Actualidad

Nota de prensa

La Plataforma de Asociaciones Memorialistas denuncia “falta de voluntad política” para desarrollar la Ley de Memoria Democrática de Aragón

La Plataforma de Asociaciones Memorialistas denuncia “falta de voluntad política” para desarrollar la Ley de Memoria Democrática de Aragón
El exdiputado Adolfo Barrena, junto a la presidenta del colectivo, Anabel Lapuente, han intervenido en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos para reivindicar el cumplimiento de lo dispuesto en el texto normativo aprobado en 2018 con el fin de que “se haga justicia y se devuelva la dignidad a las víctimas del franquismo”

La Plataforma de Asociaciones Memorialistas de Aragón (PAMA) ha reclamado a los grupos de las Cortes de Aragón “un pronunciamiento claro” a favor del desarrollo de la Ley 14/2018, de 8 de noviembre, de Memoria Democrática de Aragón, tras constatar durante dos años la “falta de voluntad política” de los grupos en un Gobierno que ni ha cumplido las obligaciones temporales que marcaba el texto ni ha atendido las recomendaciones realizadas para mejorar la convocatoria de subvenciones y la comisión técnica. 

La presidenta de la Plataforma, Anabel Lapuente, junto al exdiputado Adolfo Barrena, han intervenido en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos para trasladar a la Cámara su preocupación por la demora en el cumplimiento de lo estipulado en la norma y exigir que los grupos del cuatripartito “cumplan con su obligación” y presenten “algo más que anteproyectos”, porque, en su opinión, “tener publicada en el BOA una ley sin compromiso ni financiación es papel mojado”, tal y como ha criticado Barrena. Además, ha lamentado que, tras dos años de vigencia de la ley, “sólo se cumple uno de sus cincuenta artículos, el de la conmemoración del día de recuerdo y homenaje a la democracia, y por fin nos hemos enterado de que esta materia depende de la Dirección General de Cultura y Patrimonio”. 

Pese a ello, ha asegurado que no les invade una sensación “de frustración” y ha recuperado propuestas no consideradas para la convocatoria de subvenciones como la mayor celeridad para su llamamiento y resolución, un anticipo al menos del cincuenta por ciento para los proyectos memorialistas, superar el límite de diez mil euros para la exhumación de fosas y no aplicar puntuación a los proyectos cuyo montante no supere los doscientos mil euros para evitar que quede dinero sin ejecutar. Además, ha reclamado que se aplique el régimen sancionador para acabar con “incumplimientos vergonzosos” como los de los ayuntamientos de Zaragoza y Huesca en la retirada de sus callejeros de “nombres de franquistas señalados”, poder participar en la comisión técnica, para la que ayer “casualmente” le fue notificado que se rechazaban todas sus propuestas y que los presupuestos de 2021 dispongan de dotaciones económicas suficientes para el desarrollo de la ley.   

A esas reivindicaciones se ha sumado Lapuente, quien tras hacer un repaso de los “crímenes” cometidos durante la Guerra Civil, ha recordado que la “represión” fue ocultada por el franquismo, “ignorada” por la Transición y “no resuelta” por la democracia. Por ello ha reclamado “no ignorar” el pasado reciente y “poner freno al blanqueo del fascismo y el franquismo que ahora estamos viviendo”. 

Por parte de los grupos, Ana María Arellano (PSOE) ha agradecido “el impulso” de los comparecientes al mismo tiempo que ha asegurado “creer en la ley y su desarrollo” y por ello ha repasado los avances para la creación de la mesa técnica y el documento marco con las actuaciones hasta 2023. José Antonio Lagüens (PP) ha asegurado “no olvidar lo ocurrido” y ha recordado que su grupo se opuso a la ley “por incompleta” y presentó enmiendas que se rechazaron. Además, ha defendido una ley de concordia “donde quepamos todos, sin iras ni rencor”. 

Elisa Sacacia (Ciudadanos) ha dado la razón a los comparecientes en su denuncia por la lentitud del desarrollo de un texto “de buenas intenciones que sólo debe ser el inicio de un largo camino”. “Tenemos una obligación total para restituir a las víctimas represaliadas y asentar unos valores democráticos esenciales”, ha asegurado Nacho Escartín (Podemos EQUO Aragón), que ha destacado el trámite de la comisión técnica y el incremento del presupuesto.  

Isabel Lasobras (CHA) ha reconocido que “quizá habría que dar un mayor impulso a la ley” y se ha comprometido a que su grupo apoyará los llamamientos públicos de la plataforma para lograr una ley de memoria histórica “sana y robusta”. Santiago Morón (Vox en Aragón) ha puntualizado que el desarrollo de la ley es competencia del Gobierno. “No esperen que seamos nosotros los que le impulsemos”, ha aclarado antes de recordar que pidieron su derogación por “ideológica” y “revisionista”

Esther Peirat (PAR) ha achacado a las elecciones autonómicas, el debate de presupuestos de 2020 y la pandemia la demora en el desarrollo de la ley, sobre la que, en todo caso, ha considerado que se han dado “pasos sustanciales”. Y para Álvaro Sanz (IU), “las leyes hay que cumplirlas, todas, y esta no se está desarrollando”, ha reconocido, en un momento en el que ha asegurado que existen riesgos “muy potentes” de “blanqueo de discursos franquistas”.

Notas de prensa relacionadas: