Se encuentra en: El Parlamento / Actualidad parlamentaria / Notas de prensa / Nota de prensa
16.12.2018
Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos

CEPES Aragón reclama un plan de impulso de la economía social en la región que afectará a 400.000 aragoneses y la creación de una dirección general

El presidente de la Asociación de Economía Social de Aragón Felipe Gómez de Valenzuela ha reprochado que pese a la relevancia de su colectivo, formado por 10.500 empresas, no se le haya permitido formar parte del Consejo Económico y Social de Aragón

María Luisa Esteve y Felipe Gómez de Valenzuela, representantes de CEPES Aragón.


Zaragoza, 16/10/2018.- El presidente de la Asociación de Economía Social de Aragón (CEPES Aragón), Felipe Gómez de Valenzuela, ha reivindicado la importancia de la economía social en Aragón y ha pedido un plan de impulso que contribuya en la tarea en la que “están implicados de una y otra forma unos 400.000 aragoneses”.

Gómez de Valenzuela ha reclamado esta mañana durante su declaración en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos “que se cree una dirección general o un servicio de economía social de Aragón para poder dirigir nuestras demandas”. “Que no exista una en el organigrama del Gobierno de Aragón es una grave falta de perspectiva sobre lo que significa y representa la economía social”, ha denunciado.

Gómez de Valenzuela ha detallado la repercusión de la economía social en Aragón. “En nuestra región hay más de 10.000 empresas que mantienen 20.000 empleos. Nos gustaría aportar más datos, pero no podemos porque los datos serios requieren estudios serios que se elaboran con tiempo, dinero y valentía”, ha remarcado.

El presidente de CEPES Aragón ha reprochado que recientemente las Cortes no incluyeran a la asociación en el Consejo Económico y Social de Aragón. “Existen 400.000 aragoneses implicados como partícipes, beneficiarios, trabajadores o voluntarios en la economía social aragonesa y, sin embargo, consideran que no somos suficientemente representativos. No creemos que sea mala intención, sino desconocimiento”, se ha lamentado.   

Gómez de Valenzuela también ha reclamado una actuación diferente en el desarrollo legislativo de esta materia. “No se ha realizado un proceso participativo previo. Antes del desarrollo legislativo habría que elaborar una estrategia para poner en evidencia los recursos a disposición de la economía social y las necesidades y su grado de cobertura”, ha recomendado. El presidente de CEPES Aragón ha rematado su intervención recalcando que “somos importantes, no queremos sustituirles y podemos ayudarles a gobernar mejor”.  

Por su parte, María Luisa Esteve, vocal de la junta directiva de la asociación de Economía Social y representante de la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI), ha resaltado los buenos datos que se recogen en el documento Estrategia española de economía social 2017-2020. “Hemos sido capaces de responder satisfactoriamente al contexto la crisis. La destrucción de empleo en las cooperativas entre 2007 y 2013 ha sido seis  puntos inferior en términos de afiliación a la seguridad social respecto al resto de las empresas y se ha producido un incremento de 18 puntos en el porcentaje de contratación de trabajadores en riesgo de exclusión”, ha defendido.

Desde el PP, Fernando Galve ha destacado que la economía social “representa a más de cuatrocientas mil personas”. “Una de cada tres; es importantísimo en una Comunidad como Aragón”, ha destacado en este sentido. Para el portavoz popular, “contribuye de forma inequívoca al desarrollo y la vertebración”. En relación a la nueva ley, ha criticado que “en tres años y medio no hemos sabido nada”. “Se promete mucho y, al final, corriendo, deprisa y mal no se llegará a aprobar”, ha comentado.

El socialista Herminio Sancho ha reivindicado la “cantidad” y “calidad” de “un modelo empresarial sostenible” como la economía social. “La especial sensibilidad a las personas ha marcado la legislatura”, ha reivindicado, enumerando acciones del INAEM a través de ayudas, subvenciones o los centros especiales de empleo. En cifras, ha datado en más de cuarenta millones de euros en tres años estas líneas. “Es un compromiso del Gobierno de Aragón desde el inicio de la legislatura”, ha explicado en relación a una nueva ley.

Por parte de Podemos, Román Sierra he pedido “creerse el valor e impacto de la economía social”. “En Aragón, además, su papel vertebrador es fundamental. Siempre hemos mostrado nuestro apoyo e intentando lanzar textos de impulso, incluidos los presupuestos que hemos apoyado”, ha explicado este diputado. Para Sierra, “en esta legislatura el Gobierno tiene una tarea pendiente y no se apaña con una ley a última hora que no hace aportaciones al texto estatal”.

Para exponer la posición del Grupo Aragonés en esta comparecencia, su diputado Jesús Guerrero, durante su turno de palabra, ha recordado que su formación ha apoyado “todo tipo de iniciativas alrededor de la economía social” y se presentaron enmiendas presupuestarias. “El rigor también es cuantitativo y los presupuestos son de PSOE y CHA con el apoyo de Podemos e IU”, ha criticado. En opinión de Guerrero, “hay que ponerse a trabajar para que este sector tenga la importancia que merece en la Comunidad”.

Desde Ciudadanos, Jesús Sansó ha considerado que “es significativa la poca atención a la economía social que han tenido todos los gobiernos”. En este sentido, ha reclamado “estudios serios para saber de qué estamos hablando y cuál es su impacto real”. “Las entidades de economía social ofrecen respuestas mucho más sensibles a periodos de crisis, con mayor capacidad de negociar condiciones laborales, efecto refugio y destruyen menos empleo recuperando más”, ha valorado este portavoz durante su turno de palabra”.

La portavoz de IU, Patricia Luquin, representante del Grupo Mixto en esta comparecencia, ha recordado que “lo que no se conoce es difícil de valorar”. “Para este Gobierno no es que la economía social haya jugado un papel fundamental. Tendríamos que empezar a concienciarnos de ello en la Agenda 2030”, ha expresado esta diputada. Para ella, “ha llegado el momento de creerse su carácter transversal y que deje de ser la hermana pequeña de la economía”. “Ningún Ejecutivo ha tenido una Dirección General de Economía Social. No ha estado en la agenda”, ha criticado.




<- Volver a: Notas de prensa