Actualidad

Nota de prensa

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria considera fundamental el cumplimiento de la normativa medioambiental para el desarrollo del porcino en Aragón

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria considera fundamental el cumplimiento de la normativa medioambiental para el desarrollo del porcino en Aragón
Enrique Novales ha explicado que la orden autonómica pendiente de publicación permitirá rebajar en un treinta por ciento los niveles de nitrógeno del purín respecto de las tablas nacionales de 1996 con el objetivo, según ha aclarado, de rebajar la saturación de las zonas que ya registran una gran concentración “y no para poner más granjas”

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Enrique Novales, ha considerado fundamental para el desarrollo del sector del porcino en Aragón que éste cumpla de manera estricta la normativa medioambiental, tal y como exige la Unión Europea y demandan los países que son principales clientes en el mercado internacional. Así lo ha defendido durante la comparecencia en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, que traía causa de la petición de PP para informar sobre el proyecto de orden por el que se modifican y designan las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias. 

Novales ha asegurado ser “muy consciente” de la mano de obra y la población que asienta el sector porcino en el medio rural,  pero ha explicado que ese empeño por “hacer compatible” su desarrollo con el respeto al medio ambiente atiende especialmente a las exigencias que llegan desde la normativa comunitaria, pero también de los países que son los principales clientes en el mercado internacional. “Países como China o Corea vienen a hacernos auditorías y su interés siempre se centra en cómo gestionamos la sanidad y el medio ambiente”, ha comentado. En ese sentido, ha advertido de que ciertos colectivos en contra de la ganadería intensiva esperan a ver cómo se regula la cuestión del nitrógeno para comprobar la rigurosidad del sector. “Debemos concienciarnos de la necesidad de hacer sostenibles las explotaciones y de concretar las zonas vulnerables porque tengo claro que la culpa no es del sector sino de siete u ocho empresas”, ha comentado. 

El director general ha justificado el desarrollo de la orden sobre la contaminación por nitratos después de que Europa “nos sacase los colores” y ha explicado que la consideración de zona vulnerable comenzó por el regadío y no contempló el secano, pero posteriormente se han visto obligados a considerar el municipio entero. En cuanto a las tablas de nitrógeno, Novales ha distinguido entre aquellos que gestionan el purín en un centro gestor y los que se autogestionan, un colectivo para el que el Decreto de ordenamiento del porcino contemplaba la alternativa de que Aragón desarrollase una normativa propia o se acogiese a las tablas estatales. “Hemos optado por esta orden que está en proceso y que supondrá una reducción de los nitratos en un treinta por ciento por la mejora genética, la mejor conversión y la optimización de la proteína, pero no para poner más granjas, sino para desaturar las zonas que tenemos saturadas”, ha advertido.  

El diputado popular Antonio Romero ha asegurado que agricultores y ganaderos son los primeros que quieren hacer compatibles sus explotaciones con el medio ambiente, pero se enfrentan a una “maraña normativa” que dificulta su labor. En ese sentido, ha preguntado por qué no se actualizan las “desactualizadas” tablas de nitrógeno si la producción de estiércoles es menor a lo que dicen esos baremos, por qué la nueva orden no tiene en cuenta las dobles cosechas, “que exigen una mayor fertilización”, ni tiene en cuenta los terrenos de barbecho y por qué no se contempla en la contaminación el abono mineral. 

Silvia Gimeno (PSOE) ha señalado la trascendencia de controlar la contaminación de aguas superficiales por nitratos mediante una normativa “exigente”, pero que no asfixie a agricultores y ganaderos  para los que ha reafirmado la apuesta del Gobierno de Aragón por el sector porcino. 

Ramiro Domínguez (Ciudadanos) ha abogado por llegar a “un punto intermedio” entre el medio ambiente y el desarrollo del sector porque “hay sitios donde no cabe un cerdo más, pero otras zonas se podrían fomentar y están al lado de las zonas vulnerables y ¿dónde está el límite? Porque al final va a ser todo vulnerable”, ha advertido.    

Marta Prades (Podemos EQUO Aragón) ha recordado que su grupo lleva años considerando el purín como “una oportunidad y no como una amenaza” y ha vuelto a advertir contra “la burbuja” que puede producir la proliferación de granjas de porcino ante el posible regreso de China al mercado o casos de peste. 

Joaquín Palacín (CHA) ha apuntado la necesidad de buscar soluciones a las cuestiones que plantean las directrices europeas para hacer el sector “compatible” con el medio ambiente, pero también con las exigencias de los mercados internacionales y escuchando al sector. 

Santiago Morón (Vox en Aragón) ha asegurado que su objetivo es “buscar lo mejor” para un sector tan pujante como el porcino por lo que ha considerado que, sin descuidar la normativa medioambiental, hay que poner “el menor número de trabas posible”.   

Para Esther Peirat (PAR) “debemos estar a lo que diga la UE, pero hay que ser conscientes de las consecuencias de la declaración de zonas vulnerables”. No ha compartido los plazos establecidos ni otras cuestiones del decreto que ha supuesto la presentación de numerosas alegaciones.  

PESTE PORCINA AFRICANA

La Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha rechazado una proposición no de ley sobre la peste porcina africana defendida por el Grupo Parlamentario de Vox en Aragón que solo ha recibido los apoyos de PP, Cs y Vox. Con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR, el Parlamento ha rechazado instar al Gobierno de Aragón a “coordinar con las regiones colindantes a Aragón programas de prevención de la peste porcina africana, así como a poner en marcha un control sobre la población de jabalíes en las zonas fronterizas”. Además, también se pedía la evaluación “del impacto económico que pudiera tener la llegada de la PPA al sector porcino de Aragón”.

El diputado Santiago Morón, encargado de defender el texto, ha expuesto que esta enfermedad “ya ha causado ocho millones de muertes de cerdos en todo el mundo” y ha lamentado que “sigue su expansión por Europa a través de jabalíes silvestres”. La diputada socialista Ana Arellano ha reprochado al portavoz de Vox que “pide cosas en su iniciativa que ya se están haciendo”. Desde el Partido Popular, el diputado Ramón Celma ha lamentado que “no hay ninguna medida presupuestaria concreta en los Presupuestos Generales del Estado”.

Ramiro Domínguez, diputado de Ciudadanos, ha explicado que ha apoyado la iniciativa porque aunque le parece “muy débil”, considera que “aporta”, mientras que, por su parte, la diputada de Podemos Marta Prades ha asegurado que el Ejecutivo aragonés “ya está actuando ante una situación grave y peligrosa”. Joaquín Palacín, diputado de Chunta Aragonesista, ha expuesto que la entrada de esta enfermedad al país “supondría una catástrofe de tamaño inmenso y para muchas comarcas sería el final”. Desde el PAR, la diputada Esther Peirat ha explicado que su grupo parlamentario no apoya la iniciativa porque pide una evaluación “que si no estuviese hecha ya nos podríamos preparar”. Además, ha defendido que desde el Gobierno de Aragón “ya se están tomando medidas”.

Notas de prensa relacionadas: