Acuerdo del Pleno de las Cortes, de 6 de noviembre de 1997, por el que se aprueba el Dictamen de la Comisi√≥n especial de estudio sobre la pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n.

PRESIDENCIA DE LAS CORTES DE ARAGON

En cumplimiento de lo establecido en el art√≠culo 66.5 del Reglamento de la C√°mara, se ordena la publicaci√≥n en el Bolet√≠n Oficial de las Cortes de Arag√≥n del acuerdo del Pleno de las Cortes, adoptado en sesi√≥n celebrada los d√≠as 6 y 7 de noviembre de 1997, por el que se aprueba el Dictamen de la Comisi√≥n especial de estudio sobre pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n. Asimismo, procede la publicaci√≥n del voto particular del Grupo Parlamentario Popular frente a los apartados III y IV, rechazado en la citada sesi√≥n plenaria.

Zaragoza, 6 de noviembre de 1997.

El Presidente de las Cortes

EMILIO EIROA GARCIA

Dictamen elaborado por la Comisión especial

de estudio sobre la pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n

I. ANTECEDENTES

1. Acuerdo de creación

El Pleno de las Cortes de Arag√≥n, en sesi√≥n celebrada el d√≠a 20 de junio de 1996, con ocasi√≥n del debate de la Moci√≥n n√ļm. 5/96, relativa a pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n, acord√≥ la constituci√≥n, en el plazo m√°ximo de tres meses, de una Comisi√≥n especial para la definici√≥n del estudio de dicha cuesti√≥n en nuestra Comunidad.

La Mesa y la Junta de Portavoces, en sesi√≥n celebrada el d√≠a 10 de septiembre de 1996, procedieron a constituir dicha Comisi√≥n especial de estudio cuyo objeto ser√° elaborar un Dictamen sobre la situaci√≥n de las diversas lenguas minoritarias en Arag√≥n y que sirva de base para la adopci√≥n de las medidas que sean necesarias para la normalizaci√≥n de su uso (reconocimiento legal, cooficialidad, protecci√≥n, promoci√≥n y ense√Īanza).

2. Duración

De conformidad con lo establecido en el artículo 7 de las normas de funcionamiento de la Comisión, ésta debería finalizar sus trabajos en un plazo máximo de seis meses desde su constitución. La Comisión se constituyó el 20 de septiembre por lo que el plazo debía finalizar el 20 de marzo.

Con fecha 10 de febrero, se presentó un escrito a la Mesa de las Cortes de Aragón solicitando que fuera ampliado el plazo otorgado para la emisión del Dictamen, lo que fue debatido por la Mesa y Junta de Portavoces en sesión conjunta celebrada el 3 de marzo de 1997, acordándose ampliar dicho plazo hasta el día 7 de abril de 1997.

3. Composición

De acuerdo con el artículo 63.2 del Reglamento de las Cortes de Aragón y el artículo 2 de la Resolución de la Mesa y Junta de Portavoces, la Comisión debía estar constituida por un representante de cada Grupo Parlamentario. De acuerdo con ello, los Grupos Parlamentarios designaron a los siguientes Diputados:

- Por el G.P. Popular: D.ª Marta Calvo Pascual.

- Por el G.P. Socialista: D. José M.ª Becana Sanahuja.

- Por el G.P. del Partido Aragonés: D. Manuel Escolá Hernando.

- Por el G.P. Izquierda Unida de Aragón: D. Félix Rubio Ferrer.

- Por el G.P. Mixto: D. Ches√ļs Bernal Bernal.

4. Plan de trabajo

El día 20 de septiembre, la Comisión procedió a su constitución formal. De conformidad con lo previsto en el artículo 63.6 del Reglamento de las Cortes de Aragón, elaboró un Plan de trabajo y procedió a elegir un coordinador.

Como coordinador fue elegido D. Manuel Escolá Hernando, representante en la Comisión del G.P. del Partido Aragonés.

En el Plan de trabajo se incluía la elaboración de un dossier documental y la celebración de una serie de comparecencias.

II. ACTUACIONES

1. Comparecencias

Ante la Comisión han tenido lugar las comparecencias que a continuación se indican para informar sobre el objeto de la Comisión:

A) REPRESENTANTES DE INSTITUCIONES CULTURALES DE LA COMUNIDAD AUTONOMA

Dicha sesi√≥n tuvo lugar el d√≠a 3 de octubre de 1996, y en ella comparecieron los Sres. D. Jos√© M.¬™ Enguita Utrilla, D. Jes√ļs V√°zquez y D. Javier S√°ez Guallar, en representaci√≥n de la Instituci√≥n ¬ęFernando el Cat√≥lico¬Ľ, Instituto de Estudios Altoaragoneses e Instituto de Estudios Turolenses, respectivamente.

Todos ellos aludieron a la estructura de sus respectivas instituciones, los trabajos realizados por ellos en relaci√≥n con la situaci√≥n ling√ľ√≠stica de la Comunidad Aut√≥noma y proyectos de futuro. Defendieron la existencia del catal√°n y aragon√©s, si bien hicieron especial hincapi√© en la necesidad de proteger las variedades locales. En relaci√≥n con el catal√°n, se apunt√≥ por el Sr. S√°ez la necesidad de ¬ęincorporar a la escuela el catal√°n, normalizado evidentemente, aunque teniendo en cuenta las variedades locales¬Ľ. Respecto a las hablas aragonesas, el Sr. Enguita aludi√≥ a que ¬ęvienen del lat√≠n directamente¬Ľ, y el Sr. V√°zquez, tras indicar que son 10.000 los hablantes, a√Īadi√≥ que estamos frente a ¬ęvariedades que no son ni castellano, ni franc√©s, ni catal√°n, sino que son algo que tenemos que adscribir a una cosa que los ling√ľistas llamamos aragon√©s¬Ľ.

Aportaron el mapa ling√ľ√≠stico de Arag√≥n elaborado en el a√Īo 1968 y anunciaron que se est√° procediendo a su actualizaci√≥n, considerando los Sres. S√°ez y V√°zquez conveniente llevar a cabo un estatuto territorial de las lenguas, as√≠ como la necesidad de apoyar una lengua aragonesa literaria que ¬ęsuperase la fragmentaci√≥n en que se encuentran en la actualidad las hablas aragonesas de car√°cter aragon√©s¬Ľ.

Por su parte, D. Jos√© M.¬™ Enguita no ve esa ¬ęunificaci√≥n o normalizaci√≥n de todos ellos¬Ľ, puesto que en estos momentos ¬ęhay una desconexi√≥n bastante grande entre lo que es aragon√©s literario y lo que son los hablantes altoaragoneses¬Ľ.

B) REPRESENTANTES DE DIVERSAS ENTIDADES SOCIALES

Un segundo grupo de comparecientes tuvo como sujetos activos a una serie de entidades sociales y así:

a) El 8 de octubre de 1996 acudieron a la Comisi√≥n representantes de la Asociaci√≥n Cultural Matarra√Īa, Instituto de Estudios del Baix Cinca y Asociaci√≥n de Consells Locals de la Franja, haci√©ndolo los Sres. D. Jos√© Ignacio Micolau y D. Ricard Solana, por la primera entidad; D. Josep Gal√°n Cast√°n, en representaci√≥n de la segunda, y D. Francesc Blanc Castells, por la tercera.

En primer lugar, intervino el Sr. Micolau Adell, quien arranc√≥ del ¬ęreconocimiento como lenguas propias de Arag√≥n tanto del aragon√©s como del catal√°n de Arag√≥n¬Ľ, manifest√°ndose a favor de la ¬ęcooficialidad de estas lenguas en sus respectivos territorios¬Ľ. Reivindic√≥ el ¬ęderecho a recibir la ense√Īanza en la lengua vern√°cula en la educaci√≥n infantil y que la ense√Īanza de esta lengua se garantice tambi√©n en la ense√Īanza secundaria y en la educaci√≥n de adultos¬Ľ, para lo cual se ¬ędeber√≠a superar la consideraci√≥n de asignatura marginal¬Ľ, reclamando que ¬ęla ense√Īanza estuviese integrada en el horario escolar y que mejorase su consideraci√≥n en el proyecto de centro¬Ľ. Finaliz√≥ su intervenci√≥n aludiendo al informe de la Uni√≥n Europea en el que, de una tabla de 38, el catal√°n de Arag√≥n ocupa el lugar 22, con 50.000 hablantes.

A continuaci√≥n, el Sr. Blanc Castells afirm√≥ que ¬ęel catal√°n es una lengua viva en Arag√≥n¬Ľ, en concreto en el ¬ę116% del territorio de Arag√≥n, unos 5.370 km2 , con un c√≥mputo m√°s all√° de los 60.000 habitantes¬Ľ. Defendi√≥ ¬ęla existencia de esta lengua en las comarcas de la Ribagor√ßa, La Litera, Baix Cinca y el Matarra√Īa, hablada en diversos dialectos, que act√ļa como un doble mecanismo de unicidad y de contraste¬Ľ, y solicit√≥ ¬ęuna ley de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica que reconozca la cooficialidad del catal√°n y el aragon√©s junto al castellano¬Ľ.

Por √ļltimo, el Sr. Gal√°n Cast√°n advirti√≥ que ¬ęel catal√°n en la Franja est√° sufriendo una erosi√≥n que supone una regresi√≥n¬Ľ, y afirm√≥ que ¬ęcualquier soluci√≥n que no sea la cooficialidad es paternalismo¬Ľ. Describi√≥ que la comunidad aragonesa ¬ęest√° desconectada y dificultada con una situaci√≥n de una larga tira de territorio, muy estrecha, que corresponde a 21 pueblos de Teruel, 5 pueblos de Zaragoza y 55 localidades de la provincia de Huesca¬Ľ, por lo que apunt√≥ la necesidad de un estatuto territorial de las lenguas.

b) El 21 de octubre de 1996 comparecieron D. Francho Rodés Orquín, representante del Consello d'a Fabla Aragonesa ; D. Carlos Abril Carnicer, en representación del Ligallo de Fablans de l'Aragonés ; D. Rubén Ramos Antón, representante de Nogará , y D.ª Chulia Ara Oliván, en representación de Rolde de Estudios Aragoneses.

Intervino, al comienzo de la sesi√≥n, como portavoz de todos ellos, el Sr. Rod√©s Orqu√≠n, quien aludi√≥ a antecedentes hist√≥ricos y situaci√≥n actual e invit√≥ a los miembros de la Comisi√≥n a reflexionar sobre la Declaraci√≥n Universal de Derechos Ling√ľ√≠sticos, aprobada por unanimidad por el Congreso de los Diputados el pasado 18 de septiembre. Dice as√≠: ¬ęTodas las lenguas son la expresi√≥n de una identidad colectiva y de una manera distinta de percibir y de describir la realidad, y, por tanto, han de poder gozar de unas condiciones necesarias para su desarrollo en todas las funciones; todas las comunidades ling√ľ√≠sticas son iguales en derecho¬Ľ. Aport√≥ datos num√©ricos referidos al √ļnico censo, realizado en 1981, y as√≠ mencion√≥ que existen ¬ę11.824 hablantes activos, personas que hablan aragon√©s de forma habitual, y 17.653 hablantes pasivos, personas que conocen la lengua y que la hablan s√≥lo de forma ocasional¬Ľ. Respecto a los datos de ense√Īanza, ¬ęen los planes de ense√Īanza no reglada se contabilizan, en lo que va de d√©cada, 1.931 alumnos que han pasado por los cursos que imparte el Consello d'a Fabla Aragonesa en el Alto Arag√≥n y que casi se triplica si computamos las cifras de los cursos que otras asociaciones realizan en el resto de Arag√≥n¬Ľ.

Finaliz√≥ su intervenci√≥n solicitando la ¬ęcreaci√≥n de una legislaci√≥n ling√ľ√≠stica¬Ľ que ¬ędetermine los dominios ling√ľ√≠sticos, regule la ense√Īanza de las lenguas y en las lenguas, reconozca el derecho al uso de las lenguas ante la Administraci√≥n, reconozca el derecho a la presencia de las lenguas en los medios de comunicaci√≥n, reconozca el derecho a oficializar los nombres de las personas, la toponimia y la hidronimia en las lenguas vern√°culas, y se precisa que se reconozca oficialmente algo que fuera de Arag√≥n todo el mundo tiene muy claro, que en nuestra Comunidad existen dos lenguas, dos sistemas ling√ľ√≠sticos, con sus variedades dialectales internas, como cualesquiera otras, y que reciben los nombres de aragon√©s y catal√°n¬Ľ.

Tras las intervenciones de los Grupos Parlamentarios, realizaron diversas precisiones y aclaraciones el resto de comparecientes, y, as√≠, la Sra. Ara Oliv√°n record√≥ que la Plataforma propone ¬ęel derecho a recibir la ense√Īanza √≠ntegra en dicha lengua en la educaci√≥n primaria, secundaria y educaci√≥n de adultos¬Ľ. En una nueva intervenci√≥n, el Sr. Rod√©s Orqu√≠n afirma que ¬ęno parece recomendable instaurar una Academia¬Ľ, pero s√≠ imprescindible una ¬ęley de demarcaci√≥n de dominios ling√ľ√≠sticos o estatuto territorial¬Ľ.

El Sr. Abril Carnicer manifest√≥ que ¬ętodos los grupos estamos por la cooficialidad, acompa√Īada de una serie de medidas¬Ľ.

Por √ļltimo, el Sr. Ramos Ant√≥n describi√≥ c√≥mo se imparte el aragon√©s en los cursos que dan ¬ępartiendo siempre de los dialectos locales, pero se tiene que acabar y se acaba de forma natural en el est√°ndar¬Ľ.

c) Para finalizar esta fase de las comparecencias dedicadas a entidades sociales, el 25 de octubre de 1996 la Comisi√≥n cont√≥ con la asistencia de los Sres. D. Angel Hern√°ndez Galicia y D. Santiago Escandil Bagu√©, de la Asociaci√≥n Amics de Fraga ; D. Ector Castro Ari√Īo, de Rolde Choben ; D. Ram√≥n Pociello Ardiaca, de la Asociaci√≥n Belenista , y D. Luis Gasc√≥n Cases, de la Asociaci√≥n Baisch Aragon√©s.

Al comienzo de la sesi√≥n facilitan a los miembros de la Comisi√≥n un Manifiesto, firmado por catorce asociaciones, en el que se reflejan los conceptos b√°sicos de su postura. Tras la lectura del Manifiesto, toma la palabra el Sr. Hern√°ndez Galicia, que afirma que ¬ęla gran mayor√≠a de la zona oriental de Arag√≥n est√° a favor de esas opciones nuestras¬Ľ, que concreta en la existencia de ¬ęvariedades locales; nos entendemos muy bien, por lo tanto, es un sentimiento de que el catal√°n oriental que se nos quiere imponer no nos satisface...¬Ľ, ¬ęnos sentimos -afirma- con una imposici√≥n de una lengua y, por lo tanto, decimos que no; entendemos que nuestras variedades han de pervivir, que es una riqueza cultural que tenemos de muchos a√Īos¬Ľ. ¬ęCreemos -contin√ļa- que no podemos permitir que nos digan desde Barcelona c√≥mo hemos de hablar.¬Ľ Rechaza la expresi√≥n ¬ęFranja¬Ľ y propone que se sustituya por ¬ęzona oriental de Arag√≥n¬Ľ. Muestra su deseo de una normalizaci√≥n que salve las variedades locales, es decir, ¬ęuna normalizaci√≥n abierta, no estricta, acotada, cerrada y que excluye un mont√≥n de variedades; ha de ser abierta, con modismos, con lo que sea, para que se pueda entender¬Ľ.

Posteriormente, el Sr. Castro Ari√Īo considera que ¬ęcon la imposici√≥n del catal√°n lo que se va a producir es una sustituci√≥n ling√ľ√≠stica acelerada, porque se va a perder lo aut√≥ctono de la zona¬Ľ, y concluye que ¬ęla gente del Arag√≥n oriental es la que tiene el derecho a decidir sobre su lengua¬Ľ.

El Sr. Gasc√≥n Cases reivindica como denominaci√≥n la de ¬ęcatal√°n aragon√©s, aragon√©s oriental, o bien el nombre de orienaragon√©s¬Ľ, y rechaza la cooficialidad del catal√°n.

Por √ļltimo, D. Ram√≥n Pociello denuncia ¬ęque hay una terrible manipulaci√≥n, pol√≠tica y sectorial¬Ľ y que los habitantes de la Franja est√°n viviendo una especie de colonizaci√≥n.

En turno de d√ļplica, intervinieron nuevamente los comparecientes, haci√©ndolo en primer lugar el Sr. Hern√°ndez Galicia, que alude a la necesidad de investigaci√≥n y rechaza el centralismo de Barcelona, denunciando la edici√≥n en Catalu√Īa de un libro denominado Vocabulario de barbarismes, donde se encuentran ¬ęel 80% de nuestras palabras¬Ľ. Advierte que en la escuela ¬ęse ense√Īa catal√°n normalizado; no se est√°n ense√Īando las variedades locales¬Ľ y rechaza la cooficialidad ¬ętal como est√° presentada hoy¬Ľ.

El Sr. Escandil Bagu√© advierte que ¬ęs√≥lo puede hablar de sentimientos¬Ľ, y, en l√≠nea con tal postura, afirma que ¬ęs√≠ puedo decir que me duele cuando me llaman catal√°n¬Ľ, as√≠ como ¬ęel que nos ataquen desde tantos frentes¬Ľ.

El Sr. Gasc√≥n Cases sugiere que se haga ¬ęuna propuesta generalizada a toda la poblaci√≥n de nuestra zona oriental, a ver si est√° de acuerdo en la normalizaci√≥n y la cooficialidad del catal√°n¬Ľ. El Sr. Pociello rechaza igualmente la cooficialidad castellano y catal√°n, y reivindica la ¬ęcooficialidad de nuestro catal√°n y nuestro espa√Īol¬Ľ y reclama una unidad de la lengua del Arag√≥n oriental.

C) PROFESORES DE CATALAN Y ARAGONES

El 28 de octubre de 1996 se cont√≥ con la presencia de profesores de catal√°n y aragon√©s, y en concreto asistieron: D.¬™ Carmen Alcover Pinos, coordinadora de ense√Īantes de catal√°n; D. Fernando Vall√©s Calvo y D. Luis Ortas Terraza, profesores de aragon√©s y, excepcionalmente, por motivos de calendario, D. Angel Huguet Canalis, doctor en psicopedagog√≠a, educaci√≥n biling√ľe e investigador de la situaci√≥n socioling√ľ√≠stica de la Franja.

Intervino en primer lugar D. Fernando Vall√©s, quien aporta datos sobre la ense√Īanza del aragon√©s en la actualidad, abogando por la escolarizaci√≥n infantil en lengua materna y reivindicando ¬ęcomo m√≠nimo, una hora de ense√Īanza de lengua aragonesa en primaria y secundaria¬Ľ, aconsejando que en las tres escuelas de Magisterio se imparta la asignatura de Filolog√≠a Aragonesa. Posteriormente, considera conveniente que el Convenio para el aragon√©s ¬ęsea paritario con el catal√°n¬Ľ, y afirma que en aragon√©s ¬ęhace falta una lengua est√°ndar, respetando siempre las variedades locales¬Ľ. En relaci√≥n con este tema evidencia el problema que plantea el profesorado: ¬ęa ver d√≥nde encuentras el profesorado o c√≥mo formas al profesorado¬Ľ, calculando que deber√≠an ser unos veinte profesores los necesarios para el Alto Arag√≥n. Defiende una ley de normalizaci√≥n que permita ¬ędirigirse a la Administraci√≥n en su propia lengua y tener la rotulaci√≥n en la misma lengua, que los medios de comunicaci√≥n las contemplen tambi√©n...¬Ľ

La Sra. Alcover Pinos afirma que, ¬ędespu√©s de doce a√Īos en el √°mbito de la ense√Īanza (del catal√°n), los resultados han sido espectaculares¬Ľ, y aporta cifras num√©ricas: 3.200 alumnos, 37 municipios y 25 profesores. Recuerda que el ideal pedag√≥gico ser√≠a ¬ęque la escolarizaci√≥n fuera en lengua catalana, y no como en la actualidad: una hora en infantil, dos horas en primaria, y en secundaria, como extraescolar. Se defiende, frente a las acusaciones de que est√°n ense√Īando el catal√°n de Barcelona, afirmando que ¬ętodos los que estamos o hemos estado ense√Īando en la Franja somos genuinos y dif√≠cilmente podemos ense√Īar el catal√°n de Barcelona porque, no lo sabemos hablar¬Ľ.

Por √ļltimo el Sr. Huguet Canalis comienza afirmando que, ¬ęhoy por hoy, Arag√≥n es un paradigma dentro del Estado espa√Īol para estudiar los efectos negativos del biling√ľismo¬Ľ. Aporta datos sobre encuestas realizadas en la Franja y comprueba con ellos c√≥mo la educaci√≥n biling√ľe ¬ępromueve individuos biling√ľes y biculturales, y por ello la hace aconsejable tanto desde el punto de vista psicol√≥gico como sociol√≥gico, como desde el punto de vista educacional¬Ľ.

D) LING√úISTAS

La Comisi√≥n abri√≥ una nueva fase y estim√≥ necesario contar con la opini√≥n de ling√ľistas, para la cual se invit√≥ a:

a) Profesores de la Universidad de Zaragoza, que asistieron el 11 de noviembre de 1996. En dicha fecha comparecieron, D. Francho Nagore La√≠n, profesor titular de Ling√ľ√≠stica General e Hisp√°nica de la Universidad de Zaragoza (imparte Filolog√≠a Aragonesa); D.¬™ M.¬™ Antonia Mart√≠n Zorraquino, catedr√°tica de la Universidad de Zaragoza en el √°rea de Ling√ľ√≠stica General e Hisp√°nica; D.¬™ Rosa Fort Ca√Īellas, profesora titular del Departamento de Ling√ľ√≠stica General e Hisp√°nica (imparte Filolog√≠a Catalana), y D.¬™ Rosa Casta√Īer, profesora titular del Departamento de Ling√ľ√≠stica General e Hisp√°nica (imparte Filolog√≠a Aragonesa).

D. Francho Nagore aport√≥ un listado con los libros publicados en aragon√©s desde 1971 hasta 1976 (m√°s de cien libros), afirmando que ¬ęel aragon√©s, lengua aragonesa, alto aragon√©s, ll√°mese como se quiera, es el conjunto de las hablas del Alto Arag√≥n. Las hablas altoaragonesas tienen, evidentemente, sus diferencias en cuestiones de fon√©tica, morfosintaxis y, en especial, de aspectos de l√©xico..., como todas las lenguas, pero tienen una serie de datos en com√ļn y [...] conforman un diasistema ling√ľ√≠stico que ocupa un lugar determinado¬Ľ. A continuaci√≥n proyect√≥ transparencias en las que resalt√≥ las diferencias y similitudes entre las distintas hablas.

Posteriormente, D.¬™ M.¬™ Antonia Mart√≠n Zorraquino se present√≥ como coautora del Estudio Socioling√ľ√≠stico de la Franja Oriental de Arag√≥n desde 1992 a 1995, centr√°ndose en este territorio. Afirma que ¬ęen Arag√≥n se da la convivencia de tres lenguas hist√≥ricas: el castellano o espa√Īol; el catal√°n, que se emplea en forma de variedades dialectales diversas, todas ellas adscribibles al catal√°n noroccidental, variedad fundamental del catal√°n como lengua hist√≥rica¬Ľ, hablado -afirma- por unos 43.000 hablantes, y el aragon√©s, ¬ęvariedad esta que se considera dialecto hist√≥rico del lat√≠n y que, seg√ļn las investigaciones de la Filolog√≠a Aragonesa contempor√°nea, nunca alcanz√≥ una unidad¬Ľ (el n√ļmero de hablantes no pasa de diez mil).

Destaca c√≥mo en las localidades encuestadas en la Franja oriental el sentimiento es que la lengua aut√≥ctona all√≠ es otra, ¬ępero no la denominan catal√°n, sino chapurriau¬Ľ, y en las localidades altoaragonesas ¬ęse reconoce tambi√©n que se hablan variedades ling√ľ√≠sticas peculiares que remiten al dialecto aragon√©s y que se denominan cheso, ansotano, belset√°n o belsetano y gistabino o gistab√≠n¬Ľ.

Aporta, a continuaci√≥n, su punto de vista sobre la conveniencia de normalizar en una lengua com√ļn las hablas aragonesas, afirmando que ¬ęal ser esa lengua un invento, su futuro no parece posible. Por ello son absurdas las exigencias de ense√Īanza y cooficialidad del aragon√©s¬Ľ.

Concluye su intervenci√≥n sugiriendo una serie de medidas, que concreta en ¬ęmedidas m√°s de car√°cter cultural que de car√°cter legislativo¬Ľ. Se muestra ¬ęclaramente partidaria de la ense√Īanza del catal√°n en las √°reas catalanohablantes, con atenci√≥n especial a las variedades aut√≥ctonas, a su conocimiento y a su respeto¬Ľ, y no le parece adecuada ¬ęuna ense√Īanza de tipo inmersi√≥n en catal√°n¬Ľ.

A continuaci√≥n, D.¬™ Rosa Fort Ca√Īellas describe la situaci√≥n del catal√°n en la Universidad de Zaragoza y aporta datos sobre la encuesta realizada en la Franja en relaci√≥n con la ense√Īanza del catal√°n.

Por √ļltimo, D.¬™ Rosa Casta√Īer transmite los datos del Atlas Ling√ľ√≠stico, afirmando que destacan por el nivel de conservaci√≥n las hablas de Ans√≥, Hecho, Bielsa, Benasque y Gista√≠n; pero recuerda que fue realizado en los a√Īos 1964-1968, y, dadas las transformaciones habidas desde entonces ¬ęen los valles centrales y occidentales, el dialecto ha ido retrocediendo de manera notable¬Ľ. As√≠ ha sucedido en el de Gista√≠n y, de manera m√°s significativa, en los de Bielsa o Ans√≥ donde, pr√°cticamente, se han perdido sus hablas¬Ľ.

Se plantea a continuaci√≥n ¬ęla discusi√≥n acerca de si el aragon√©s es una lengua o un dialecto¬Ľ, y afirma que, ¬ędesde el punto de vista cient√≠fico, no se acepta la existencia de una lengua aragonesa¬Ľ, por lo que ¬ęse rechaza el intento de creaci√≥n de un aragon√©s literario, unificador de variantes, que tendr√≠a para sus promotores el car√°cter de lengua¬Ľ y, en consecuencia, la cooficialidad del aragon√©s le parece ¬ęfuera de lugar, de qu√© aragon√©s y d√≥nde¬Ľ.

b) El d√≠a 10 de diciembre de 1996 asisti√≥ a la Comisi√≥n D. Juan Mart√≠nez Ferrer, doctor en Pedagog√≠a y experto en las implicaciones educativas del biling√ľismo.

El Sr. Mart√≠nez Ferrer aporta los datos obtenidos en un trabajo de investigaci√≥n que realiz√≥ hace siete a√Īos y cuyo objetivo era comprobar cu√°les eran las consecuencias de que en las zonas biling√ľes la escuela utilizara s√≥lo el castellano. La pregunta b√°sica era: ¬ę¬Ņesto tiene alg√ļn efecto sobre los resultados de la ense√Īanza?¬Ľ. La rotunda conclusi√≥n a la que llegaba tras a√Īos de trabajo era que ¬ęel biling√ľismo, en esas circunstancias, lo que hace es plantear dificultades para el desarrollo intelectual y para el aprendizaje en general¬Ľ. Por ello defendi√≥, ¬ęen los primeros a√Īos de aprendizaje, utilizar la lengua local como veh√≠culo de ense√Īanza [...], el preescolar y quiz√° el primero de la ense√Īanza b√°sica, e ir pasando a un curr√≠culum biling√ľe, en el que ambas lenguas fuesen un medio a trav√©s del cual se realizasen los aprendizajes, rompiendo esa situaci√≥n de corte brusco entre el desarrollo intelectual, antes en casa y despu√©s en la escuela, y consiguiendo, adem√°s, a trav√©s de la escuela, revalorizar esas lenguas locales que estaban menospreciadas¬Ľ.

E) REPRESENTANTES DE ADMINISTRACIONES

a) Administraciones locales

El día 18 de noviembre de 1996 acudieron a la Comisión D. Salvador Plana Marsal, presidente de la Mancomunidad de La Litera; D. Francisco Javier Lacuesta, alcalde de Valderrobres, y D. Vicente Benedet Bruis, alcalde de Siétamo.

Intervino, en primer lugar, D. Vicente Benedet, alcalde de Si√©tamo, quien enumera las iniciativas que la Diputaci√≥n Provincial de Huesca ha puesto en marcha para el fomento, ense√Īanza y cultivo literario del aragon√©s. En cuanto a datos num√©ricos, aporta los siguientes: ¬ęen fabla hablan 9.447 personas; conocen, 16.017; total, 25.464; porcentaje, el 11,72%¬Ľ. Cuestiona la partida destinada por la Diputaci√≥n General de Arag√≥n para la ense√Īanza del aragon√©s y alude al n√ļmero de alumnos que han asistido a los cursos de aragon√©s y que concreta en mil novecientos cincuenta y uno en los √ļltimos tres o cuatro a√Īos. Enumera los premios literarios que han existido y los que permanecen en este momento, desarrolla las iniciativas de la Diputaci√≥n Provincial de Huesca y concluye solicitando la creaci√≥n de ¬ęun √≥rgano consultivo, que se podr√≠a llamar Consello Cheneral del Aragon√©s, y otro ejecutivo, que puede ser una oficina t√©cnica o a nivel de Direcci√≥n General o de gabinete t√©cnico¬Ľ.

A continuaci√≥n, D. Francisco Javier Lacuesta, alcalde de Valderrobres, comienza recordando que, en su comarca, con 19 pueblos, ¬ęhablamos lo que nosotros denominamos chapurriau¬Ľ, mostrando su preocupaci√≥n porque, ¬ęsi se crea la normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica y se implanta el catal√°n en las escuelas, va a haber una colonizaci√≥n catalana en nuestra comarca¬Ľ, concluyendo en que ¬ęno queremos que nos ense√Īen catal√°n¬Ľ.

Por √ļltimo, D. Salvador Plana Marsal, como presidente de la Mancomunidad de La Litera, comienza afirmando que ¬ęla gente habla en nuestra zona catal√°n, y son y se sienten profundamente aragoneses¬Ľ. Narra cu√°les han sido las razones que han llevado a la Mancomunidad a declarar la cooficialidad del catal√°n y reconoce que √©ste tiene variedades locales, como todas las lenguas, pero ¬ęla ense√Īanza que se hace en nuestras escuelas es el catal√°n normalizado¬Ľ. En cuanto a la medida de declarar la cooficialidad, considera que ¬ęno es ilegal, es realmente alegal¬Ľ, y ¬ęse trata de hacer normal en las instituciones lo que es normal en la calle¬Ľ. Finaliza reivindicando el modelo navarro para nuestra Comunidad Aut√≥noma.

b) Administración General del Estado

El 10 de marzo de 1997, la Comisión contaba con la comparecencia de los directores provinciales del MEC en las tres provincias aragonesas. Dicha comparecencia no llegó a celebrarse por entender el delegado del Gobierno que la presencia de autoridades de la Administración General del Estado en parlamentos autonómicos es absolutamente voluntaria, y no existían precedentes en este sentido. Sin embargo, se ofrecía la plena disponibilidad de los directores provinciales para contestar, por escrito, a cuanto la Comisión tuviese a bien requerirles.

La Comisión se reunió esa misma fecha y acordó dirigirse al delegado del Gobierno en Aragón para que transmitiera a los directores provinciales del Ministerio de Educación y Ciencia, en las tres provincias aragonesas, la solicitud de información sobre los siguientes extremos:

¬ę1. En relaci√≥n con las clases de catal√°n que se imparten en el territorio de la Comunidad Aut√≥noma de Arag√≥n se ruega informaci√≥n sobre:

- Listado de centros.

- Horarios en los que se cursa dicha asignatura.

- N√ļmero de profesores destinados a tal ense√Īanza.

- N√ļmero de alumnos que la reciben.

2. Respecto a las clases de aragonés, la Comisión desearía conocer cuáles han sido los motivos que han imposibilitado iniciarlas en el presente curso 1996-1997.

3. Previsiones, cara al próximo curso escolar, para que la Educación Infantil sea impartida en lengua vernácula de modo optativo.

4. Valoraci√≥n que les merece a las autoridades educativas la propuesta del nuevo Convenio remitido por la Diputaci√≥n General de Arag√≥n en relaci√≥n con la ense√Īanza de las dos lenguas minoritarias.

5. Posibilidad de incluir las plazas de los profesores de lenguas minoritarias en los cupos de profesores de las respectivas Direcciones Provinciales del MEC, antes de las transferencias educativas.

6. La Comisión muestra igualmente su interés por conocer cómo se vela por el respeto a las modalidades locales en los centros donde se imparte la asignatura de lengua catalana.

7. Por √ļltimo, se interesa del director provincial de la provincia de Zaragoza las posibilidades de ofertar, como optativas, las asignaturas de lengua catalana y lengua aragonesa en los centros de ense√Īanza de la ciudad de Zaragoza.¬Ľ

Dicha solicitud se cursó el 13 de marzo de 1997, y hasta la fecha la Comisión no ha recibido respuesta.

c) Administración de la Comunidad Autónoma

El 3 de marzo de 1997, la Comisión contó con la presencia de D. José Manuel Correas Dobato, director general de Educación y Ciencia del Gobierno de Aragón.

El objetivo de la comparecencia era para el director general ¬ępresentar el marco en el que nos movemos en el Gobierno de Arag√≥n, recogiendo la situaci√≥n inicial, que naci√≥ cuando se acord√≥ un convenio entre el Ministerio de Educaci√≥n y Ciencia y la Comunidad Aut√≥noma de Arag√≥n¬Ľ. ¬ęEste convenio, hoy por hoy, deja algo que desear -afirma-, ya que la situaci√≥n hoy es que ha evolucionado tanto la demanda como la oferta en aquella zona¬Ľ. Record√≥ que ¬ęla responsabilidad la sigue teniendo el Ministerio de Educaci√≥n y Ciencia¬Ľ, y ¬ęel Gobierno de Arag√≥n colabora con el Ministerio para poner el n√ļmero de profesores necesarios seg√ļn la demanda, para atender los gastos que conllevan las itinerancias del profesorado y para coordinar las acciones que se llevan a cabo con objeto de que los docentes que est√°n al servicio de esta ense√Īanza tengan los medios necesarios para poder hacerla en las mejores condiciones posibles¬Ľ.

A√Īadi√≥ que por parte del Gobierno ¬ęse lleva tambi√©n una l√≠nea de apoyo a las publicaciones did√°cticas para el profesorado y las publicaciones que recojan incluso trabajos escolares que han realizado en los distintos centros donde se ense√Īa la lengua en aquella zona¬Ľ. El prop√≥sito inmediato en relaci√≥n con el convenio para el catal√°n es ¬ęextenderlo de paso a la otra lengua minoritaria en nuestra comunidad, que los ling√ľistas se resisten a llamar aragon√©s, pero que son una serie de hablas que tienen alg√ļn tronco com√ļn y que de alguna manera en la calle se le empieza a llamar aragon√©s¬Ľ.

En relaci√≥n con √©ste, afirm√≥ que ¬ęhemos hecho un convenio con la Universidad seg√ļn el cual se ha iniciado una actuaci√≥n, una investigaci√≥n para realizar un estudio socioling√ľ√≠stico de las hablas del Pirineo¬Ľ. ¬ęLa primera fase del trabajo se est√° haciendo en los valles occidentales de Ans√≥, Hecho, Arag√ľ√©s, Jaca y A√≠sa.¬Ľ ¬ęEl trabajo se va a continuar hasta cubrir todos los valles del Pirineo.¬Ľ

Respecto al profesorado, ¬ęya hicimos una convocatoria para seleccionar profesorado; las plazas fueron solicitadas por diecis√©is personas, y hemos seleccionado a cuatro personas, naturales de all√≠¬Ľ. Y anunci√≥ que ¬ęen septiembre tendr√° lugar la primera escuela de verano, Escola d'Estiu, en Fraga, biling√ľe.¬Ľ

Mostr√≥ sus deseos de acabar con ¬ęque los horarios que se ponen para la lengua est√©n fuera de los horarios habituales, y querr√≠amos que fuera considerada como una ense√Īanza como las otras; es l√≥gico que se reivindique este tratamiento¬Ľ. Asimismo, ¬ęquerr√≠amos tener un status como el profesorado de los centros p√ļblicos¬Ľ, y anunci√≥ que, ¬ępara el pr√≥ximo curso, ya nos hemos dirigido al Ministerio de Educaci√≥n y Cultura, con objeto de que, con antelaci√≥n suficiente, se prevea y se incorpore ya de entrada en el horario de una forma est√°ndar, es decir, que sea una actividad m√°s entre todas las del centro¬Ľ. Mostr√≥ su deseo de que, ¬ęhaciendo las cosas con sensatez, con sentido com√ļn, respet√°ndonos mucho unos a otros y, en fin, con cierta suavidad, las cosas pueden salir adelante¬Ľ.

Tras las intervenciones de los Grupos Parlamentarios, el Sr. Correas Dobato pregunt√≥: ¬ę¬Ņqu√© es lo que podemos hacer el curso que viene?¬Ľ. Y se contest√≥: ¬ęsolicitar a los directores provinciales que tengan en cuenta en la elaboraci√≥n del horario del pr√≥ximo curso esta ense√Īanza como las otras¬Ľ. ¬ęEn este momento, todav√≠a sin transferencias en Educaci√≥n, lo primero que podemos hacer es tener esas transferencias y, desde el punto de vista de la educaci√≥n m√°s la cultura, encaminar el tema de las lenguas, que yo creo que se pueden hacer avances importantes apoy√°ndonos sobre esa base: sobre la educaci√≥n y sobre la cultura. Luego hay otro tipo de actuaciones, pero el Gobierno tiene que hacer las cosas con much√≠sima prudencia.¬Ľ

Mostr√≥ su visi√≥n, que concret√≥ en que ¬ęde momento ser√≠a partidario de una pol√≠tica desde el punto de vista educativo y cultural, que si damos pasos adelante y acertados en esas direcciones habremos avanzado mucho, y los otros tipos de cosas los tenemos que pensar bien y nos hacen falta todav√≠a estudios suficientes, que me parece que tenemos pocos a√ļn sobre la situaci√≥n real de las lenguas en las distintas zonas¬Ľ. ¬ęEntiendo que hay que hacer una campa√Īa de difusi√≥n sobre unas realidades concretas, y entonces hemos hecho la difusi√≥n que se pod√≠a hacer.¬Ľ ¬ęTambi√©n se pueden poner carteles en los lugares.¬Ľ ¬ęEn lo del padr√≥n, ya hemos tomado medidas.¬Ľ ¬ęEn lo del √≥rgano administrativo, ya lo tenemos hasta cierto punto, es decir, para lo que hay hoy, pues tenemos una persona que es una titulada superior, especialista en lenguas y que lleva la coordinaci√≥n de todas las actividades ling√ľ√≠sticas que se hacen desde la comunidad aut√≥noma.¬Ľ ¬ęEvidentemente, ese peque√Īo n√ļcleo se tendr√° que ampliar, tendr√° que llegar a tener una categor√≠a administrativa, de secci√≥n o de servicio, o de lo que sea.¬Ľ ¬ęLo mejor es ir midiendo los recursos y las acciones al comp√°s del desarrollo que convenga en cada momento¬Ľ.

Finaliz√≥ su intervenci√≥n con la siguiente reflexi√≥n: ¬ęEs evidente que no se puede caer en la tentaci√≥n de hacer una lengua, una literatura, una gram√°tica y unas publicaciones diferentes en cada zona; lo que hay que tratar es de atender a todos y tratar de resaltar m√°s lo que es com√ļn que profundizar en lo que es diferente¬Ľ.

F) EXPERTOS EN ARAGONES Y CATALAN

Llegada a este punto, la Comisión consideró imprescindible conocer la opinión de expertos en aragonés y catalán, y así:

a) El 17 de febrero de 1997 comparecieron D. Héctor Moret y D. Ramón Sistac, especialistas en Dialectología.

En primer lugar, tom√≥ la palabra D. Ram√≥n Sistac, quien centra su intervenci√≥n en ¬ęla frontera ling√ľ√≠stica entre aragon√©s y catal√°n¬Ľ y aporta documentos que clarifican las zonas, concluyendo en que ¬ęmuchas veces se acusa una diferencia ficticia entre el catal√°n normativo y el catal√°n real hablado en Arag√≥n¬Ľ.

D. Héctor Moret alude a la comarca del Bajo Cinca describiendo el habla local de esta zona y centrándose fundamentalmente en Mequinenza, Fraga y Zaidín.

Tras las intervenciones de los Grupos Parlamentarios, el Sr. Sistac Vic√©n se manifiesta a favor del ¬ętratamiento igualitario para las dos lenguas: a nivel te√≥rico, s√≠; a nivel pr√°ctico, tambi√©n, aunque creo que ser√° mucho m√°s dif√≠cil. A nivel te√≥rico, creo que si partimos del concepto de comunidades ling√ľ√≠sticas, hay dos comunidades ling√ľ√≠sticas en la zona que he estudiado¬Ľ. Sin embargo, advierte que ¬ęla aplicaci√≥n de todo esto es que ser√° mucho m√°s dif√≠cil en el caso del aragon√©s ribagorzano que del catal√°n ribagorzano¬Ľ, puesto que en el caso del catal√°n el √≠ndice de hablantes de la lengua es muy superior al caso del aragon√©s ribagorzano.

Aporta, a continuaci√≥n, las medidas concretas que, a su juicio, deber√≠an adoptarse, y afirma en primer lugar que ¬ęse me hace dif√≠cil pensar en medidas que no pasen por lo que es la oficialidad o cooficialidad o como se le quiera llamar¬Ľ. En relaci√≥n con la creaci√≥n de un √≥rgano espec√≠fico para esta materia, considera que ¬ęen Arag√≥n tendr√≠a que haber algo as√≠ como una Direcci√≥n General de Pol√≠tica Ling√ľ√≠stica que se encargara de la promoci√≥n, difusi√≥n, conocimiento de los derechos de los ciudadanos, etc√©tera¬Ľ. Respecto a la relaci√≥n lengua y territorio, su valoraci√≥n es que hay ¬ęcomunidades ling√ľ√≠sticas constituidas por unos ciudadanos que tienen derechos y que hay que respetar estos derechos¬Ľ, pero advierte que ¬ęsi realmente la batalla por la lengua no est√°, o no se produce al un√≠sono de la batalla por la recuperaci√≥n econ√≥mica, por las carreteras, por los servicios, pues realmente bien poca cosa podremos conseguir¬Ľ.

Por √ļltimo, concluye su intervenci√≥n con las afirmaciones siguientes: ¬ęNo es el impacto de la lengua normativa catalana lo que hace que se pierdan las hablas locales¬Ľ, y denuncia que ¬ęla presencia en el Instituto de Estudios Catalanes de miembros de las tierras de L√©rida y de las tierras catalanohablantes de Arag√≥n es muy peque√Īa; concretamente, de las tierras catalanohablantes de Arag√≥n es nula¬Ľ. Y concluye pronosticando que, ¬ęa este paso, el aragon√©s, como lengua viva, desaparecer√°, como est√° desapareciendo ya el occitano. La situaci√≥n del aragon√©s es tr√°gica; el catal√°n en Arag√≥n se va degradando lentamente¬Ľ.

El Sr. Moret Caso consider√≥ que era necesario lo que se ha hecho: ¬ęel reconocimiento de la oficialidad en el valle de Ar√°n¬Ľ, y aclara que en Dialectolog√≠a ¬ęhablar de lengua o hablar de habla es intercambiable¬Ľ.

b) El 21 de febrero de 1997 acudió a la Comisión D. Artur Quintana, experto igualmente en catalán y aragonés y profesor de la Universidad de Heidenberg, de Baden-Wutenberg.

El Sr. Quintana comenz√≥ su intervenci√≥n aludiendo a sus trabajos relacionados con la materia objeto de la Comisi√≥n especial, que concret√≥ en ¬ęel dialecto de La Codo√Īera, sobre el que hizo su tesis doctoral, y luego sobre diversos dialectos del Matarra√Īa y tambi√©n de la Ribagorza¬Ľ. ¬ęPrepar√© una gram√°tica en catal√°n, sobre el catal√°n de Arag√≥n y para uso de los aragoneses.¬Ľ ¬ęEn cuanto al aragon√©s, he trabajado sobre los dialectos del Bajo Mezqu√≠n, donde se conservan restos l√©xicos.¬Ľ

Aport√≥ datos num√©ricos sobre hablantes en Arag√≥n de lenguas minoritarias, afirmando ¬ęque no llegan a 70.000 personas¬Ľ. Si bien diferenci√≥ claramente la situaci√≥n de ambas lenguas, puesto que, ¬ęen el caso del catal√°n, la zona donde se habla no es lengua minoritaria, sino lengua mayoritaria¬Ľ. ¬ęY, en el caso del aragon√©s, la situaci√≥n es casi al rev√©s, es decir, casi no hay territorios, o muy pocos, donde el aragon√©s sea lengua mayoritaria, por lo menos el 50% de la poblaci√≥n.¬Ľ ¬ęSe trata de verdaderos islotes ling√ľ√≠sticos: por una parte est√° Hecho [...], y en el caso donde es m√°s mayoritario es en el valle de Benasque y gran parte de la Ribagorza; en esos territorios, la lengua aragonesa es casi, digamos, mayoritaria; pero en el resto, no¬Ľ.

Relacionando esta situaci√≥n con la ense√Īanza, consider√≥ que, ¬ęen el caso de la zona catalana, no hay ning√ļn problema en crear una escuela biling√ľe [...]. En cambio, en la zona aragonesa esa posibilidad es m√°s dif√≠cil: se podr√≠a aplicar o se puede aplicar en Benasque, parte de Ribagorza y en el valle de Hecho¬Ľ. ¬ęEn cuanto al resto, habr√≠a que aplicar otras formas que pueden llegar desde un m√≠nimo: el m√≠nimo ser√≠a dar una clase de aragon√©s, que puede ser optativa¬Ľ, apuntando otra posibilidad: ¬ęir colocando en esas zonas programas de inmersi√≥n¬Ľ.

Se plantea, a continuaci√≥n, el problema de la frontera entre el catal√°n y el aragon√©s, es decir, ¬ęhay algunas localidades de Ribagorza, b√°sicamente la √ļnica demogr√°ficamente importante es el valle de Benasque [...], donde no se sabe exactamente si se habla mayoritariamente una lengua parecida o las dos¬Ľ. Para el compareciente ¬ęla soluci√≥n s√≥lo puede ser pol√≠tica¬Ľ [...] ¬ędecidirse por una o por otra, pero no decidirse, como se viene haciendo, por el castellano, que no es la una ni la otra¬Ľ.

Denuncia la situaci√≥n actual y, en concreto, la ¬ęfalta de un diccionario normativo del aragon√©s¬Ľ, y aconsej√≥ que, ¬ęen el caso del catal√°n, quien dicta la norma est√° claro que es el Institut d'Estudis Catalans, en el cual deber√≠an participar fil√≥logos de Arag√≥n¬Ľ, estimando, en el caso del aragon√©s, que hay que ¬ęotorgar la categor√≠a, de alguna manera, de academia, instituto, etc√©tera, de la lengua aragonesa, al Consello o al grupo m√°s o menos af√≠n al Consello¬Ľ.

En relaci√≥n con las variedades locales, el Sr. Quintana expres√≥ que ¬ęotro argumento que se esgrime con frecuencia es que, si se impone una norma, se van a morir los dialectos...¬Ľ ¬ęEso es media verdad, media mentira -afirma-, y la ortograf√≠a no ofrece ning√ļn problema y el l√©xico tampoco; la √ļnica cuesti√≥n un poco espinosa es la de la morfolog√≠a¬Ľ. ¬ęEn el caso concreto de Arag√≥n, se tratar√≠a de crear o de potenciar una norma m√°s o menos af√≠n al catal√°n occidental y, al mismo tiempo, saber pasivamente la norma m√°s general que es la actual¬Ľ.

Tras las intervenciones de los Diputados, el compareciente arranc√≥ de una reflexi√≥n en el sentido siguiente: ¬ęLas lenguas minoritarias de Arag√≥n (el catal√°n y el aragon√©s) son una riqueza cultural propia del pa√≠s y forman parte de su patrimonio hist√≥rico, por lo que han de ser especialmente protegidas por la Administraci√≥n¬Ľ, avanzando una serie de medidas que a su juicio deber√≠an adoptarse, y as√≠, aludi√≥ a que ¬ęlas comunidades aragonesas de lengua catalana y aragonesa tienen derecho a una ense√Īanza en la lengua propia y a disponer de medios de comunicaci√≥n en esa lengua¬Ľ, y es que ¬ętodas las lenguas de Arag√≥n tienen derecho a su desarrollo y a su normalizaci√≥n¬Ľ, por lo que ¬ęes necesaria y urgente la declaraci√≥n de cooficialidad del catal√°n y del aragon√©s en los territorios y comarcas donde son lengua propia¬Ľ, y ¬ęes necesaria la plena normalizaci√≥n de ambas lenguas en sus territorios tradicionales respectivos¬Ľ, as√≠ como la ¬ęense√Īanza en los centros educativos p√ļblicos y privados¬Ľ; resulta imprescindible la ¬ęutilizaci√≥n en los medios de comunicaci√≥n, en las publicaciones y en la administraci√≥n¬Ľ. Todo ello ¬ęse har√° respetando las variantes comarcales, sin atentar nunca contra la unidad del idioma¬Ľ.

Y concluy√≥ afirmando ir√≥nicamente que en, ¬ęel caso del aragon√©s, si aguardamos veinte a√Īos m√°s, pues ya no habr√° problemas, se habr√° solucionado: entonces tendremos los top√≥nimos, y nada m√°s¬Ľ.

c) Para finalizar esta fase de profesores en catalán y aragonés, se contó con la presencia de D. Juan José Pujadas, profesor de Antropología Social y decano de la Facultad de Letras de la Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona, conocido experto en catalán y aragonés. Dicha sesión tuvo lugar el 18 de marzo de 1997.

Muestra su satisfacci√≥n por la creaci√≥n de la Comisi√≥n especial, puesto que echa en falta en Arag√≥n una toma de conciencia mayoritaria de una ¬ęsituaci√≥n de multiculturalidad y de multiling√ľismo, que caracteriza a la Comunidad Aut√≥noma de Arag√≥n¬Ľ, puesto que en esta Comunidad Aut√≥noma ¬ęel castellano convive con otras dos lenguas: el aragon√©s y el catal√°n¬Ľ, distinguiendo entre una y otra, de forma que ¬ęel aragon√©s es la lengua privativa, mientras que el catal√°n es una lengua compartida¬Ľ.

Se centra a continuaci√≥n en el aragon√©s, y evidencia c√≥mo ¬ęse podr√°n poner, desde el punto de vista estrictamente filol√≥gico y t√©cnico, peros y cuestiones a la propuesta de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica del Consello d'a Fabla Aragonesa [...]. Pero, sin embargo, considero que s√≠ existe un punto de referencia, existe un est√°ndar, y creo que es obligaci√≥n de los poderes p√ļblicos tener en cuenta a esa parte de la sociedad civil que trabaja en positivo para el futuro del aragon√©s, y no a esa parte de la sociedad civil que, bajo diferentes argumentos acad√©micos o t√©cnicos, tiende a negarlo de forma total¬Ľ.

Reconoce que ¬ęes indudable que el aragon√©s tiene una serie de problemas; el primer problema es el problema de la falta de conciencia por parte de los hablantes de una unidad de la lengua¬Ľ; pero -afirma- ¬ęes absolutamente indiscutible, en t√©rminos socioling√ľ√≠sticos y en t√©rminos sociol√≥gicos, que las hablas que constituyen la lengua aragonesa constituyen las variedades de la lengua aragonesa, son el veh√≠culo de comunicaci√≥n de una comunidad¬Ľ.

Recuerda que ¬ęno se puede separar la reivindicaci√≥n por la protecci√≥n y el desarrollo de la lengua de la protecci√≥n y el desarrollo de la cultura, y, aqu√≠, cuando hablamos de cultura, tenemos que referirnos a un concepto clave como es el concepto de patrimonio cultural¬Ľ, y observa c√≥mo ¬ęhay que ser moderadamente optimistas, pues ha habido un cambio de signo en el grado de conciencia de los hablantes por un lado; hay, mal que les pese a muchos, una norma, una propuesta de norma, una norma gigante escrita del aragon√©s y existe digamos algo equivalente a una academia de la lengua, que es el Consello d'a Fabla Aragonesa¬Ľ, y concluye: ¬ęnada m√°s decir y valorar lo muy positiva que ha sido hasta el presente la acci√≥n de la sociedad civil aragonesa. Lo importante que ha sido el trabajo no solamente del Consello d'a Fabla Aragonesa, sino del Rolde de Estudios Aragoneses, y de la cantidad de Ligallos y de grupos sociales, de movimientos sociales que han llevado adelante la reivindicaci√≥n no solamente de la lengua, vuelvo a insistir, sino tambi√©n de aquello que la lengua vehicula¬Ľ.

G) EURODIPUTADOS

El 28 de febrero de 1997 comparecieron ante la Comisión la Diputada del Parlamento Europeo D.ª Ana Terrón i Cusi y el, asimismo, Eurodiputado D. Josu Jon Imaz Sanmiguel.

La Sra. Terr√≥n i Cusi comenz√≥ su intervenci√≥n manifestando su voluntad de explicar ¬ębrevemente qu√© es lo que hemos hecho en el Parlamento Europeo¬Ľ. Afirm√≥ que ¬ęen Europa todas las lenguas son y no son minoritarias¬Ľ, ya que ¬ęen Europa tenemos lenguas como el dan√©s que tienen menos hablantes que la lengua catalana, y por lo tanto a m√≠ me gusta m√°s hacer otra distinci√≥n que no es la de lenguas minoritarias o lenguas menos expandidas, sino lenguas estatales y lenguas no estatales¬Ľ.

En relaci√≥n con actuaciones concretas, record√≥ la creaci√≥n del ¬ęintergrupo de lenguas minoritarias, que se cre√≥ en los a√Īos ochenta, y participan en √©l pr√°cticamente todos los grupos pol√≠ticos¬Ľ. ¬ęEl intergrupo pretende mantener vivas las reivindicaciones de respeto y reconocimiento de estas lenguas¬Ľ, pero reconoci√≥ que ¬ęla dotaci√≥n presupuestaria que existe para el apoyo de las lenguas comunitarias es relativamente peque√Īa¬Ľ. Sin embargo, ¬ęen junio del a√Īo pasado, el Parlamento aprob√≥ un programa bianual para promover la diversidad ling√ľ√≠stica de la Comunidad en la sociedad de la informaci√≥n¬Ľ.

Tras las intervenciones de los Grupos Parlamentarios, interviene, nuevamente, la Sra. Terr√≥n y Cusi, centr√°ndose en nuestras lenguas minoritarias. Record√≥ que en el euromosaico, ¬ęsi cogemos el caso del catal√°n, en el que se valorar√≠a de 0 a 5 el uso en la familia, la reproducci√≥n cultural, el peso en la comunidad, el prestigio, la institucionalizaci√≥n de las lenguas, la legitimaci√≥n incluso en la educaci√≥n, pues pr√°cticamente estamos en todo al 4, excepto en el uso en la comunidad, que est√° al 3; el vasco viene en una lista que va del 1 al 48, y el catal√°n es el tercero; el catal√°n que se habla en Valencia, el s√©ptimo, y el vasco, el octavo. Por cierto, que tambi√©n est√° el catal√°n de Arag√≥n en el n√ļmero 23¬Ľ.

A continuaci√≥n, se centra en el Informe elaborado por el Parlamento Europeo, y alude a que ¬ęel informe habla, pues, de los derechos que tienen los ciudadanos con relaci√≥n al acceso a la ense√Īanza de su lengua, con relaci√≥n al derecho que tienen los ciudadanos a acceder a los tr√°mites administrativos y jur√≠dicos en su propia lengua, al derecho que tienen a que su lengua sea usada en los medios de comunicaci√≥n y a que haya una infraestructura cultural en la cual se respete esta lengua¬Ľ. ¬ęNo entra en si las lenguas son o dejan de ser oficiales o cooficiales¬Ľ, y concluy√≥: ¬ęCreo que el futuro de las lenguas depende bastante de la voluntad de la gente que las habla y de los apoyos que esta gente, en sus representaciones pol√≠ticas, pueda conseguir¬Ľ.

A continuaci√≥n, el Sr. Josu Jon Imaz comienza por ¬ęfelicitarles, porque creo que es importante, cuando se tiene un patrimonio como son tres lenguas en el caso de ustedes en Arag√≥n¬Ľ. Yo creo que la lengua es, l√≥gicamente, ¬ęun medio de comunicaci√≥n¬Ľ. ¬ęEl pluriling√ľismo es un valor social de respeto y de tolerancia.¬Ľ Recuerda que ¬ęel aragon√©s, como lengua, es de las menos extendidas en Europa¬Ľ. ¬ęY el aragon√©s no est√° entre estas 48 del euromosaico, porque no se hizo el estudio sobre ella. Sin embargo, cuenta con el reconocimiento en el mapa de lenguas del Bureau de Lenguas Menos Extendidas¬Ľ, y respecto al catal√°n afirma que ¬ęel Grupo C, que son aquellas cuya supervivencia depende de factores, bien sean demogr√°ficos, econ√≥micos o implicaci√≥n institucional, es por ejemplo el caso del catal√°n en Arag√≥n¬Ľ.

Tras la intervenci√≥n de los Grupos Parlamentarios, respondi√≥ el Sr. Eurodiputado, concluyendo con una doble afirmaci√≥n: ¬ęEl aragon√©s, desde mi punto de vista, y esto es una apreciaci√≥n personal, tiene un inconveniente en ese sentido, que es la masa de hablantes [...]; pero tiene una ventaja, que es que en su caso son universos f√°cilmente entendibles¬Ľ.

H) REPRESENTANTES DE ADMINISTRACIONES DE OTRAS COMUNIDADES AUTONOMAS

El 18 de marzo de 1997, asisti√≥ a la Comisi√≥n D. Fernando P√©rez de Vi√Īaspre, director general de Pol√≠tica Ling√ľ√≠stica de Navarra, acompa√Īado de D. Juan Ram√≥n Elorz, director del Servicio de Normalizaci√≥n y Fomento del euskera.

El director general advierte, al comienzo, que, si bien el euskera es un idioma extendido por dos Comunidades Aut√≥nomas, √©l se va a limitar a comentar lo que es la realidad ling√ľ√≠stica de Navarra. Y as√≠ describe el contenido de la Ley del vascuence en Navarra, de 1986, que delimita el territorio navarro en zona vasc√≥fona, media y no vasc√≥fona, y reconoce la oficialidad del euskera en la primera de ellas, junto a una serie de medidas que posibiliten la recuperaci√≥n de esta lengua. A continuaci√≥n, enumera las actuaciones llevadas a cabo por la Direcci√≥n General de Pol√≠tica Ling√ľ√≠stica y realiza un an√°lisis del proceso de normalizaci√≥n del euskera en Navarra, as√≠ como las estrategias que la Direcci√≥n General tiene planteadas, finalizando con la siguiente conclusi√≥n: ¬ęEl euskera ha pasado de ser una lengua en retroceso a ser una lengua que se est√° recuperando¬Ľ; en concreto, ¬ęes una lengua que va ganando terreno y que, desde luego, no es una lengua que se va a morir¬Ľ.

En el apartado anterior se han descrito las comparecencias que tuvieron lugar en la Comisión. Sin embargo, resulta conveniente aludir a aquellas otras que, por diversas razones, no pudieron llevarse a efecto y que la Comisión había estimado interesante escuchar.

En concreto, no comparecieron en la Comisión:

- Otros ling√ľistas y expertos espa√Īoles.

- Especialistas extranjeros.

- Representantes de las Administraciones asturiana y aranesa.

- Editores, escritores, cantautores y creadores de diversa índole en las lenguas minoritarias de Aragón.

- Medios de comunicaci√≥n de las comarcas biling√ľes.

2. Documentación

La Comisión no sólo escuchó las opiniones de los comparecientes descritos en el apartado anterior, sino que ha estudiado con detenimiento diversa documentación que ha servido para conformar sus conclusiones.

Entre la documentación utilizada, merece la pena destacar la siguiente.

A) DOCUMENTACION EXTRANJERA

- Declaraci√≥n de los derechos de las personas pertenecientes a minor√≠as nacionales o √©tnicas, religiosas y ling√ľ√≠sticas. Adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1992.

- Charte européenne des langues régionales ou minoritaires. Strasbourg. 5-XI-1992 Strasbourg: Conseil de l'Europe, 1992 (Série des Traités Européens; 148).

B) DOCUMENTACION COMUNITARIA

- Résolution sur une charte communautaire des langues et cultures régionales et sur une charte des droits des minorités ethniques.

- Résolution sur les mesures en faveur des langues et des cultures minoritaires.

- Resolución del Parlamento Europeo de 30-10-87 sobre las lenguas y culturas de las minorías regionales y étnicas en la Comunidad Europea.

- Resolución del Parlamento Europeo de 11 de diciembre de 1990 sobre situación de las lenguas en la Comunidad y de la lengua catalana.

C) DOCUMENTACION ESTATAL

- Real Decreto 1.111/1979, de 10 de mayo, por el que se regula el empleo de las distintas lenguas espa√Īolas en las actuaciones de las corporaciones locales.

- Decreto 1.433/1975, de 30 de mayo, por el que se regula la incorporación de las lenguas nativas en los programas de los centros de educación preescolar y general básica.

D) DOCUMENTACION AUTONOMICA

a) Asturias

- Ley 3/1984, de 9 de mayo, de reconocimiento de la asturianía (art. 10).

- Decreto 73/1994, de 29 de septiembre, por el que se regula la Comisi√≥n Asesora para la Normalizaci√≥n Ling√ľ√≠stica.

b) Baleares

- Ley 3/1986, de 20 de abril, de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica en las Islas Baleares.

c) Catalu√Īa

- Ley 7/1983, de 18 de abril, de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica en Catalu√Īa.

- Ley 16/1990, de 13 de julio, sobre Régimen Especial del Valle de Arán.

d) Galicia

- Ley 3/1983, de 15 de junio, de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica.

e) Navarra

- Ley Foral 18/1986, de 15 de diciembre, del vascuence.

f) País Vasco

- Ley 10/1982, de 24 de noviembre, básica de normalización del uso del euskera.

g) Valencia

- Ley 4/1983, de 23 de noviembre, de uso y ense√Īanza del valenciano.

E) JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL

- Sentencia n√ļm. 82/1986, de 26 de junio, del Pleno del Tribunal Constitucional, en el recurso de inconstitucionalidad n√ļm. 169/1983, por la que se declara la inconstitucionalidad de determinados preceptos de la Ley 10/1982, de 24 de noviembre, del Parlamento Vasco, b√°sica de normalizaci√≥n del uso del euskera.

- Sentencia n√ļm. 123/1988, de 23 de junio, del Pleno del Tribunal Constitucional, en el recurso de inconstitucionalidad n√ļm. 955/1986, contra determinados preceptos de la Ley 3/1986, de 29 de abril, de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica de la Comunidad Aut√≥noma de las Islas Baleares.

F) BIBLIOGRAFIA

Agirreazkuennaga, Y.: La cooficialidad ling√ľ√≠stica en la jurisprudencia constitucional.

Catal√° y Bas, Alexandre H.: Minor√≠as, derechos ling√ľ√≠sticos y jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Esp√≠n Templado, E.: La cuesti√≥n ling√ľ√≠stica en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

L√≥pez Sus√≠n, Jos√© Ignacio: El marco jur√≠dico del multiling√ľismo en Arag√≥n.

Mart√≠n Zorraquino, M.¬™ Antonia, y otros: Estudio socioling√ľ√≠stico de la franja oriental de Arag√≥n.

Mili√°n I Massana, Antoni: Los derechos ling√ľ√≠sticos como derechos fundamentales.

Moreal Zia, Gregorio: La oficialidad del euskera en Navarra.

Los distintos comparecientes han ido aportando diversa documentación, de entre la cual merece la pena destacar:

- Diversas monografías publicadas en catalán y aragonés.

- Listado de libros publicados en aragon√©s en los √ļltimos diez a√Īos.

- Algunos mapas del atlas ling√ľ√≠stico y etnogr√°fico de Arag√≥n, Navarra y La Rioja.

- Diversos estudios sobre lenguas minoritarias.

- Mapa de lenguas minoritarias elaborado por el Bureau Européen de langues moins répandues.

- Euromosaico elaborado por el Parlamento Europeo.

3. Tiempo invertido

Desde su constitución, la Comisión ha celebrado un total de veintidós sesiones, de las cuales quince se dedicaron a comparecencias (con un total de treinta y nueve comparecientes) y el resto a la elaboración del Dictamen.

III. ANALISIS DE LA SITUACION

De las distintas comparecencias celebradas ante la Comisi√≥n y de la documentaci√≥n estudiada, fundamentalmente la aportada por los propios comparecientes, nos encontramos con una realidad de nuestra Comunidad Aut√≥noma en la que, junto al castellano, lengua mayoritaria, conviven otras lenguas que presentan perfiles diferenciados, tanto en lo que ata√Īe a su propia situaci√≥n estructural como a su grado de utilizaci√≥n.

Dichas lenguas minoritarias han sido denominadas por la mayor parte de los expertos que han comparecido en la Comisi√≥n ¬ęcatal√°n¬Ľ y ¬ęaragon√©s¬Ľ, si bien, en relaci√≥n con esta √ļltima han mostrado su discrepancia algunos profesores de ling√ľ√≠stica de la Universidad de Zaragoza, que prefieren hablar de ¬ęvariedades ling√ľ√≠sticas¬Ľ o ¬ęhablas altoaragonesas¬Ľ.

Lo cierto es que estructuralmente la situación de ambas lenguas es distinta, puesto que el catalán no ha sufrido el abandono al que se han visto abocadas las fablas que componen el aragonés.

Territorialmente, el uso de estas lenguas puede concretarse en la forma siguiente:

- El catal√°n es una de las lenguas propias de las zonas lim√≠trofes con Catalu√Īa, desde la Ribagorza hasta la parte del Bajo Arag√≥n turolense, pasando por La Litera, el Bajo Cinca y el Matarra√Īa. En concreto, el catal√°n se habla en un 11,6% del territorio de Arag√≥n, unos 5.370 km2.

- El aragonés ha permanecido como una de las lenguas propias de los valles pirenaicos, desde el Esera hasta Ansó, y de las zonas prepirenaicas y somontanas altoaragonesas, así como en otras zonas aisladas del territorio aragonés.

El √ļnico censo de hablantes de lenguas propias en la Comunidad de Arag√≥n data de 1981. De acuerdo con este censo, la lengua aragonesa es hablada por comunidades que suman en total alrededor de 30.000 personas. Esta comunidad de hablantes mantiene el aragon√©s en muy diversas situaciones y diferentes grados, pues existen algunos municipios en los que el 80-90% de la poblaci√≥n conoce y usa el aragon√©s, y otras localidades en las que un peque√Ī√≠simo n√ļmero de hablantes o conocedores del aragon√©s mantiene la pervivencia de la lengua en un estado casi de latencia.

De acuerdo con el mismo censo, la lengua catalana es hablada en el √°mbito familiar y social por alrededor de 60.000 personas. A pesar de la ense√Īanza voluntaria en los centros educativos desde el a√Īo 1984, los avances en la normalizaci√≥n son muy precarios todav√≠a. La situaci√≥n de la lengua catalana es, pues, tambi√©n dif√≠cil.

Por tanto, la realidad muestra que, hoy por hoy, más del 5% de la población de nuestra Comunidad Autónoma es catalanohablante, mientras que en torno al 2% tiene al aragonés como lengua materna.

Esta situaci√≥n deb√≠a haber motivado una pol√≠tica decidida en favor del reconocimiento de las minor√≠as ling√ľ√≠sticas, pero nos hall√°bamos, junto a otros factores, con un Estatuto de Autonom√≠a que s√≥lo reconoc√≠a la pluralidad idiom√°tica desde el punto de vista cultural. Recordemos la dicci√≥n del art√≠culo 7 del Estatuto de Autonom√≠a de 1982: ¬ęLas diversas modalidades ling√ľ√≠sticas de Arag√≥n gozar√°n de protecci√≥n como elementos integrantes de su patrimonio cultural e hist√≥rico.¬Ľ

Ahora bien, este mismo precepto ha cambiado sustancialmente tras la reforma del Estatuto de Autonomía, y, ahora, el artículo 7 reconoce las lenguas y obliga a su protección. Dice así el nuevo texto del artículo 7:

¬ęLas lenguas y modalidades ling√ľ√≠sticas de Arag√≥n gozar√°n de protecci√≥n. Se garantizar√° su ense√Īanza y el derecho de los hablantes en la forma que establezca una ley de Cortes de Arag√≥n para las zonas de utilizaci√≥n predominante de aqu√©llas.¬Ľ

Hay un mandato estatutario claro y, por tanto, debe llevarse a la pr√°ctica.

De hecho, en las Comunidades Aut√≥nomas donde se da una realidad similar a la nuestra se hab√≠a acometido el reconocimiento multiling√ľ√≠stico de forma decidida por los propios Estatutos de Autonom√≠a, y as√≠:

A) Catalu√Īa (art√≠culo 3 EAC), Baleares (art√≠culo 3 EAIB), Pa√≠s Vasco (art√≠culo 6 EAPV) y Galicia (art√≠culo 5 EAG) han establecido la cooficialidad del catal√°n, euskera y gallego, respectivamente, para todo su territorio en igualdad de rango con el castellano: todos sus habitantes tienen el derecho a conocer y usar ambas lenguas; todas las administraciones p√ļblicas han de conocer y usar ambas lenguas.

B) Por contra, la Comunidad Valenciana y la Comunidad Foral de Navarra han atenuado los efectos de la cooficialidad del valenciano y del euskera para aquellas partes de su territorio en las que tradicional e históricamente no se ha usado más que la lengua castellana.

As√≠, el art√≠culo 7.6 EACV establece que ¬ęmediante ley se delimitar√°n los territorios en los que predomine el uso de una y otra lengua, as√≠ como los que puedan exceptuarse de la ense√Īanza y del uso de la lengua propia de la Comunidad¬Ľ.

Por su parte, el art√≠culo 9.2 de la LORAFNA dispone que ¬ęel vascuence tendr√° tambi√©n car√°cter de lengua oficial en las zonas vascoparlantes de Navarra. Una ley foral determinar√° dichas zonas, regular√° el uso oficial del vascuence y, en el marco de la legislaci√≥n general del Estado, ordenar√° la ense√Īanza de esta lengua¬Ľ.

En desarrollo de estos preceptos, todas estas Comunidades Aut√≥nomas han promulgado sus respectivas leyes de normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica, que han sido estudiadas por la Comisi√≥n y que forman parte del dossier documental.

Del estudio de todas ellas se puede concluir que tal vez sea el ejemplo navarro el que deba seguir nuestra Comunidad Aut√≥noma, puesto que los resultados obtenidos all√°, tras la Ley Foral del Vascuence, de 1986, permiten vislumbrar un horizonte, no muy lejano, con ciertas dosis de esperanza para la supervivencia de nuestras lenguas minoritarias. Como se dedujo de la comparecencia del director general de Pol√≠tica Ling√ľ√≠stica del Gobierno navarro, estos resultados, constatados por la ¬ęEncuesta socioling√ľ√≠stica de Euskal Herria de 1996¬Ľ, determinan que:

a) Se ha invertido el proceso de pérdida del euskera.

b) Ha aumentado leve, pero constantemente, su transmisión familiar.

c) Se ha producido una masiva incorporación de nuevos hablantes entre los más jóvenes, gracias, fundamentalmente, al sistema educativo.

d) Se ha extendido significativamente el uso del euskera con los hijos, los amigos, los compa√Īeros de trabajo y en los √°mbitos m√°s formales.

Los datos obtenidos permiten concluir c√≥mo la intervenci√≥n decidida de los poderes p√ļblicos puede influir considerablemente para salvaguardar nuestro rico patrimonio ling√ľ√≠stico. De hecho, tal y como se deduce del ¬ęeuromosaico¬Ľ, aportado por los Eurodiputados, el catal√°n de Catalu√Īa figura en el grupo A del mismo, es decir, las condiciones de reproducci√≥n en el aspecto familiar, cultural, educativo, prestigio, etc., de las lenguas incluidas en ese grupo gozan de un nivel similar al de las lenguas estatales.

El catalán de las Islas Baleares figura en el grupo B, en el que se incluyen lenguas que tienen una reproducción fundamentalmente asegurada.

Pero debemos llegar al grupo C para hallar el catalán de Aragón, y es preciso recordar que en este grupo se integran aquellas lenguas cuya supervivencia depende de factores demográficos, económicos o de implicación institucional (en la actualidad está igualmente incluido en este grupo el euskera de Navarra).

Y, por √ļltimo, el grupo D, que comprende aquellas lenguas que pueden tener dificultades si no existe un apoyo p√ļblico decidido en estos momentos. Es el caso del catal√°n de Italia, de la isla de Cerde√Īa, que son aproximadamente unos 20.000 hablantes.

Es decir, una misma lengua figura en los cuatro grupos en función de la diferente acción institucional en cada uno de los casos.

Por ello, resulta absolutamente imprescindible una acción decidida que permita superar el estado actual de nuestras lenguas minoritarias, que en el caso del catalán se ubica en el grupo C y en el caso del aragonés ni siquiera pertenece al grupo D, sin que ello signifique su no reconocimiento, puesto que en el Mapa del Bureau Européen de langues moins répandues sí aparece, por lo que se constata su existencia, pero se advierte sobre su penosa situación.

Por √ļltimo, es importante constatar que en las zonas biling√ľes coexisten otras carencias b√°sicas en materia social, especialmente en lo referente al desarrollo econ√≥mico, comunicaciones, servicios, etc. Por ello recogemos la opini√≥n de algunos comparecientes en el sentido de que la pol√≠tica ling√ľ√≠stica debe desarrollarse al un√≠sono con pol√≠ticas de ordenaci√≥n territorial integradoras en materia de desarrollo econ√≥mico, carreteras, comunicaciones y servicios, puesto que la situaci√≥n demogr√°fica y econ√≥mica ser√°n factores determinantes para el √©xito de cualquier pol√≠tica cultural o educativa.

IV. CONCLUSIONES

1. Reconocimiento de la realidad multiling√ľe de Arag√≥n

Arag√≥n es una Comunidad multiling√ľe, en la que, junto al castellano, lengua mayoritaria, conviven otras lenguas, que son el catal√°n y el aragon√©s, con sus distintas modalidades.

Las lenguas minoritarias de Arag√≥n (el catal√°n y el aragon√©s, en cuyo √°mbito est√°n comprendidas las diversas modalidades ling√ľ√≠sticas aragonesas) son una riqueza cultural propia de la Comunidad Aut√≥noma y forman parte de su patrimonio hist√≥rico; por ello han de ser especialmente protegidas por la Administraci√≥n.

Dado el tiempo transcurrido desde la realización del censo de población de 1981, es urgente y necesaria la realización de un censo y mapa de hablantes en ambas lenguas, actualizado y fiable.

A pesar de las circunstancias adversas y del tenue reconocimiento legal del que disfrutan las lenguas propias de Arag√≥n, en los √ļltimos a√Īos, con diferente intensidad y resultados, se ha producido un movimiento de recuperaci√≥n y dignificaci√≥n que est√° consiguiendo la progresiva concienciaci√≥n de los hablantes y de una parte significativa de la poblaci√≥n aragonesa.

2. Igualdad de tratamiento legal para las dos lenguas aragonesas minoritarias. Referencia a tratados internacionales

La Constituci√≥n Espa√Īola, en su art√≠culo 3.2, determina que ¬ęlas dem√°s lenguas espa√Īolas ser√°n tambi√©n oficiales en las respectivas Comunidades Aut√≥nomas de acuerdo con sus Estatutos¬Ľ. Por su parte, el Estatuto de Autonom√≠a de Arag√≥n, en su art√≠culo 7, establece que ¬ęlas lenguas y modalidades ling√ľ√≠sticas propias de Arag√≥n gozar√°n de protecci√≥n. Se garantizar√° su ense√Īanza y el derecho de los hablantes en la forma que establezca una ley de Cortes de Arag√≥n para las zonas de utilizaci√≥n predominante de aqu√©llas¬Ľ.

En consecuencia, la ley emanada de las Cortes de Aragón deberá ser de igual aplicación para las dos lenguas aragonesas, partiendo de los siguientes principios:

a) La lengua catalana y la lengua aragonesa son lenguas propias de Aragón.

b) La lengua catalana y la lengua aragonesa ser√°n cooficiales junto a la lengua castellana en sus respectivos territorios y en los niveles en que se determine.

c) La cultura derivada de las respectivas lenguas será especialmente protegida y potenciada mediante publicaciones, medios de comunicación, manifestaciones culturales, etc.

El n√ļmero de hablantes no debe ser un freno, sino un est√≠mulo para la adopci√≥n urgente de las medidas legislativas que en otras autonom√≠as se han promulgado incluso para comunidades de hablantes tan peque√Īas como la de la lengua aranesa, usada habitualmente por 4.000 personas.

3. Reconocimiento legal

El reconocimiento legal del aragon√©s y del catal√°n como lenguas propias de Arag√≥n debe constituir el punto de partida de una pol√≠tica ling√ľ√≠stica respetuosa con los convenios internacionales firmados por nuestro pa√≠s, en sinton√≠a con la Constituci√≥n Espa√Īola y consecuente con el mandato establecido en el art√≠culo 7 del Estatuto de Autonom√≠a de Arag√≥n, reformado por Ley Org√°nica 5/1996, de 30 de diciembre.

En este sentido, instamos al Gobierno de Arag√≥n para que, antes del 31 de diciembre de 1997, presente ante las Cortes de Arag√≥n un Proyecto de Ley de Lenguas de Arag√≥n que proporcione el marco jur√≠dico necesario para la efectividad de los derechos de las minor√≠as ling√ľ√≠sticas de Arag√≥n y en el que se recojan los siguientes aspectos:

a) El derecho de todos los aragoneses a conocer bien y a utilizar con dignidad su lengua materna, tanto en la forma oral como en la forma escrita.

b) El derecho de todos los aragoneses a utilizar habitualmente su lengua propia, tanto en sus relaciones como ciudadanos como en sus relaciones con la administración.

c) El derecho de los hablantes de lengua catalana y de lengua aragonesa a la ense√Īanza de y en la lengua propia y a disponer de espacios en los medios de comunicaci√≥n en esa lengua.

d) El derecho a la cooficialidad del catal√°n y del aragon√©s en los municipios y comarcas donde son lengua propia. Los efectos jur√≠dicos que vayan a derivarse de la declaraci√≥n de cooficialidad podr√°n ser graduales y adaptados, al m√°ximo posible, a la realidad socioling√ľ√≠stica de su respectivo territorio.

e) La plena normalizaci√≥n del uso de las dos lenguas en sus territorios tradicionales respectivos, como parte integrante de los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por la Constituci√≥n Espa√Īola.

f) En todos los casos, la aplicación y el desarrollo de la cooficialidad y de la normalización del uso del catalán y del aragonés se harán respetando las variantes comarcales y locales.

En resumen, esta Ley tendr√° por objeto la regulaci√≥n del uso normal y oficial de las lenguas y modalidades ling√ľ√≠sticas propias de Arag√≥n en los √°mbitos de la convivencia social, garantizando el ejercicio de los derechos de los hablantes en la ense√Īanza, en las administraciones p√ļblicas de los territorios con lengua propia, especialmente en la Administraci√≥n local, en los medios de comunicaci√≥n, en la actividad cultural y los distintos √°mbitos de la vida socioecon√≥mica de su comunidad.

4. Respeto a las modalidades o variantes locales de ambas lenguas

Cada pueblo, cada comarca tiene unas caracter√≠sticas que la definen respecto a sus vecinos. Estas caracter√≠sticas suelen ser fon√©ticas, cuando alg√ļn sonido es diferente, morfol√≥gicas o l√©xicas (cuando ciertas palabras o expresiones se usan en unos lugares y no en otros).

Las características fonéticas y morfológicas propias de cada dialecto, o de las hablas comarcales o locales, junto con el léxico propio de cada zona suponen una riqueza para la lengua; en consecuencia, deberá fomentarse el uso de las mismas con toda dignidad.

El enorme peso de la cultura castellana y la influencia de otras lenguas y culturas de la Uni√≥n Europea, pueden eliminar, a la larga, las hablas locales, si no se impulsa una pol√≠tica ling√ľ√≠stica que garantice la ense√Īanza en la escuela y fuera de ella, para facilitar, entre todos los hablantes, el pleno conocimiento de su habla local y de la lengua propia, en sus formas oral y escrita.

5. Ense√Īanza de las lenguas minoritarias

Con car√°cter general, la ley de lenguas de Arag√≥n deber√° garantizar el uso y la ense√Īanza del aragon√©s y del catal√°n con arreglo a los criterios de voluntariedad y respeto, de acuerdo con la realidad socioling√ľ√≠stica de Arag√≥n. Puede constituir un punto de referencia √ļtil lo dispuesto en relaci√≥n con la ense√Īanza de la lengua en la ¬ęLey Foral 18/1986, del vascuence¬Ľ de la Comunidad Foral de Navarra, por tratarse de una realidad socioling√ľ√≠stica semejante, en algunos aspectos, a la aragonesa. Resulta de especial inter√©s la conjugaci√≥n de los criterios de voluntariedad, gradualidad, progresividad y suficiencia para determinar la incorporaci√≥n de la lengua minoritaria a la ense√Īanza.

En el marco de preparaci√≥n de las transferencias en materia de ense√Īanza no universitaria a la Comunidad Aut√≥noma de Arag√≥n, instamos al Gobierno de Arag√≥n para que desarrolle los planes adecuados para garantizar la alfabetizaci√≥n y ense√Īanza de las respectivas lenguas propias dentro del sistema educativo general, incluida la educaci√≥n de personas adultas.

Con car√°cter inmediato, en el horizonte del curso 1997-1998, es urgente modificar el Convenio con el Ministerio de Educaci√≥n y Cultura para la ense√Īanza del catal√°n, en el sentido de que dicho convenio se adapte a la ley general de educaci√≥n vigente y se extienda en paridad para la ense√Īanza de la lengua aragonesa, tal como contempla la Moci√≥n 5/96, aprobada por unanimidad de las Cortes de Arag√≥n.

Igualmente, en el horizonte del curso escolar 1997-1998, en aquellos centros donde sea factible, pueden establecerse en la educación infantil grupos en los que, de forma voluntaria, se inicie la escolarización en lengua materna, dado que la alfabetización en la lengua materna desde los mismos inicios del aprendizaje educativo es estimada, unánimemente, por la doctrina científica como necesidad pedagógica ante el retraso que presentan los escolares que no son alfabetizados en su lengua propia.

La formaci√≥n y capacitaci√≥n del profesorado de las lenguas aragonesa y catalana es un objetivo prioritario para desarrollar los planes de ense√Īanza. Para ello, es imprescindible la presencia de las asignaturas de filolog√≠a aragonesa, filolog√≠a catalana y did√°ctica de ambas lenguas en las Escuelas Universitarias de Formaci√≥n del Profesorado y en la Facultad de Filosof√≠a y Letras de la Universidad de Zaragoza.

El Gobierno de Aragón, una vez asumidas las competencias de educación no universitaria, creará en las comarcas donde se imparten las asignaturas de aragonés y catalán un órgano pedagógico que colabore en la formación permanente y especialización del profesorado y en la elaboración de proyectos y materiales educativos en los que, respetando la unidad de la lengua, se integren las características propias de las hablas locales.

6. Toponimia. Plan de se√Īalizaciones

El reconocimiento legal de las lenguas minoritarias abarcar√° tambi√©n la reglamentaci√≥n de la toponimia tradicional, haciendo extensiva la cooficialidad a los top√≥nimos de la Comunidad Aut√≥noma y fijando los nombres oficiales de los territorios, las comarcas y los n√ļcleos de poblaci√≥n.

El reconocimiento legal establecer√° la competencia de las administraciones locales en materia de denominaci√≥n biling√ľe de v√≠as urbanas y de lugares o partidas del t√©rmino municipal.

De conformidad con la Ley de Carreteras vigente en la Comunidad Aut√≥noma, el Gobierno de Arag√≥n desarrollar√° un Plan de se√Īalizaciones biling√ľe en las zonas de cada dominio ling√ľ√≠stico y establecer√° un programa de ayudas a las Administraciones locales para la rotulaci√≥n biling√ľe de las v√≠as urbanas, lugares o partidas municipales.

En todos los casos, la reglamentaci√≥n de la normalizaci√≥n de la rotulaci√≥n p√ļblica respetar√° las normas internacionales asumidas por el Estado espa√Īol.

7. Apoyo a publicaciones, manifestaciones y medios de comunicación en las lenguas minoritarias. Apoyo a las asociaciones

El Gobierno de Arag√≥n y las Administraciones p√ļblicas aragonesas proteger√°n, mediante planes de acci√≥n cultural espec√≠ficos, las manifestaciones culturales y art√≠sticas, la edici√≥n de libros, la producci√≥n audiovisual y, en general, las actividades que se realicen en aragon√©s y en catal√°n, con especial atenci√≥n a las variantes locales y comarcales de ambas lenguas.

Las Administraciones p√ļblicas aragonesas cooperar√°n con las asociaciones e instituciones que tienen por objeto impulsar la defensa, promoci√≥n, protecci√≥n, estudio e investigaci√≥n y difusi√≥n de las lenguas minoritarias y de sus caracter√≠sticas locales, mediante el establecimiento de convenios o de l√≠neas espec√≠ficas de subvenci√≥n.

Los medios de comunicaci√≥n social tienen un papel importante en la normalizaci√≥n del uso de las lenguas minoritarias en Arag√≥n, tanto en lo que respecta a la producci√≥n y difusi√≥n de espacios en aragon√©s y catal√°n, como a la concienciaci√≥n de todos los aragoneses para que reconozcan como patrimonio cultural propio de toda la Comunidad Aut√≥noma la diversidad ling√ľ√≠stica.

8. Creaci√≥n de un √≥rgano administrativo encargado de la normalizaci√≥n ling√ľ√≠stica

Establecimiento de un √≥rgano administrativo encargado de la pol√≠tica ling√ľ√≠stica, en un plazo no superior a seis meses.

Serán funciones de este órgano:

a) El impulso a la realizaci√≥n de estudios socioling√ľ√≠sticos e investigaciones ling√ľ√≠sticas y sociales, de censos de hablantes actualizados y de un mapa ling√ľ√≠stico de Arag√≥n.

b) La coordinaci√≥n de las diferentes administraciones en las actuaciones de pol√≠tica ling√ľ√≠stica propuestas en este Dictamen.

c) El seguimiento del Convenio con el Ministerio de Educaci√≥n y Cultura y su desarrollo, hasta la culminaci√≥n del proceso de transferencias en materia de ense√Īanza no universitaria.

d) La promoci√≥n de acciones pedag√≥gicas dirigidas a la sociedad para tomar conciencia de las propias se√Īas de identidad, puesto que ser pedag√≥gicos en la idea de un Arag√≥n plural en lo ling√ľ√≠stico debe conducir a prestigiar la lengua materna frente a actitudes de menosprecio. Asimismo, deber√° incrementar la informaci√≥n ling√ľ√≠stica en los territorios biling√ľes al objeto de fomentar la concienciaci√≥n de los hablantes, que en definitiva ser√°n los verdaderos art√≠fices de la conservaci√≥n y protecci√≥n de las lenguas y modalidades ling√ľ√≠sticas encomendadas por el Estatuto de Autonom√≠a de Arag√≥n.

e) La relación de la Administración autónoma con la institución consultiva oficial que se establezca, en su caso, para la lengua aragonesa y para la lengua catalana.

En el plazo de seis meses, el Gobierno de Aragón creará un unidad administrativa en la Diputación General de Aragón de traducción oficial aragonés-castellano y catalán-castellano, al objeto de facilitar que los aragoneses que lo deseen puedan dirigirse a su administración autónoma por escrito en cualquiera de las lenguas propias de Aragón y puedan ser contestados en ellas tal y como han regulado algunas administraciones locales.

Voto particular que el G.P. Popular

plantea frente a los apartados III y IV

del Dictamen elaborado por la Comisión especial

de estudio sobre pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n

A partir de la informaci√≥n y documentaci√≥n aportada por los comparecientes en la Comisi√≥n especial de estudio sobre pol√≠tica ling√ľ√≠stica en Arag√≥n, el Grupo Parlamentario Popular ha llegado a las siguientes conclusiones sobre el estado de la cuesti√≥n:

1. RECONOCIMIENTO DE LA REALIDAD MULTILING√úE DE ARAGON

En Arag√≥n, como consecuencia de la diversidad humana que particip√≥ en su configuraci√≥n hist√≥rica, se da la convivencia de tres sistemas ling√ľ√≠sticos:

- el castellano o espa√Īol, lengua oficial del Estado y lengua de uso general en la Comunidad Aut√≥noma;

- el catal√°n noroccidental, empleado en forma de variedades locales diversas como instrumento habitual de comunicaci√≥n eminentemente oral en las zonas lim√≠trofes con Catalu√Īa, zona compacta constituida por la Ribagorza, La Litera, el Bajo Cinca y parte del Bajo Arag√≥n zaragozano y turolense;

- el conjunto de hablas altoaragonesas que, al no haberse codificado en un momento dado como una lengua que se haya utilizado en todas sus posibilidades de comunicación, al no nivelarse ni alcanzar una unidad a lo largo de su historia, se presenta con un alto grado de fragmentación, en su forma oral, en los valles pirenaicos, en zonas prepirenaicas, así como en otros puntos aislados del territorio altoragonés.

Ambas variedades ling√ľ√≠sticas minoritarias, que constituyen un elemento irrenunciable de nuestro patrimonio cultural, han de ser protegidas por la Administraci√≥n, resultando necesaria una actuaci√≥n decidida del Gobierno de Arag√≥n que venga a desarrollar el art√≠culo 7 del Estatuto de Autonom√≠a, dada la especial situaci√≥n en que se encuentran: en el caso del conjunto de hablas altoaragonesas, el n√ļmero de hablantes es cada vez m√°s reducido, se est√° produciendo un envejecimiento de los hablantes sin que las j√≥venes generaciones incorporen su uso y est√°n sufriendo un progresivo grado de castellanizaci√≥n; este riesgo de desaparici√≥n no amenaza al catal√°n de Arag√≥n, que es transmitido oralmente de padres a hijos, si bien se encuentra en una situaci√≥n de diglosia funcional y corre el peligro de verse progresivamente catalanizado y, en cierta medida, castellanizado.

El √ļnico censo de hablantes de estas variedades ling√ľ√≠sticas minoritarias data de 1981. De acuerdo con √©l, el conjunto dialectal aragon√©s es hablado por comunidades que suman en total alrededor de 30.000 personas. Esta comunidad de hablantes lo mantiene en muy diversas situaciones y diferentes grados, pues existen algunos municipios en los que el 80-90% de la poblaci√≥n lo conoce y utiliza, otras localidades en las que un peque√Ī√≠simo n√ļmero de hablantes o conocedores del dialecto mantienen su pervivencia en un estado casi de latencia, y otros en los que se mantiene como un elemento puramente folkl√≥rico. De acuerdo con el mismo censo, el catal√°n de Arag√≥n es hablado en el √°mbito familiar y social por alrededor de 60.000 personas. No obstante, las √ļltimas estimaciones sit√ļan la utilizaci√≥n de las hablas altoaragonesas por debajo de los 10.000 hablantes y del catal√°n de Arag√≥n en torno a los 43.000.

Dado el tiempo transcurrido desde la realizaci√≥n de dicho censo, es urgente y necesaria la realizaci√≥n de un censo de hablantes y de un mapa ling√ľ√≠stico actualizados y fiables para ambos sistemas ling√ľ√≠sticos.

A pesar de las circunstancias expuestas que rodean su utilizaci√≥n, en los √ļltimos a√Īos, con diferente intensidad y resultados, se est√° produciendo un creciente inter√©s por su recuperaci√≥n y dignificaci√≥n, que est√° consiguiendo la concienciaci√≥n de los hablantes y de una parte significativa de la poblaci√≥n aragonesa.

2. DESARROLLO DEL ARTICULO 7 DEL ESTATUTO DE AUTONOMIA DE ARAGON

El Estatuto de Autonom√≠a de Arag√≥n, en su art√≠culo 7, establece: ¬ęLas lenguas y modalidades ling√ľ√≠sticas propias de Arag√≥n gozar√°n de protecci√≥n. Se garantizar√° su ense√Īanza y el derecho de los hablantes en la forma que establezca una Ley de Cortes de Arag√≥n para las zonas de utilizaci√≥n predominante de aqu√©llas.¬Ľ

En ese sentido, instamos al Gobierno de Arag√≥n para que, antes del 31 de diciembre de 1998, presente ante las Cortes de Arag√≥n un proyecto de ley en el que, conocidos los datos resultantes del Estudio socioling√ľ√≠stico de las hablas pirenaicas que est√° realizando el Departamento de Ling√ľ√≠stica General e Hisp√°nica de la Universidad de Zaragoza, teniendo en cuenta el ya realizado para la zona oriental y, tras la realizaci√≥n, si fuese necesario, de una consulta generalizada a los hablantes, se reconozca la existencia junto al castellano del conjunto de hablas altoaragonesas y del catal√°n de Arag√≥n como dos sistemas ling√ľ√≠sticos propios de la Comunidad aut√≥noma, se delimiten las zonas de dominio y utilizaci√≥n predominante de √©stos y se establezcan las medidas necesarias para garantizar su protecci√≥n, su ense√Īanza y el derecho de los hablantes.

Dichas medidas deber√°n tender a garantizar:

- el derecho de todos los aragoneses a utilizar su habla materna y a expresarse en ella tanto en la forma oral como escrita;

- el derecho de los hablantes de las variedades ling√ľ√≠sticas minoritarias a recibir su ense√Īanza y a disponer de espacios de comunicaci√≥n en dicha variedad;

- la progresiva normalizaci√≥n del uso de los dos sistemas ling√ľ√≠sticos minoritarios en los territorios donde su uso ha sido tradicional e hist√≥rico.

3. ACCIONES DE CARACTER CULTURAL Y DE RECUPERACION DEL PATRIMONIO

Considerando la delicada situaci√≥n en que se encuentran ambos sistemas ling√ľ√≠sticos minoritarios y las distintas, y muchas veces contrapuestas sensibilidades que el tratamiento de la cuesti√≥n ling√ľ√≠stica despierta entre los propios hablantes, parece aconsejable dedicar un esfuerzo prioritario a acciones de car√°cter cultural y plantear las medidas legislativas con una gradaci√≥n meditada en funci√≥n de la voluntad de los propios hablantes, de forma que las acciones que se determinen sean medidas que todos los aragoneses encuentren razonables, no generen conflicto y fomenten la tolerancia en una Comunidad Aut√≥noma que, por su propia configuraci√≥n hist√≥rica, ha sido espacio de convivencia de razas, religiones y culturas diversas.

De esta forma, parece conveniente que desde el Gobierno de Aragón:

a) Se promueva la investigaci√≥n y la realizaci√≥n de estudios fonogr√°ficos que describan las hablas locales y comarcales a nivel l√©xico, morfol√≥gico, fon√©tico y sint√°ctico, con el fin de fijar sus rasgos diferenciadores y coincidentes y poder determinar el objeto de ense√Īanza/aprendizaje en cada localidad preservando las peculiaridades propias.

b) Se potencie la recuperación de textos en hablas vernáculas.

c) Se potencie las manifestaciones culturales y artísticas, publicaciones y producción de los medios de comunicación en dichas hablas, como medida que coadyuve a su dignificación y a garantizar el derecho de los hablantes a recibir información en estas hablas con contenido aragonés.

d) Se apoye econ√≥micamente, en la medida de las posibilidades presupuestarias, a las asociaciones e instituciones que tienen por objeto la promoci√≥n, protecci√≥n, estudio, investigaci√≥n y difusi√≥n de estas variedades ling√ľ√≠sticas.

e) Se informe y se forme correctamente a todos los aragoneses acerca de la realidad ling√ľ√≠stica de Arag√≥n y especialmente a los propios hablantes para que se conciencien de su riqueza cultural como patrimonio de toda la Comunidad.

4. ACCIONES DE CARACTER EDUCATIVO

En desarrollo del art√≠culo 7 del Estatuto de Autonom√≠a, el Gobierno de Arag√≥n, de acuerdo con lo que establezca la Ley, deber√° garantizar la ense√Īanza de las hablas altoaragonesas y del catal√°n de Arag√≥n en las zonas de dominio de √©stos, en horario lectivo, tanto en la Ense√Īanza Obligatoria como en los Planes de Educaci√≥n de Adultos, con arreglo a los criterios de voluntariedad y respeto.

Resulta urgente la modificaci√≥n del Convenio existente con el Ministerio de Educaci√≥n y Cultura para la ense√Īanza del catal√°n de Arag√≥n, en el sentido de que dichas ense√Īanzas se adapten a la LOGSE y se extienda en paridad para la ense√Īanza de las hablas pirenaicas, tal como contempla la Moci√≥n 5/96, aprobada por unanimidad de las Cortes de Arag√≥n.

Asimismo, la formaci√≥n y capacitaci√≥n del profesorado en estos sistemas ling√ľ√≠sticos es un objetivo prioritario para desarrollar los planes de ense√Īanza. Para ello es imprescindible la presencia de las asignaturas de Filolog√≠a Catalana, Aragonesa y sus respectivas did√°cticas en las Escuelas Universitarias de Formaci√≥n del Profesorado y en la Facultad de Filosof√≠a y Letras de la Universidad de Zaragoza y de los centros universitarios de ella dependientes.

El Gobierno de Arag√≥n, una vez asumidas las competencias en materia educativa no universitaria, deber√° establecer un dise√Īo curricular base y crear en las comarcas donde se impartan dichas asignaturas un √≥rgano pedag√≥gico que coordine la elaboraci√≥n de las programaciones, colabore en la formaci√≥n permanente del profesorado y en la elaboraci√≥n de proyectos y materiales educativos propios adaptables a cada una de las variedades locales. En todo caso, si se adoptase un panorama com√ļn para facilitar la ense√Īanza, velar√° por que la referencia de y al habla local sea permanente.

5. OTRAS MEDIDAS DE CONCIENCIACION Y DIGNIFICACION: TOPONIMIA Y PLAN DE SE√ĎALIZACIONES

El Gobierno de Arag√≥n se√Īalizar√° progresivamente los n√ļcleos de poblaci√≥n y carreteras circunscritas al √°mbito de utilizaci√≥n predominante de las variedades ling√ľ√≠sticas minoritarias en castellano y en la variedad local, tan pronto como disponga del cat√°logo de top√≥nimos etimol√≥gica e hist√≥ricamente utilizados.

Asimismo, establecer√° la competencia de la administraci√≥n local para la doble denominaci√≥n de v√≠as urbanas, lugares y partidas de los t√©rminos municipales objeto del dominio ling√ľ√≠stico que establezca la propia Ley y establecer√° un plan de ayudas a las administraciones locales que opten por dicha se√Īalizaci√≥n.

En todos los casos se respetar√°n las normas internacionales asumidas por el Estado espa√Īol.

6. AMPLIACION DE LOS MEDIOS ADMINISTRATIVOS EXISTENTES PARA EL DESARROLLO DE UNA POLITICA LING√úISTICA ACORDE CON LAS NECESIDADES SOCIOLING√úISTICAS DE LA COMUNIDAD AUTONOMA

A medida que las necesidades lo requieran, se dotar√° de un equipo suficiente de personas al Departamento de Educaci√≥n y Cultura del Gobierno de Arag√≥n para que lleve adelante las acciones necesarias para el desarrollo del art√≠culo 7 del Estatuto de Autonom√≠a y de la Ley de Cortes que regule la pol√≠tica ling√ľ√≠stica en la Comunidad Aut√≥noma.

Zaragoza, 7 de abril de 1997.

La Diputada

MARTA CALVO PASCUAL