Actualidad

Nota de prensa

La Cámara de Cuentas señala que los planes MINER "no han sido capaces de solucionar todos los desequilibrios y problemas que padece la provincia de Teruel"

La Cámara de Cuentas señala que los planes MINER
El presidente del órgano de control, Alfonso Peña, ha comparecido esta mañana en las Cortes de Aragón para presentar el informe de fiscalización del programa de ayudas dirigidas a proyectos empresariales generadores de empleo en las cuencas mineras durante el periodo 2010-2017

Sin negar “el efecto positivo” que han tenido sobre la provincia de Teruel, los planes MINER “no han sido capaces de solucionar todos los desequilibrios y complejos problemas en infraestructuras, empleo y regresión demográfica”, según se desprende del informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas sobre los programas de ayudas a proyectos empresariales para generar empleo en las cuencas mineras aragonesas que han presentado esta mañana en las Cortes de Aragón el presidente del órgano fiscalizador, Alfonso Peña y la consejera Rosa Montolío. 

 

Pese a ese resultado “insuficiente o limitado”, la Cámara de Cuentas propone mantener este instrumento de desarrollo para la provincia turolense, “aprender” de la gestión realizada e “incorporar la experiencia” a los nuevos proyectos para lograr que los resultados logren “un impacto mayor”. Un objetivo que Peña ha ligado a la inminente gestión de los fondos europeos de recuperación. 

 

El presidente de la Cámara ha destacado el “efecto palanca” que tuvieron los 418 millones de euros de ayudas del programa para lograr la movilización de seiscientos millones de euros de inversión de los operadores privados en “proyectos renovadores” con algunas actividades industriales a su juicio “potentísimas” en Fraga y Andorra. En cambio, ha considerado deseable que a futuro la partida destinada a infraestructuras no estuviera orientada a las que son competencia de la Comunidad autónoma como ha ocurrido durante el periodo analizado (hasta el diez por ciento de la inversión en carreteras en Aragón provino del MINER, el diecinueve por ciento en el caso de Teruel). 

 

Además, Peña ha recordado que la planificación “no fue la mejor” en los primeros años y que la mesa de la minería “no tuvo un procedimiento organizado” para la priorización y la selección de los proyectos. Unas deficiencias que, a su juicio, deben servir para la ejecución de los proyectos del Plan correspondiente al periodo 2013-2018. En todo caso, ha recomendado a los diputados la lectura del informe redactado por el Tribunal de Cuentas sobre los planes de ayudas desplegados en las cuencas mineras de León y Asturias para comprobar que la gestión aragonesa “ha sido mejor”. 

 

Por su parte, Rosa Montolío ha resaltado que, pese a los defectos ya señalados, las inversiones puestas en marcha han contribuido a “mejorar la calidad de vida” de los vecinos de la provincia de Teruel y han supuesto “un motor importante” en el caso de las iniciativas relacionadas con la hostelería y el turismo. “Si el propósito es fijar población, las infraestructuras y los servicios sociales, de salud y educación también son importantes”, ha recordado.

 

Por último, ha coincidido en la conveniencia de revisar la política de los consistorios de vender suelo a las nuevas empresas que se instalan y ha sugerido que se puedan revertir esos suelos en el caso de que las empresas abandonen la actividad y se marchen de la localidad.       

 

El diputado socialista Óscar Galeano se ha preguntado “cómo estarían esas comarcas si no hubieran existido los diferentes planes MINER, que suman 420 millones de euros” y ha asegurado que “la situación sería peor”. Además, ha insistido en que “se han instalado muchas empresas que siguen activas”. Por parte del Partido Popular, Ana Cristina Sáinz ha hecho hincapié en que “este informe pone al desnudo cuánto dinero público ha consumido el plan MINER”. “Hay polígonos sin empresas y ese dinero se podría haber utilizado en otras cuestiones que fueran palanca del tejido productivo”, ha añadido.

 

El diputado de Ciudadanos José Luis Saz ha destacado que “este es un informe que remueve conciencias de políticos, de todos los gestores que ha habido de los planes MINER, porque han fracasado ya que no se ha producido ese desarrollo alternativo y tenemos una situación de 25 años perdidos”. Erika Sanz, diputada de Podemos, ha subrayado que “el retraso de la ejecución de los proyectos tiene consecuencias directas en poder paliar los efectos del descenso y paralización de la actividad minera”. En su opinión, este hecho “viene a confirmar que no se han cumplido los objetivos”.

 

Desde CHA, la diputada Isabel Lasobras ha agradecido el “riguroso trabajo de la Cámara de Cuentas” y ha señalado que su grupo “siempre ha creído en la necesidad de un esfuerzo público para garantizar la viabilidad de las comarcas mineras más allá de este recurso energético”. La diputada de Vox, Marta Fernández, ha lamentado que “los planes MINER no hayan cumplido con el objetivo para el que se crearon estas líneas de ayuda para conseguir una transición justa”. Además, ha recalcado problemas “bastante graves” como “obras que no han concluido”. Por último, el portavoz de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha defendido que la inversión de los planes MINER “debería haber servido para algo más y se debería haber gestionado de otra manera”. Además, ha denunciado “falta de planificación estratégica, de transparencia y de priorización”.

Notas de prensa relacionadas: