Actualidad

Nota de prensa

Olona resalta la importancia de la gestión para ejecutar al máximo un presupuesto con dos terceras partes procedentes de fondos europeos

Olona resalta la importancia de la gestión para ejecutar al máximo un presupuesto con dos terceras partes procedentes de fondos europeos
El titular de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha comparecido en la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública para valorar la partida de 825 millones de euros asignada a su Departamento, que recibe 30 millones de euros más que lo consignado para 2020

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha subrayado durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda de las Cortes el “importantísimo reto” que su Departamento tendrá que abordar para gestionar un presupuesto de 825 millones de euros, que en sus dos terceras partes provendrá de fondos europeos, tanto de los dos pilares de la PAC (530 millones de euros) como de los diez millones de euros que está previsto que lleguen del React-UE.

“Si hasta ahora he insistido mucho en la ejecución, ahora será absolutamente determinante no perder ni un céntimo de euro de unos fondos que son imprescindibles para afrontar la desgraciada crisis que vivimos”, ha asegurado Olona. Una capacidad de absorción que para el consejero viene avalada por el nivel de ejecución de los 117 millones de euros del PDR (en 2021 serán 118 millones) de que presume Aragón, un 93 por ciento, en la media europea, frente al 75 por ciento de media nacional y que, en cuanto al gasto efectivo pagado, supera en un 35 por ciento lo que se hace en el resto del país. Esa “ejecución acelerada” de la Comunidad permitirá recibir a juicio del responsable de Agricultura “una cantidad adelantada” con cargo a la nueva programación ante el previsible retraso de la nueva PAC.    

La previsión de ingresos llegados de fuera de Aragón se completa con la aportación estatal de 19 millones de euros y la pendiente de concretar de los fondos React-UE, en principio 10 millones de euros que Olona tiene intención de dedicar a la industria agroalimentaria. En ese sentido, ha avisado de que también pueden llegar fondos Feader anticipados con una dotación propia del fondo Next Generation de 40 millones de euros. Una aspiración para la que Aragón sí puede encontrar problemas por no disponer de más fondos propios. “Sí preveo dificultades para captar fondos adicionales por no disponer de más propios”, ha reconocido. El resto del presupuesto, 267 millones, son fondos propios, de los que Olona ha destacado “el esfuerzo” realizado por la DGA para firmar la mitad del incremento de la partida que se lleva su Departamento (30 millones de euros) respecto a lo presupuestado para 2020. 

El responsable del Ejecutivo ha desglosado el crecimiento de las cuentas de 2021 entre los pagos directos a agricultores y ganaderos del primer pilar de la PAC (452 millones de euros) y un segundo bloque de 372 millones de euros que se reparten el área de medio ambiente (incluidos el IAA y el INAGA (150 millones de euros), desarrollo rural (88 millones de euros), seguridad, calidad, promoción e innovación agroalimentaria(40 millones de euros), y la coordinación y gestión de servicios medioambientales (83 millones de euros). 

En su segundo turno de intervención y a preguntas de los grupos parlamentarios, Olona ha anunciado dos próximas convocatorias de 30 millones de euros cada una para jóvenes y modernización y adaptación de regadíos, así como una inminente orden para corregir los “desequilibrios” de población tanto del jabalí como del conejo, se ha comprometido a llevar a la Cámara en el primer trimestre de 2021 la ley de modernización de la agricultura familiar y ha justificado la subida de cinco millones de euros en el apartado de personal para hacer frente a las subidas salariales y el “problema estructural” de las guardias. 

Silvia Gimeno (PSOE) ha destacado la “coherencia” del presupuesto con el pacto de gobernabilidad, la estrategia de recuperación, el Gobierno central y varios pactos europeos y que su principal reto va a ser “gestionar, ejecutar y absorber fondos europeos para reforzar los servicios públicos e impulsar la actividad económica.  

Ramón Celma (PP) ha reprochado que, sin el dinero europeo, el presupuesto disminuye y dedica más de la mitad de los fondos propios a personal y gasto corriente frente a asuntos pendientes como la transformación de regadíos, la limpieza de los ríos, los proyectos de Caspe, el vallado del monte en Huesca, el sellado de vertederos y los recursos para el INAGA.  

Para Ramiro Domínguez (Ciudadanos) se trata de un presupuesto “apañado y de emergencia” en el que ha considerado que no tienen reflejo muchas de las políticas de los socios de Gobierno y ha planteado objeciones en asuntos como los ataques del lobo y el oso, la promoción agroalimentaria, la agroindustria, la pesca furtiva y la caza.    

Nacho Escartín (Podemos EQUO Aragón) ha introducido a la Cámara en una larga enumeración de problemas medioambientales que afectan al planeta y luego ha celebrado el aumento de las partidas para las áreas medioambientales de un Departamento que, según ha subrayado, “está compartido entre dos partidos”.  

Desde CHA, Joaquín Palacín ha destacado la importancia de la Consejería dirigida por Olona para ayudar a superar la crisis, defender los servicios públicos, reactivar la economía y el tejido productivo en un mundo rural “tan sensible y con tantos problemas”, así como para luchar contra el cambio climático. 

Santiago Morón (Vox en Aragón) ha considerado que incluir la previsión de fondos europeos no confirmados “no es la manera de elaborar un presupuesto” por la “incertidumbre” que produce y le ha recordado que el nivel de ejecución para la modernización de regadíos y de explotaciones agrícolas no ha sido tan buena. También ha preguntado por la transferencia al IAA y la partida de Producción Agraria.   

Esther Peirat (PAR) ha expresado su satisfacción por que los cuatro grupos que forman parte del Ejecutivo hayan hecho posible la presentación de unas cuentas que ofrece buenas cifras para el sector primario y el medioambiental, y ha alabado la labor de agricultores y ganaderos garantizando la producción y el suministro alimentario, la dinamización rural y protección y modernización de la agricultura familiar.

Álvaro Sanz (IU), por último, ha valorado positivamente el incremento de la inversión y del personal, ha pedido “firmeza” para seguir defendiendo las políticas de apoyo a las rentas agrarias familiares y ha preguntado por el destino de los diez millones de euros de los fondos React-UE, el descenso de ayudas PAC del 3,2 por ciento y la situación de Zufrisa. 

Notas de prensa relacionadas: