Actualidad

Nota de prensa

Investigadores del Grupo de Estudios en Ordenación de Territorio (GEOT) aseguran que el modelo residencial “puede estar afectando” a la transmisión de la COVID-19

Investigadores del Grupo de Estudios en Ordenación de Territorio (GEOT) aseguran que el modelo residencial “puede estar afectando” a la transmisión de la COVID-19
Los investigadores de GEOT Ángel Pueyo y María Zúñiga, en su comparecencia ante la Comisión de Comparecencias Ciudadanas, han apuntado, además, que “tenemos un escenario en el que la quinta ola empieza a ser una certeza” y hay que “plantear nuevos análisis basados en indicadores sintéticos”

El catedrático de Geografía Humana e investigador principal de GEOT de la Universidad de Zaragoza Ángel Pueyo ha explicado que “el modelo residencial puede estar afectando a la transmisión de la COVID-19”. “Hemos estado trabajando con los datos COVID de zonas de salud y vemos que hay una correlación directa entre los casos en mayores de ochenta años y las zonas residenciales en las que los residentes disponen de menos metros cuadrados”, ha añadido en su intervención ante la Comisión de Comparecencias Ciudadanas de la Cámara autonómica, en la que lo ha acompañado la doctora en Geografía Humana e investigadora de GEOT María Zúñiga. 

 

El investigador principal de GEOT, Ángel Pueyo, ha incidido en que “tenemos una situación de vacunación de la población más sensible que puede hacer que aminore la mortalidad, pero hay poblaciones móviles menores de veinticinco años que pueden aumentar la transmisión”, al tiempo que ha asegurado que aunque “tanto en hospitalización como en letalidad las grandes ciudades numéricamente han sido las más afectadas, proporcionalmente el más afectado ha sido el medio rural, que tiene una población envejecida y gran movilidad”.

 

De esta manera, Pueyo ha recordado que el GEOT cuenta con “una visión transdisciplinar” y trabaja con “las herramientas clásicas y nuevos modelos como la inteligencia artificial o emocional”, lo que les ha llevado a “comprender la realidad de la pandemia más allá de la perspectiva sociosanitaria”. En este sentido, ha declarado que “este virus vino en primera clase, en avión, con trabajadores muy móviles que transmitieron la enfermedad, pero se enquistó en los grupos sociales más vulnerables”.

 

Asimismo, en relación con una encuesta sobre calidad de vida que recopiló “cinco mil respuestas en plena pandemia”, Pueyo ha manifestado que “los barrios más populares son más resilientes porque viven situaciones más duras y la situación anímica ha sido peor en las zonas más pujantes”. “La pandemia también nos está cambiando cuestiones como el modo de trabajo y hábitos como el juego, el alcohol, las drogas o el modelo de convivencia”, ha concluido.

 

En última instancia, el catedrático e investigador ha hecho hincapié en que “la COVID-19 no está generando vulnerabilidad e incertidumbre” y “tenemos un escenario en el que la quinta ola empieza a ser una certeza”. De esta manera, en palabras de Pueyo, “debemos plantear nuevos análisis basados en indicadores sintéticos” y “ver qué va a pasar con las nuevas variantes, sobre todo, con la sudafricana y la brasileña, cómo va a ser la movilidad estival o la campaña de recogida de la fruta”.

 

Desde el PSOE, Sergio Ortiz ha incidido en “la implantación de objetivos para reforzar la cultura de la innovación en nuestra sociedad y plantear soluciones para una especialización inteligente en servicios o demandas sanitarias y asistenciales”, y ha inquirido a Pueyo si en los últimos tiempos "han notado mayor atención por parte de las instituciones”. El parlamentario popular José Antonio Lagüens ha declarado que “hablando del impacto de la COVID-19 hay que ser autocríticos y reconocer que desnudó nuestro servicio sanitario”. “Hay cuestiones en las que se tiene que poner el foco de atención e influir en la toma de decisiones políticas para mejorar la gestión de este tipo de crisis”, ha añadido.

 

Elisa Sacacia (Ciudadanos) ha manifestado que “el conocimiento de las características de la población es importante en la planificación estratégica y en la gestión de los recursos”, y “la mejor forma de trabajar para buscar el bien común es hacerlo en equipo”. Nacho Escartín (Podemos) ha dado las gracias por “hacer un trabajo obsesivo, sesudo y colaborador, y por utilizar los datos geodemográficos en un contexto de pandemia”. “Lo más importante es que vayamos influyendo en una cultura de prevención y bienestar en todas las personas”, ha concluido. El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha felicitado a Pueyo “por este trabajo, por el trabajo transversal y de colaboración con las instituciones, y por demostrar la importancia de los sistemas de información geográfica y cartografía para comprender la situación que estamos viviendo”.

 

Desde Vox, Santiago Morón ha manifestado que “ojalá pudiéramos llegar a comprender cómo se comporta el virus y tomar medidas definitivas”, al tiempo que ha preguntado al compareciente “si las conclusiones son las iniciales ante la primera ola o responden también a la evolución de la pandemia a lo largo de todos estos meses”. El parlamentario del PAR Jesús Guerrero ha declarado que “ya en la pasada legislatura destacábamos la importancia de utilizar tecnologías de última generación y un correcto análisis de datos para tomar las mejores decisiones políticas”. “Es adecuado continuar por esta senda”, ha apuntado. Por último, desde IU, Álvaro Sanz ha asegurado que se trata de “un claro ejemplo de colaboración interadministrativa y puesta al servicio del interés general”, al tiempo que ha señalado que “este tipo de estudios sirven para diseñar políticas concretas y actuar de forma diligente”.

Notas de prensa relacionadas: