Actualidad

Nota de prensa

El director del Instituto de Medicina Legal de Aragón solicita aumentar la actual plantilla de treinta médicos forenses

El director del Instituto de Medicina Legal de Aragón solicita aumentar la actual plantilla de treinta médicos forenses
José Manuel Arredondo ha señalado la necesidad de que las mejoras materiales en instalaciones y equipos informáticos vengan acompañadas de más personal para atender la gran variedad de tareas que tiene encomendadas el organismo y que le llevan a atender unas ocho mil peticiones al año procedentes de juzgados, tribunales, fiscalías y el propio Registro Civil

El director del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), José Manuel Arredondo, ha planteado en las Cortes de Aragón la necesidad de “ajustar” su actual plantilla de treinta médicos forenses para toda la Comunidad a la gran variedad de funciones y tareas que le encomienda la Ley Orgánica del Poder Judicial (modificada por la Ley Orgánica 7/2015) y que le lleva a atender al año unas ocho mil peticiones procedentes de juzgados, tribunales, fiscalías y el Registro Civil. 

 

Arredondo ha comparecido en la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario a petición de Ciudadanos para exponer la labor y las necesidades de un instituto que pretende que sea “del siglo XXI” para lo que concede mucha importancia a la formación. Un propósito de cabecera que en el primer año de su mandato se ha visto afectado por la aparición de la pandemia, frente a la que sus profesionales “sobrevivieron relativamente bien” hasta la llegada del material por la formación y el propio material que dejó el virus del Ébola. “Siento que estoy cortando el césped y éste me va creciendo por detrás”, ha sintetizado sobre su labor durante 2020.   

 

Entre las tareas realizadas por el IMLA, su director ha mencionado las relativas a la clínica forense, en las que se atienden unas cinco mil peticiones al año sobre lesiones, incapacidades, internamientos, enfermedades mentales, agresiones sexuales y consumo de drogas y que sólo en 2020 realizaron trescientos informes psicosociales. También en lo que respecta en el campo de la patología, en el que el responsable del IMLA ha detallado que se realizan novecientas autopsias al año entre muertes violentas y fallecimientos por causas naturales ante la ausencia de certificado de defunción, así como la revisión rutinaria al año de 4.100 certificados de defunción presentados en el Registro Civil. Del análisis de la patología forense, Arredondo ha establecido que las causas de muerte más comunes son el suicidio por precipitación, ahorcadura y medicamentos (por este orden) y el accidente casual. Además, ha comentado que el servicio de laboratorio realiza medio millar de determinaciones al año en vivos y fallecidos en informes sobre drogas, alcohol y medicamentos, apartado en el que ha destacado la técnica para detectar en el pelo el consumo crónico de estas sustancias.

 

Otras labores desarrolladas por el IMLA son las 324 pericias a particulares realizadas el pasado año, los 450 informes que anualmente redacta la unidad forense de violencia de género con un equipo formado por dos forenses expertos en la materia y una psicóloga, los 400 informes periciales elaborados hasta el momento (184 en 2020) para los afectados de iDental y las 42 pericias que desde 2019 se han practicado a menores extranjeros no acompañados y que, mediante la asistencia de un odontólogo, han permitido identificar que únicamente el 36 por ciento de los jóvenes examinados eran realmente menores de edad. 

 

Entre las necesidades concretas, Arredondo ha reclamado mantener el puesto actual de odontólogo, sustituir a los auxiliares de autopsia por técnicos en anatomía patológica, mejorar el edificio de Zaragoza que data de 2002 y las salas de autopsia de Huesca y Teruel, así como el material informático y los equipos para el tratamiento de la imagen y que exista una colaboración fluida con los hospitales de la Comunidad para solicitar pruebas. Por último y respecto a la Ley de Memoria Histórica, sobre la que ha informado que de momento no se ha hecho nada desde el IMLA, Arredondo ha pedido aclarar primero “qué se quiere hacer”. “Hace falta una estrategia porque el cuerpo del ser humano cuenta con 206 huesos y tenemos que tener claro qué hacer con ellos porque no se pueden identificar genéticamente todos”, ha advertido.   

 

Desde Ciudadanois, grupo desde el que partido la iniciativa para la comparecencia, Beatriz García ha preguntado por las necesidades materiales y personales del Instituto ante cuestiones como el aumento de trabajo que ha supuesto la realización de peritajes extrajudiciales de accidentados y la dependencia del Instituto Nacional de Toxicología para el análisis de muestras con las que dilucidar delitos, el incremento de labor de las unidades de valoración integral, el funcionamiento de la cámara Gesell, la implantación del sistema de gestión procesal Avantius y el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica. 

 

Por su parte, el diputado socialista Darío Villagrasa ha agradecido la labor de un instituto "pionero, vanguardista, serio y riguroso” y ha asegurado que, como grupo que sostiene al Gobierno de Aragón, se "hace eco de las necesidades en personal y de mejora de las infraestructuras". El diputado del PP José Antonio Lagüens ha asegurado "ser consciente de la escasez de suministros y de EPI, del aumento de gastos, del estrés y de llegar al límite del instituto" durante la pandemia de la COVID. Además, ha destacado que "Aragón tiene una gran experiencia en servicios funerarios, con el primer depósito de cadáveres municipal en Zaragoza".

 

Desde Podemos, la parlamentaria Itxaso Cabrera ha solicitado saber "cuáles son aquellos profesionales que sería necesario que formaran parte del IMLA y de su equipo para ampliarlo". Además, ha considerado "fundamental que se siga trabajando en la violencia sobre la mujer". Carmen Martínez, diputada de CHA, ha celebrado que el IMLA "haya cogido una velocidad de crucero y sea un centro pionero y vanguardista". Ha puesto en valor "la unidad de biomecánica que existe en el centro porque la I+D+i llega a todos los sitios y evidencia la necesidad de la especialización para ser más competitivos".

 

Desde Vox, el diputado David Arranz ha calificado como "encomiable" la labor del instituto y ha defendido que "la ciudadanía debería ser más consciente del papel que realizan". Ha recalcado el "prestigio" del instituto, pero ha lamentado “retrasos en algunos informes porque se acumula mucho trabajo en el tema de familia". El diputado del PAR Jesús Guerrero ha reconocido la labor que realizan desde el instituto "desde hace muchos años" y ha preguntado "si cuenta con los medios humanos acordes a las necesidades actuales que tiene Aragón". El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha lamentado que hay "cuestiones de corte estructural que vienen arrastradas desde hace años, como la elaboración del reglamento del instituto". También ha preguntado cómo se encuentran el plan estratégico y el plan de inversiones.

 

 

DEBATE SOBRE "LA REFORMULACIÓN" DEL PLAN REMONTA 

 

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario también ha analizado una iniciativa impulsada por el PP para reformular el Plan Remonta con el que el Gobierno de Aragón pretende paliar la crisis económica provocada por el cierre de las estaciones de esquí a raíz de la pandemia.

 

La diputada popular Mar Vaquero ha calificado el programa del Ejecutivo de “ocurrencia” y “parche” y ha solicitado una prestación extraordinaria para los afectados, incluidos aquellos que se van a quedar fuera del plan aprobado. En aras de lograr un respaldo mayor a su propuesta, ha aceptado una enmienda de Ciudadanos por la que ha sustituido la ayuda directa, el papel de la DGA como contratante y la participación de los ayuntamientos en el rediseño por una valoración de la comisión de seguimiento formada por la DGA y las diputaciones de Huesca y Teruel para analizar la aplicación y la efectividad del protocolo “escuchando a los ayuntamientos” y haciendo posible la contratación de todas aquellas personas afectadas por la paralización de la actividad de las estaciones de esquí. 

 

Este primer punto ha sido respaldado por PP, Ciudadanos, Vox en Aragón e Izquierda Unida, mientras que el resto de grupos, la mayoría por la consideración del voto ponderado, han votado en contra. Los otros dos puntos de que constaba la proposición no de ley, los referidos a contemplar la dotación y cobertura para los entes locales de los recursos necesarios para implantar el plan y el ofrecimiento de ayudas directas, incentivos, exenciones y otras medidas han sido apoyados en una votación única por PP y Vox en Aragón. Ciudadanos se ha abstenido y PSOE, Podemos EQUO Aragón, CHA, PAR e IU han votado en contra. 

 

Beatriz García (Ciudadanos) ha asegurado compartir el fondo de la propuesta pero ha justificado su enmienda “para no destruir” lo ya puesto en marcha “sin ver si funciona o no” y ha propuesto la votación por separado. Por el resto de los grupos, Darío Villagrasa (PSOE) se ha mostrado “orgulloso” del plan Remonta por “su rapidez y eficacia” y ha reprochado las rebajas fiscales propuestas por el grupo proponente. Itxaso Cabrera ha considerado “inoportuna” una iniciativa que va contra un plan temporal que “crea oportunidades” y que, a su juicio debe desarrollarse “a largo plazo”. Carmen Martínez (CHA) ha apostado por “crear empleo” antes que “establecer nuevas prestaciones” y ha reivindicado “la honestidad” del Gobierno al reconocer que no cuenta con capacidad económica suficiente. 

 

Por su parte, David Arranz (Vox en Aragón) ha acusado a la DGA de “ofrecer migajas” tras haber “asfixiado” al sector de la nieve y el turismo de montaña con medidas “draconianas”. Para Jesús Guerrero (PAR), “puede gustar más o menos, pero es una línea de acción para paliar los problemas derivados de la Covid-19”. Y Álvaro Sanz (IU) se ha mostrado de acuerdo con el plan existente “frente a las ayudas lineales y las prestaciones en lugar de trabajo” del grupo proponente. 

Notas de prensa relacionadas: