Se encuentra en: El Parlamento / Actualidad parlamentaria / Notas de prensa / Nota de prensa
17.02.2019
Actividad Parlamentaria

Los alcaldes de las cuencas mineras reclaman un plan de reconversión industrial diversificado que garantice el futuro de la provincia

Los máximos representantes de las localidades de Andorra, Ariño, Escucha y Utrillas han comparecido en sede parlamentaria para exigir de las administraciones públicas inversiones, agilidad en los trámites y un cambio en el reparto de las ayudas económicas durante la tercera jornada de la Comisión especial de estudio que busca soluciones al anuncio del cierre de la central térmica de Andorra

Los cuatro regidores municipales durante su intervención en el Parlamento.


Zaragoza, 17/01/2019.- La tercera sesión de trabajo de la Comisión especial de estudio para buscar soluciones al anunciado cierre de la central térmica de Andorra ha recibido esta mañana en el Parlamento aragonés los testimonios de los alcaldes de Andorra, Ariño, Escucha y Utrillas, quienes han trasladado la necesidad de contribuir a desarrollar alternativas empresariales que generen empleo que ayude a fijar población en la comarca Andorra-Sierra de Arcos. 

La alcaldesa de Andorra, Sofía Ciércoles (IU), ha sido la primera en intervenir en el turno de exposición pública, en el que ha exigido alternativas que contribuyan a la “diversificación” de la industria mediante un plan de desarrollo con líneas de ayudas, sin olvidar el plan de acompañamiento comprometido. “No se puede dar carpetazo a Andorra y su comarca”, ha denunciado después de recordar el descenso de alumnos que el instituto de su localidad viene sufriendo desde 2015 (de 750 estudiantes ha pasado a 560).   

La máxima representante de la corporación municipal andorrana ha aportado propuestas como la segunda elevación de aguas del Ebro, el ramal de la A68, la puesta en marcha de la cementera y la dotación de contenido a los polígonos industriales ya existentes, las ampliaciones de la residencia, el centro de empleo para discapacitados con la opción incluso de poner en marcha uno nuevo. En materia educativa, Ciércoles ha sugerido también dotar de contenido al centro de estudios ambientales y desarrollar planes en investigación de energías renovables. 

También ha recordado el “esfuerzo” realizado desde los consistorios por “buscar alternativas y diversificar la economía” ante el declive del carbón. “El Ayuntamiento se ha mostrado siempre flexible y se ha puesto a disposición de las diferentes administraciones para dotar de contenido a nuestros polígonos” ha asegurado y ha puesto como ejemplo la labor desarrollada por la sociedad municipal dotando de liquidez a las empresas implantadas para mantener y crear puestos de trabajo. Y ha vuelto a alertar de las graves consecuencias que para las arcas municipales traerá el cierre de la térmica por los ingresos que el consistorio dejará de percibir vía impuestos. “Contamos con ciento cuarenta trabajadores y con el cierre los servicios públicos se van a ver afectados”, ha advertido. 

El alcalde de Ariño, Joaquín Noé Serrano (PSOE), ha comenzado lamentando profundamente el cierre de Samca y ha reclamado la “unanimidad” y la “implicación” de todos los grupos parlamentarios para encontrar alternativas a la desaparición de la térmica de Andorra. Noé ha rogado “agilidad” al Gobierno de Aragón en el proceso de implantación de nuevas empresas de sectores como los fertilizantes, las cerámicas y la industria agroalimentaria. “Somos mineros y estamos dispuestos a todo. Somos capaces de volver a donde haga falta”, ha defendido.

El regidor de la localidad turolense ha planteado diversas actuaciones para atraer negocios y mejorar la empleabilidad de los vecinos, como el desarrollo de un “instituto potente” con grados de FP, la posibilidad de ampliar la residencia actual de personas mayores o incluso hacer una nueva, así como la reversión de la conocida como “pista minera” entre Ariño y Andorra “cuyo uso público recortaría el trayecto en diez minutos hasta Alcañiz”, ha destacado. Otras mejoras que ha considerado necesarias han sido el desdoblamiento de las N-233 con la A-69, la dotación de fibra óptica a los polígonos, algo “esencial”, el impulso de una terminal ferroviaria alargando la existente de la térmica hasta el polígono industrial de Andorra, y la elaboración de un “plan de desarrollo turístico supracomarcal” para “aprovechar el entorno”.       

Por su parte, el alcalde de Escucha, Javier Carbo Cabañero (CHA), ha llamado a impulsar “una reestructuración de la provincia de Teruel, que vengan inversores a trabajar y no al granujeo y que el Gobierno de Aragón plantee un plan de desarrollo diversificado que no sea Zaragón”. Carbo ha dedicado buena parte de su intervención a criticar el resultado de las diferentes iniciativas impulsadas en los últimos veinte años para la reconversión de las cuencas mineras. “Decisiones sin orden y a lo loco” que a su juicio han provocado un “solape de infraestructuras en los pueblos”, “escasa” creación de empleo, la atracción de empresas que sólo venían a por las subvenciones y el derroche de dinero público en obras de dudosa utilidad. “Todos los pueblos quisimos tener nuestro polígono y ninguno está suficientemente dotado, todos intentan tener su museo turístico, su piscina, su pabellón… Hay cuatro pueblos en diez kilómetros por lo que hay que ser más originales y apostar por proyectos comunes”, ha defendido.     

Además, ha denunciado “intereses partidistas y falta de control y de rigor” en el reparto de las ayudas, algunas de las cuales incluso se han empleado “para arreglar lavaderos” y ha lamentado el sobrecoste y el retraso de la obra del pantano de Las Matas. Para el regidor de Escucha, “el futuro de las cuencas no era el carbón”, algo que en su opinión queda claro tras el desarrollo de cinco planes nacionales y miles de millones repartidos.

Por último, el alcalde de Utrillas, Joaquín Francisco Moreno Latorre (Compromiso por Aragón), ha asegurado tener claro “lo que no hay que hacer” tras los resultados de los anteriores planes de la minería. “La transición no ha sido justa ni razonable y se ha distribuido una cantidad ingente de dinero”, ha denunciado, por lo que a su juicio sólo cabe impulsar una “verdadera reconversión industrial” que venga acompañada por un “cambio normativo” de la distribución de las ayudas para centrarlas en los municipios con empresas dedicadas al carbón. “De los 158 destinos de esos fondos, noventa y ocho han recaído en localidades limítrofes y sesenta en municipios estrictamente mineros”, ha denunciado. Además ha lamentado la “politización” de las mesas técnicas de la minería y ha reclamado “celeridad” en la aplicación del plan Miner para que no ocurra como con el plan 2013-18, “que todavía no se ha aplicado en las infraestructuras municipales”.

Moreno ha considerado “esencial” dotar de “competitividad” a los polígonos de la zona así como la mejora de las comunicaciones terrestres, con Sagunto y Fraga como ejemplos en los que fijarse, y ha apostado por el uso del FITE para que sea Aragón la que acometa “una reconversión de la zona con urgencia”. También ha solicitado un “esfuerzo en formación con el fin de que la comarca cuente con personal cualificado para las empresas de energías renovables. “En dos años no se ha aprobado ninguna escuela taller en toda la cuenca minera”, ha recordado. Y ha reprochado la falta de facilidades que encuentran en la administración autonómica para atraer a nuevas empresas. “El Gobierno de Aragón nos remite a unas convocatorias públicas de ayudas que nos limitan a 150.000 euros y con eso poco se puede hacer”, ha lamentado.     




<- Volver a: Notas de prensa