Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Sanidad aboga por estudiar la creación de una unidad de espacios intermedios hasta la puesta en marcha de la UCI del nuevo Hospital de Alcañiz

La Comisión de Sanidad aboga por estudiar la creación de una unidad de espacios intermedios hasta la puesta en marcha de la UCI del nuevo Hospital de Alcañiz
El órgano sectorial ha aprobado por unanimidad uno de los tres puntos que conformaban la proposición no de ley del Partido Popular tras aceptar una enmienda in voce del Partido Aragonés, mientras que los otros dos puntos se han rechazado, al igual que una iniciativa debatida posteriormente de VOX

La Comisión de Sanidad ha aprobado por unanimidad instar al Gobierno de Aragón a “realizar un estudio que valore la creación de una unidad de espacios intermedios hasta que se ponga en funcionamiento la UCI del nuevo Hospital de Alcañiz”. Este ha sido el único punto aprobado de los tres que conformaban la proposición no de ley del Partido Popular y ha salido adelante por unanimidad tras incorporar la enmienda de sustitución presentada por el PAR.


Además, se ha rechazado con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU “la ampliación del número de camas en las UCI de todos los hospitales de Aragón hasta llegar, como mínimo, a las plazas que fueron habilitadas para la primera ola de la pandemia”. También ha decaído el segundo punto, en el que se pedía “dotar al Hospital Obispo Polanco de Teruel de un número mayor de facultativos preparados para la atención hospitalaria de UCI” con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR, mientras que IU se ha abstenido y el resto ha votado a favor.


La diputada del PP Ana Marín ha denunciado que en Aragón "hay un déficit de camas de UCI y no se cumplen las ratios que se establecen, lo que es un problema bastante importante". Marín ha reconocido que "este problema no viene de hoy y no tiene fácil solución", por eso ha pedido "que, sin solucionar de todo el problema, se consiga poner en marcha el número de camas de UCI que hubo en la primera ola". La diputada socialista Olvido Moratinos ha confirmado que "el compromiso del Gobierno de Aragón con la provincia de Teruel es férreo" y ha recordado que "los hospitales de Alcañiz y de Teruel, que son muy necesarios desde hace muchos años, van a ser una realidad por el compromiso del actual Gobierno".


Desde Cs, la diputada Susana Gaspar ha explicado que apoya la propuesta porque "siempre hemos apoyado todas las iniciativas que piden infraestructuras sanitarias y medios materiales, técnicos y humanos para Teruel porque hay un déficit serio e importante". Itxaso Cabrera, diputada de Podemos, ha subrayado que el Gobierno "ya está trabajando en planes de contingencia en los hospitales" y ha reprochado al PP que "dónde estaban cuando tanto les necesitó Teruel porque dejaron deshecha la sanidad pública".


La diputada de CHA Isabel Lasobras ha señalado que para dotar de más medios para la sanidad pública "se necesita una mejora del sistema de financiación para Aragón porque de nada sirve tener ideas si no disponemos de fondos suficientes para afrontarlas". El diputado de Vox Santiago Morón ha defendido "la necesidad de que las comunidades vayan devolviendo sus competencias al Estado para conseguir un reparto más equitativo". Además, ha denunciado que "las infraestructuras en la provincia de Teruel no son una prioridad para el Gobierno de Aragón".


Peirat (PAR) ha explicado que "los planes de contingencia lo contemplan y que desde el Departamento de Sanidad se trabaja en dicha ampliación, que tiene que ser gradual". Además, ha presentado una enmienda in voce para sustituir el punto tres por “la realización de un estudio que valore la creación de una unidad de espacios intermedios”. El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha criticado que el PP es "consciente de que no es sencillo lo que pide y, si lo sabe, quizás lo que busque son réditos en el territorio y no vamos a entrar en eso". Además, ha añadido que “comparte profundamente el estado de salud de nuestro sistema sanitario, especialmente en el ámbito rural”.

 

DEBATE SOBRE EL CONSENTIMIENTO INFORMADO EN EL ABORTO

 

La Comisión también ha abordado el debate planteado por Vox sobre el consentimiento informado en el aborto con el propósito de que la mujer reciba información sobre el proceso de un profesional de la sanidad pública y que en esta se incluya la realización de una ecografía y/o la escucha del latido del feto, además de proponer la inclusión en la web del Gobierno de Aragón de información sobre anticoncepción y sexto seguro, asesoramiento para antes y después del aborto e información sobre asociaciones provida. Santiago Morón ha justificado estas propuestas ante la “insuficiente información” que, a su juicio, reciben muchas mujeres que deciden abortar, pero se ha encontrado el rechazo mayoritario del resto de los grupos. 

 

Ana María Arellano (PSOE) ha considerado “incomprensible” reabrir este asunto en el siglo XXI, ha criticado que se relacione su práctica con la situación demográfica y ha defendido que las mujeres “saben a lo que van porque se lo han pensado mucho”. Ana Marín (PP) ha solicitado la votación por separado para abstenerse en el primer punto por ser una cuestión recurrida en el TC por su partido, votar en contra del “terrible” segundo punto “porque no se puede obligar a nadie” y apoyar la petición de incorporar información en la web del Ejecutivo. 

 

Por su parte, Elisa Sacacia (Ciudadanos) ha criticado que se “insinúe” que las mujeres están mal informadas y son engañadas por los profesionales. “Queremos mirar al futuro, no a un pasado rancio, por eso reclamamos libertad”, ha reivindicado. Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha defendido un “feminismo combativo y antifascista” que defienda a las mujeres “con toda su pluralidad” frente a un  conservadurismo “carca, rancio y cutre” que desea “una sombra alargada” para las mujeres.

 

Isabel Lasobras (CHA) ha asegurado “no dar crédito” ante lo que ha considerado “un ataque a las mujeres basado en demagogias y mentiras” que sólo busca la confrontación. “Nos ven como una fábrica de hijos y nos quieren arrebatar nuestros derechos”, ha denunciado. Esther Peirat (PAR) ha preferido ser breve en su intervención ante “un asunto delicado” en el que, a su entender, “entra la moral” y frente al que no se ha posicionado “ni a favor ni en contra” del aborto. Y Álvaro Sanz (IU) ha rechazado de plano una iniciativa “que denigra a la mujer” de un grupo “que rezuma paternalismo patriarcal por los cuatro costados”. “Las mujeres no necesitan tutela para decidir sobre sus cuerpos”, ha reivindicado. 

Notas de prensa relacionadas: