Actualidad

Nota de prensa

Los agentes sociales trasladan sus diferentes puntos de vista sobre las reformas que necesitan las residencias de personas mayores y de personas discapacitadas

Los agentes sociales trasladan sus diferentes puntos de vista sobre las reformas que necesitan las residencias de personas mayores y de personas discapacitadas
Representantes de Cepyme Aragón, CEOE Aragón y la Patronal Aragonesa de la Discapacidad, CCOO y UGT han intervenido en la décima sesión de trabajo de la Comisión especial de estudio sobre la red de centros asistenciales de mayores de Aragón de las Cortes, donde han defendido la necesidad de mejorar la capacitación y las condiciones laborales del personal y la cobertura del sistema sanitario público, entre otras cuestiones

La décima reunión de la Comisión especial de estudio sobre la red de centros asistenciales de mayores de Aragón celebrada esta mañana en el Parlamento autonómico ha contado con la participación de agentes sociales como el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, la vocal de CEOE Aragón en representación de la Patronal Aragonesa de la Discapacidad (PADIS), Marina Ladrero, la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Aragón, Delia Ángeles Lizana, y la secretaria de Formación y Empleo UGT Aragón, Purificación Huerta. Todos ellos han significado las graves afecciones que la pandemia ha ocasionado en las residencias, en las que han aflorado problemas arrastrados desde hace años como la precariedad laboral  y formativa de un personal especialmente feminizado, la escasez de medios y la falta de adecuación de los espacios físicos.  

 

El presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, ha reclamado dotar a las residencias de “instrumentos muy claros” para que las empresas que las gestionan conozcan sus competencias y el ámbito de actuación frente a la “demonización” de la sociedad con motivo de una pandemia que ha revelado la “falta de preparación y carencia de medios” de todos los centros. Ante ese “ataque al corazón” que ha supuesto la Covid-19, López de Hita ha defendido revisar la estructura asistencial, fomentar “la capacitación humana porque no basta con subir los sueldos”, realizar “un control continuo y no sólo por escrito” de la calidad del servicio, sectorizar las residencias, no obligar a una medicalización que corresponde a Sanidad y conceder ayudas al sector. 

Por su parte, la vocal de CEOE Aragón en representación de la Patronal Aragonesa de la Discapacidad, Marina Ladrero, ha apostado por una “colaboración estrecha” con Atención Primaria bajo un criterio de actuación único, “maximizar” las pruebas preventivas con el acceso “inmediato” a los test covid y el suministro de los epis necesarios para el personal de las residencias, un punto éste en el que ha recordado el gasto que están suponiendo para los centros los equipos de protección y el refuerzo de personal ante el mayor absentismo provocado por la pandemia. En cuanto al modelo residencial, Ladrero ha defendido centros que sean de “hogar y convivencia” en los que la atención se centre en la persona, no dependa del tamaño del centro, su medicalización no olvide a los ancianos que viven en sus domicilios, se cuide la captación del personal y se respete la libertad de las personas discapacitadas.    

 

En opinión de la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Aragón, Delia Ángeles Lizana, “la actual crisis de la COVID ha puesto de manifiesto la necesidad de profesionalizar la atención” y “la precariedad en la que se estaba desarrollando”. “Le ha ocurrido a la mayor parte de los trabajos feminizados. El modelo de atención a la dependencia ha fracasado porque el 80% de los fallecidos eran dependientes institucionalizados”, ha lamentado. Además, esta representante sectorial ha reclamado que “es hora de que se respete y se ponga en valor a las trabajadoras del sector de la dependencia con presupuesto suficiente”. “Sin partida, nada podremos hacer”, ha añadido.

Desde UGT, para concluir la sesión, Huerta ha calificado como “cuarto pilar del Estado del Bienestar” a la Ley de Dependencia. “Se vio truncada por los recortes de la crisis de 2012 y tenemos que reivindicar de nuevo su desarrollo”, ha pedido. Para ella, “hay que aportar por un nuevo modelo asumible por el sistema y que prime la calidad de los servicios que se van a prestar”. “El sector de los cuidados siempre ha estado infravalorado, porque el trabajo de la mujer siempre ha tenido menos valor y condiciones muy precarizadas. Con una financiación suficiente, podríamos alcanzar acuerdos para mejorar las condiciones, la calidad y la atención”, ha coincidido con Lizana.

Los cuatro intervinientes han realizado una primera exposición y luego se han sometido a las preguntas y consideraciones de los diputados presentes en la reunión, que en esta ocasión han sido Leticia Soria (PSOE), Marián Orós (PP), Elisa Sacacia (Ciudadanos), Erika Sanz (Podemos EQUO Aragón), Carmen Martínez (CHA) y Álvaro Sanz (IU).

Notas de prensa relacionadas: