Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes de Aragón apoyan modificar la normativa para que la tenencia de tatuajes no impida el acceso a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Civil

Las Cortes de Aragón apoyan modificar la normativa para que la tenencia de tatuajes no impida el acceso a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Civil
A lo largo de la mañana, además, han decaído, con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR, dos iniciativas de Ciudadanos y Vox dirigidas a impulsar el refuerzo de los registros civiles

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario ha instado al Gobierno de Aragón para que, a su vez, inste al Estado a modificar varias normativas actuales para que “se recoja como causa de no discriminación en el ingreso directo la tenencia de tatuajes que, por su ubicación, sean visibles vistiendo las prendas comunes para personal masculino y femenino de los diferentes tipos de uniformes de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de la Guardia Civil”. La iniciativa de Ciudadanos ha salido adelante con el apoyo de PSOE, PP, Podemos, CHA y PAR, mientras que Vox se ha abstenido.


 
En concreto, la proposición no de ley de Ciudadanos pide modificar el Real Decreto 35/2010, de 15 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso y promoción y de ordenación de la enseñanza de formación en las Fuerzas Armadas y suprimir el requisito segundo del párrafo a) del apartado primero del artículo 20 del Real Decreto 131/2018, de 16 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de ordenación de la enseñanza en la Guardia Civil. Además, la iniciativa también insta a “la supresión en las sucesivas convocatorias para el ingreso directo a las Fuerzas Armadas y a la Escala de Cabos y Guardias del Cuerpo de la Guardia Civil, de los requisitos relativos a la tenencia de los tatuajes mencionados”.


 
El diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez ha calificado de “anacrónica” la normativa actual y ha denunciado que “a una persona, habiendo aprobado por igualdad mérito o capacidad, no se le valore por llevar un tatuaje siendo que estamos en 2021”. Además, ha señalado que “en los tiempos que estamos los tatuajes están muy normalizados”. El diputado socialista Darío Villagrasa ha señalado que “quizá sea el turno de abordar este debate en un tiempo en el que todas las instituciones del Estado requieren de actualizaciones”. Además, ha defendido que “en el PSOE creemos mucho en la libertad individual de las personas y en el respeto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.


 
José Antonio Lagüens, diputado del Partido Popular, ha explicado que “entiende la intención de la iniciativa, pero no la forma porque hay matices importantes”. Además, se ha mostrado a favor de “que no haya discriminación y haya igualdad en el proceso de acceso”. Itxaso Cabrera, diputada de Podemos, ha subrayado que la iniciativa “plantea un avance en los derechos de la ciudadanía en cuanto a la igualdad de oportunidades”. “Consideramos positivo que se actualice en el siglo XXI”, ha concluido. La diputada Carmen Martínez de Chunta Aragonesista ha destacado que “se lo tendrán que hacer mirar si quieren que haya nuevos aspirantes” porque “dentro de poco no van a encontrar mujeres y hombres que no tengan un tatuaje visible”. En este sentido, ha insistido en que “hace falta una modernización del Ejército y de la Guardia Civil”.


 
Desde Vox, el diputado David Arranz ha explicado que se ha abstenido porque “habría que entrar al caso concreto, al tamaño o a lo que sobresalga”. Además, ha defendido que “cada cual es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, pero la Guardia Civil y el Ejército son igual de libres para mantener su estética”. Esther Peirat (PAR) ha hecho hincapié en que “lo que solicita la iniciativa no es competencia de la Comunidad, ya que la dependencia orgánica es el Ministerio del Interior y corresponde a la Administración central determinar las condiciones de acceso”.

 

DECAEN DOS INICITIVAS DE CS Y VOX SOBRE EL REFUERZO DE LOS REGISTROS CIVILES

 

La Comisión Institucional y Desarrollo Estatutario ha rechazado esta mañana, con los votos en contra del cuatripartito, PSOE-Podemos-CHA-PAR, dos iniciativas de Ciudadanos y de Vox para impulsar medidas de refuerzo para los registros civiles.

 

La encargada de defender la iniciativa de Ciudadanos ha sido la diputada Beatriz García, quien ha reconocido la “consideración del registro como un servicio público” y la “creación, desde el mes de noviembre, de un registro bis para dotar de más medios al registro civil”, pero “compatibilizar la atención presencial con la telemática es importantísimo”. “No podemos quedarnos solo con la atención digital de las personas, porque nos dejaremos gente fuera”, ha añadido.

 

Por otra parte, desde Vox, el diputado David Arranz ha defendido que “el registro civil es único y constituye la prueba de los hechos escritos, da publicidad y coopera en la constatación de los hecho que ocurren en la vida de una persona, desde su nacimiento hasta su muerte”. “Esta iniciativa deriva del informe del Justicia de Aragón, que en año 2020 revela demoras en la concesión de la nacional, especialmente”, ha apuntado, al tiempo que ha asegurado que “uno de los principales problemas es la imposibilidad de poder contactar con el registro”.

 

Desde el PSOE, Darío Villagrasa ha manifestado que “el trabajo que se ha desarrollado por el Gobierno en proveer con medios humanos al registro ha servido para desatascar algunas situaciones y momentos muy complicados que han venido derivados de la actividad ordinaria y de la paralización de los plazos administrativos”. El parlamentario popular Fernando Ledesma ha defendido que “el atasco y los retrasos del registro civil son una muestra más de la incapacidad del Gobierno de Aragón para reaccionar a las necesidades de los aragoneses en una época de pandemia, igual que sucede con las ayudas a la dependencia”.

 

Itxaso Cabrera (Podemos) ha adelantado su voto negativo ante unas “iniciativas que no son propicias” y ha declarado que “la Dirección General de Justicia ha puesto todos los medios al servicio del registro civil, incluyendo también al personal de la Ciudad de la Justicia”. Desde CHA, Carmen Martínez ha recordado que “se pusieron manos en el asunto para intentar corregir la falta de agilidad que tenía la oficina del registro civil” y, “a la vista de que no había solicitudes de cita previa, se acordó la extinción de la oficina de refuerzo del registro civil”. En representación del PAR, Esther Peirat ha coincidido con los grupos proponentes en que “la nueva situación derivada de la COVID-19 ha generado caos”, pero “todas las actuaciones propuestas por la dirección General de Justicia han sido tendentes a reforzar el actual registro civil”.

Notas de prensa relacionadas: