Actualidad

Nota de prensa

Cepaim Aragón reclama la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas para responder a la demanda no atendida de protección internacional

Cepaim Aragón reclama la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas para responder a la demanda no atendida de protección internacional
La responsable de la delegación aragonesa, Pilar Bernadó, ha recordado en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos que, según el Observatorio de Migración, Aragón acogió en 2019 a más de dos mil seiscientas personas, de las que sólo una parte testimonial vieron reconocida esta cobertura

La coordinadora autonómica de la Fundación Consorcio de Entidades para la Acción Integral con Migrantes (CEPAIM), Pilar Bernadó, ha instado a acabar con la “incertidumbre” generada por el anuncio del ministro de Inclusión Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, sobre la reforma del sistema de acogida de solicitantes de protección internacional mediante un diálogo fluido con las comunidades autónomas para determinar cómo será su gestión. Esta ha sido una de sus principales demandas durante su intervención en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón para exponer a los grupos parlamentarios la labor desarrollada por su fundación. 

Según ha explicado la responsable de la fundación, la reforma del ministro con la que pretende extender la fase cero del proceso de integración de los solicitantes del programa de protección internacional está provocando “incertidumbre” por la ausencia de una “interlocución” del Estado con las comunidades autónomas en una materia cuya gestión corresponde a éstas. “No sabemos quién lo gestionará, si habrá diecisiete modelos diferentes, si resultará mejor ser refugiado en una región que en otra o qué ocurrirá cuando un beneficiario desee trasladarse a otra región para trabajar”, ha ejemplificado.

Por ello, ha instado a la Dirección General de Migraciones, a la consejera Broto y al presidente Lambán, con cuyo Gobierno ha asegurado mantener una relación “excelente”, a “entablar conversaciones” con el Gobierno de España para resolver este problema porque, en todo caso, “el drama humano nos compete y hay que darle respuesta”, ha defendido. En este sentido, la coordinadora de Cepaim Aragón ha recordado que el Ministerio financió en 2019 con ayudas económicas algo más de diez mil peticiones frente a las más de cien mil demandas de protección internacional, mientras que en Aragón en el mismo periodo se acogieron a 2.654 personas, de las que calcula que una mínima parte vieron atendida su solicitud de protección internacional. 

Bernadó también ha destacado los talleres Sara de Cepaim para mejorar la empleabilidad de las mujeres en situación de vulnerabilidad mediante un programa que incide mediante tres fases en la motivación personal, la formación y capacitación y la orientación sociolaboral y el emprendimiento. “Es muy bonito porque ves el cambio de estas mujeres pero, a veces, también muy frustrante”, en referencia a reticencias de la sociedad como la de una directora de una ETT que descartó contratar a mujeres que vistieran el hiyab, una prenda cuyo derecho a lucirla ha ligado a “la igualdad de género” y “el empoderamiento de la mujer”.  

También ha expuesto la labor de la fundación, en coordinación con la DGA, en el programa 17 Plus para trabajar con menores extranjeros no acompañados, a quienes ha pedido “no demonizar” por el hecho de pertenecer a un colectivo. En su caso, se ha manifestado “muy satisfecha” por tener un grupo de chicos “fantástico” que se están formando y son “muy responsables”. Además, ha reivindicado que Cepaim es “casi la única entidad que trabaja bien el desarrollo rural”, un propósito para el que ha considerado imprescindible “mejorar las carreteras y llevar internet a los pueblos”.   

Por los grupos parlamentarios, Ana María Arellano (PSOE) ha deseado que la relación entre Cepaim y el Gobierno de Aragón siga siendo “excelente” y ha felicitado a la asociación por su aumento de personal y los reconocimientos recibidos del cuarto pilar y la ONU.

Desde el PP, José Antonio Lagüens ha alabado la labor del grupo de trabajo de Bernadó y le ha pedido su opinión sobre cuestiones como la política europea de migración y la gestión del ingreso mínimo vital y la prestación autonómica complementaria.  

Elisa Sacacia (Ciudadanos) ha lamentado que la sociedad desconozca “la gran labor social” que desarrolla Cepaim y ha considerado muy conveniente su apuesta por el desarrollo del mundo rural. Además, ha planteado qué hacer con aquéllos que se quedan sin protección.  

Por su parte, Nacho Escartín (Podemos EQUO Aragón) ha asegurado “avergonzarse” de la “Europa fortaleza” que se está construyendo frente al “éxodo forzado y nunca visto hasta ahora provocado por el sistema neoliberal” y ha reclamado un apoyo “extraordinario” para los menores inmigrantes no acompañados. 

Carmen Martínez (CHA) ha recuperado la preocupación de Bernadó por la “falta de cogobernanza” entre el Gobierno central y las comunidades autónomas y la ha extendido a la relación con Europa. Y también ha mostrado su preocupación por “los discursos del odio”.  

Desde VOX en Aragón, Marta Fernández ha hecho un repaso a los contenidos y servicios que la fundación ofrece en su página web y ha confrontado el alcance de términos como violencia de género, refugiados e igualdad de género con lo que piensa su grupo. 

Esther Peirat (PAR) ha destacado la coordinación entre la fundación, Servicios Sociales y la dirección general de Cooperación al desarrollo e inmigración y ha considerado una cuestión “de derecho” el acogimiento y la protección de las personas migrantes. 

Por último, Álvaro Sanz (IU) ha llamado a trabajar para resolver la situación de las personas que se encuentran en la fase dos pendientes de serles reconocido el acogimiento y ha destacado que la desigualdad muestra su “rostro más duro” con las mujeres.  

Notas de prensa relacionadas: