Actualidad

Nota de prensa

Trabajo constata el escaso aprovechamiento que los autónomos están haciendo de las líneas de financiación ofrecidas frente a la crisis

Trabajo constata el escaso aprovechamiento que los autónomos están haciendo de las líneas de financiación ofrecidas frente a la crisis
La directora general de Trabajo, Autónomos y Economía Social, compareciente en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo a petición de PP y Ciudadanos, ha considerado que la información sobre estas vías en favor de la liquidez de las empresas “no está circulando” entre los interesados pese a la “fuerte difusión” realizada

La directora general de Trabajo, Autónomos y Economía Social, María Soledad de la Puente, ha reconocido que las líneas de financiación dispuestas por el Gobierno de Aragón para dotar de liquidez a los autónomos frente a la crisis derivada de la pandemia no están funcionando como se esperaba, un comportamiento que a su juicio puede responder, “quizá”, a que los interesados “no están haciendo circular la información pese a la fuerte campaña de difusión que hemos hecho”.

De la Puente ha hecho esta consideración durante su comparecencia en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo a petición de PP y Ciudadanos, donde ha desgranado las medidas adoptadas para atender la principal demanda formulada por empresarios y autónomos para hacer frente a las obligaciones de pago y tributarias, sobre las que ha asegurado haber
hecho todo lo que estaba en su mano.

Pese a ello, la línea Covid-19 de Sodiar para aportar circulante, dotada en mayo con siete millones de euros, tan solo ha visto aprobadas setenta y cinco solicitudes por algo más de tres millones de euros. Una vía de la que al menos los beneficiados han valorado “la agilidad en la tramitación”, según ha destacado De la Puente. El gran bloqueo de dinero se ha producido en las líneas de inversión Covid-19, pensadas para la digitalización de las empresas y que contaba con una dotación de diez millones de euros, que sólo han atraído trece proyectos ya aprobados por un valor total de 494.000 euros. La línea de inversión tan sólo ha recibido un proyecto por un valor de 6.500 euros. “No sabemos por qué no ha funcionado porque al comienzo de la pandemia se nos trasladó las grandes dificultades que tendrían los empresarios para el reinicio de la actividad, con gastos no previstospara instalar mamparas, higienizar los locales y la ropa y controlar los aforos”, ha reconocido.

Por lo que respecta a Suma Teruel, de su línea de liquidez de seis millones de euros han salido aprobadas veintitrés solicitudes por 1,8 millones de euros y, en Avalia, de cuarenta millones de euros destinados a avales para operaciones de crédito y préstamos de entidades financieras vinculadas a inyecciones de liquidez, se han tramitado 319 operaciones por valor de casi veintisiete millones de euros. Cerrando el fomento de la liquidez, Sodiar ha acordado treinta y seis moratorias por una cifra cercana al medio millón de euros y Suma Teruel ha concedido veinticuatro por algo más de cuatrocientos mil euros.

Por último, la directora general ha informado de que se han tramitado 15.399 ERTEs que han afectado a 127.000 trabajadores y que permanecen vivos 12.870 expedientes. En cuanto a los EREs, se han gestionado diecinueve expedientes de extinción de empleo, de los que siete han sido por cese total de la actividad y otros siete han derivado de procesos concursales y que 20.503 autónomos en Aragón han solicitado la prestación por cese de su actividad.

Por los grupos proponentes de la comparecencia, Javier Campoy (PP) ha pedido a la directora general “honestidad, exhaustividad y rigor” ante el “viacrucis” que están viviendo muchos autónomos, con una última cifra de desempleo en Aragón de 76.710 personas, un veintidós por ciento más que hace un año, lo que ha “colapsado” el SEPE y se ha traducido en el descontento de la población, según reflejan ya las encuestas. Para Campoy, al margen de lo imprevisible de la pandemia, Aragón ya lideraba antes de marzo la caída de autónomos antes de marzo y tras nueve meses ha reprochado al Ejecutivo que no haya tomado ninguna medida “de relevancia” para aliviar la “sangría brutal” que está sufriendo este sector.

Javier Martínez (Ciudadanos) ha echado en falta un “plan de choque” para los autónomos porque, a su entender, esta crisis se va a alargar mucho en el tiempo, las formas de trabajo van a cambiar y tras caídas del sesenta por ciento en la facturación se ha preguntado qué vendrá después de los ERTEs si no es una “debacle”, una “segunda ola” para los autónomos, a los que como en 2008, se les puede volver a aparecer el fantasma de la morosidad. Y ante las cifras de aprovechamiento de las ayudas, ha considerado una equivocación las medidas adoptadas. “Han bloqueado diecisiete millones de euros y nos dicen que los empresarios no están haciendo uso de ellos y esto sucede, según ha asegurado, porque muchos no saben si sus negocios son viables.

Beatriz Sánchez (PSOE) ha asegurado que la prioridad del Ejecutivo ha sido “el empleo estable y de calidad” y de ahí las cuarenta medidas en favor de los trabajadores, entre las que ha destacado la concesión de liquidez a los autónomos, “principal necesidad” que estos le trasladaron. Erika Sanz (Podemos EQUO Aragón) ha resaltado las medidas adoptadas por el Ejecutivo para desplegar un “escudo social” frente a la crisis y ha reprochado que la empresa de Alumalsa haya recibido muchas ayudas y ahora decida irse y haya pasado de los ERTEs al ERE.

Joaquín Palacín (CHA) ha recordado que todos los grupos se mostraron de acuerdo en que el mayor problema de los autónomos era “la liquidez” y ha pedido al Gobierno “una reflexión” para dar con el motivo por el que no se han cubierto las cantidades ofrecidas. Marta Fernández (Vox en Aragón) ha hecho un repaso de la evolución de los datos de desempleo y se ha mostrado favorable a las ayudas para los autónomos, “la vacuna” para aliviar una situación que ha asegurado empeorará y traerá “más cierres”.

Notas de prensa relacionadas: