Actualidad

Nota de prensa

Pérez Anadón defiende ante la Cámara unos presupuestos “excepcionales” marcados por la “prudencia”

Pérez Anadón defiende ante la Cámara unos presupuestos “excepcionales” marcados por la “prudencia”
El consejero de Hacienda y Administración Pública ha presentado en las Cortes el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad autónoma para el ejercicio de 2021, que asciende a 7.454 millones de euros, de los que cerca de 6.200 millones, cifra récord, corresponden a gasto no financiero

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, ha presentado a la Cámara autonómica el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad autónoma para 2021 como unas cuentas “excepcionales” en momentos “excepcionales”, “robusto” en sus cifras, “pero sin holguras”, marcado a su juicio por “la prudencia” en el cálculo de los ingresos y concebido como una “herramienta viva” en función de cómo y cuándo se desarrolle el reparto la financiación europea. 

Con la cifra más alta de la historia en gasto no financiero, cerca de 6.200 millones de euros de los 7.454 millones de euros del montante total, el Gobierno de Aragón se marca como objetivos prioritarios atender los efectos de la pandemia, “relanzar” la recuperación económica y el empleo y dar cumplimiento a las propuestas de la Estrategia aragonesa de recuperación  social y económica en un contexto económico que Pérez Anadón ha situado lejos tanto de “lo boyante” que querrían como de  “lo trágico” que dibuja la oposición. Y para ello ha echado mano de distintos datos oficiales como la caída del PIB, la EPA, la confianza empresarial, el incremento de la productividad y de la producción industrial en los que Aragón queda mejor que la media nacional. 

El titular de Hacienda ha desgranado las grandes cifras del proyecto de cuentas para la Comunidad, elaborado, según ha insistido en varias varias ocasiones, con “prudencia” en el cálculo de ingresos y “cuidado” en la gestión del gasto. Actitudes que le han llevado a trabajar con el menor importe a percibir por la financiación autonómica (266 millones de euros menos) y la menor recaudación prevista en los tributos propios y cedidos (69 millones de euros menos). Y ello cumpliendo con los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de las administraciones públicas, la tasa de referencia del déficit, fijado para 2021 en el 2,2 por ciento del PIB, del que la mitad es asumido por el Estado a través de una transferencia extraordinaria y el mantenimiento de la presión fiscal (4,87 por ciento del PIB frente a la 5,36 por ciento de la media nacional). “Pedir a la vez que bajemos los ingresos y subamos las inversiones o proponer justo lo contrario, es un juego verbal que dejamos para otros”, ha defendido. 

En cuanto al reparto, Pérez Anadón ha detallado que el 72 por ciento del presupuesto se destinará al estado del bienestar, en el que destacan los 2358 millones de euros para Sanidad, los 1134 millones de euros para Educación y los 476 millones de euros destinados a Ciudadanía y Derechos Sociales. Les sigue Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, con 825 millones de euros.  

Por apartados, el capítulo I de gastos de personal experimenta un incremento de 166,9 millones de euros hasta los 2459 millones destinados principalmente al Salud y Educación. En el capítulo II, de gastos corrientes y servicios, algo más del 61 por ciento va destinado a gasto sanitario, mientras que el capítulo IV para transferencias corrientes, alcanza los 1710 millones de euros, de los que 440 millones de euros son para la PAC, 363 para farmacia no hospitalaria, educación concertada recibe 175 millones, la Universidad de Zaragoza 173 millones de euros y las ayudas a la dependencia 88,7 millones de euros. El apartado de inversiones reales lo copan los 67,6 millones de euros para los hospitales de Alcañiz y Teruel y los 38 millones de euros para el programa ordinario de carreteras 2021-2025. 

Frente a todo ese gasto, el Departamento de Hacienda calcula unos ingresos de 5.661 millones de euros (290 millones de euros más que el presente ejercicio) repartidos entre los 1.649 millones de los impuestos directos y los 1946 millones de euros en indirectos, 88 millones más en concepto de tasas y otros ingresos, 1580 millones en transferencias corrientes y los 385 millones de euros del capítulo VII (transferencias de capital) entre los que se incluye la previsión inicial de los 216 millones de euros de los fondos React-UE. Unos fondos que, según ha informado el consejero, irán destinados a los proyectos seleccionados por el Gobierno de Aragón a través la Dirección General de Desarrollo Estatutario y Programas Europeos, adscrita a la Vicepresidencia del Ejecutivo autonómico. 

El socialista Óscar Galeano ha defendido que “hay otra forma de enfrentarse a las crisis cada vez más frecuentes y globales”. “Apostamos por una Administración pública al servicio del ciudadano, que somos todos vengamos de donde vengamos”, ha reivindicado. De acuerdo con las cifras que ha puesto en valor, “más del 70% se destina al gasto social con recursos como nunca antes”. Desde el PP, Carmen Susín ha criticado que el proyecto se basa “en una previsión de crecimiento de un escenario optimista, obviando el principio de prudencia”. Además, en su opinión, “los presupuestos son un poco tramposos”. “Venden unas inversiones reales y contabilizan dos veces el mismo proyecto en el capítulo 6”, ha detallado en este sentido.

El portavoz sectorial de Ciudadanos, José Luis Saz, ha recordado que su formación ha introducido “algunas líneas naranjas” en las cuentas. “Nuestra posición es desde el consenso y la centralidad política, que supone ejercerlo. Desde luego, desde un liberalismo social”, ha expresado durante su turno de palabra, refiriéndose también a la “situación excepcional”. Marta Prades, encargada de posicionar a Podemos, ha coincidido en que “esta excepcionalidad del momento condiciona el proyecto”. “A pesar de ello, representa los acuerdos de gobernabilidad y saben recoger las propuestas de la Estrategia de Recuperación”, ha considerado. Para ella, las cuentas autonómicas “van en sintonía” con las presentadas a nivel estatal.

La parlamentaria de CHA Carmen Martínez ha considerado que “estos presupuestos son un punto de inflexión por el cambio de paradigma que se ha dado para llegar a ellos”. “Me pregunto qué sería ahora mismo sin Sanidad pública o cómo estaríamos sino se hubiera destinado dinero público a los ERTEs. La primera premisa es fortalecer lo público”, ha añadido. El diputado de Vox David Arranz ha visto “complicado el consenso a pesar de ser conscientes de la situación excepcional”. En su opinión, “hace falta más tiempo para realizar una auditoría técnica de las cuentas” y ha preguntado, entre otras cuestiones, por “los destinos de las partidas para sectores que están cayendo como hostelería, turismo o taxis”.

El portavoz del PAR, Jesús Guerrero ha calificado como “excepcional y sin precedentes” el presupuesto. “Deberíamos tener altura de miras y sacarlo por unanimidad para luchar contra la pandemia. Tiene en cuenta lo social, lo sanitario y los retos de Aragón en lo económico”, ha reivindicado. Por parte de IU, Álvaro Sanz ha asegurado que el presupuesto tiene “muchas dudas” y ha reflexionado sobre “la viabilidad de la consecución de objetivos”. “Este proyecto viene a reflejar una orientación de la recuperación social y económica cuanto menos discutible”, ha criticado este portavoz.

Notas de prensa relacionadas: