensuar una posición para la PAC. Desde CHA, Joaquín Palacín ha confesado no entender el propósito de la propuesta puesto que los cupos ya se han aumentado y se pueden aumentar más por daños agrícolas, a lo que Santiago Morón (Vox en Aragón) ha replicado que la situación “está lejos de seguir controlada” por lo que ha defendido intensificar las medidas. Y por último, Esther Peirat (PAR) ha insistido en la labor del Departamento para adecuar los cupos a las necesidades del campo. 

Notas de prensa relacionadas: